El Instituto Hidrometeorológico Eslovaco cumple 65 años

Ciencia y Tecnología

El Instituto Hidrometeorológico Eslovaco cumple 65 años

26. 02. 2019 13:52

Hoy dedicaremos parte de nuestro tiempo a una de las instituciones eslovacas más y mejor valoradas por los ciudadanos, sobre todo si tenemos en cuenta las cantidad de veces que, incluso diariamente, solicitan de ella información. Además, la institución de la que enseguida revelaremos el nombre, acaba de celebrar los sesenta y cinco años de existencia. Nos estamos refiriendo al Instituto Hidrometeorológico Eslovaco, más conocido por sus siglas en lengua eslovaca, SHMU. Este organismo es el encargado de ofrecer el servicio especializado meteorológico e hidrológico, de ámbito nacional, y con sus implicaciones internacionales. La parte más conocida y popular es la información que sobre el tiempo ofrecen diariamente, pero también monitorean el caudal de nuestros ríos, ofrecen las posibles advertencias sobre seguridad a la población, según sea necesario, y acumulan e interpretan todos los datos sobre el estado del aire, aguas, y atmósfera sobre el territorio eslovaco.

A pesar de haber sido creado según ley del 1 de enero de 1954, el Instituto Hidrometeorológico es la continuación de los servicios de esta clase existentes en nuestro país, desde, aproximadamente, el siglo XIX. En la actualidad el Instituto depende del Ministerio de Medio Ambiente de la República Eslovaca, y sirve la previsión del tiempo no solo a la población, sino a diversas otras instituciones, entre ellas la aviación civil eslovaca. Así que en primer lugar hemos preguntado a su director, Martin Benko, ¿cuál fue la razón de la creación del Instituto? El gran desarrollo científico conseguido en esos años, ¿hizo necesaria la instauración de un centro especializado?

Ese año 1954, a partir del 1 de enero entró en vigor la directriz del gobierno sobre un instituto hidrometeorológico con la que se reunían en un solo instituto los servicios meteorológicos e hidrológicos. Y hasta el día de hoy seguimos teniendo ambas instituciones bajo el mismo techo.

Seguramente no es casualidad que el edificio del Instituto se encuentre en una de las zonas más altas de Bratislava, en Koliba. ¿Fue una elección de los primeros directores del instituto?

Nuestros antepasados eligieron muy bien el lugar donde situaban el Instituto. Aunque cierto es que no es necesario siempre que esté situado en un punto tan alto como el nuestro, también es cierto que para la observación del tiempo en aquel momento seguro que tenía muchas ventajas. Hoy en día confiamos mucho más en la tecnología y recursos diferentes que nos posibilitan el monitoreo de la atmósfera y del resto del medio ambiente.

Aquellos oyentes nuestros que viven en Bratislava, o en Eslovaquia conocen del Instituto, sobre todo, a los hombres del tiempo y sus predicciones meteorológicas, que a menudo aparecen en nuestra emisora, o en la televisión pública. Pero sabemos que este Instituto no está compuesto, solamente, por especialistas que predicen el tiempo…

Es natural que el público se encuentre, sobre todo, con las previsiones meteorológicas que se hacen en los diferentes canales televisivos o radiofónicos, ya que es algo que nos interesa siempre a todos: saber qué tiempo hará en las próximas horas, o días… Pero los oyentes seguro que conocen también nuestros avisos, que principalmente afectan a los tres grandes ámbitos que nuestro instituto alberga, es decir, el servicio meteorológico y la previsión del tiempo de la que estábamos hablando, la hidrología, y también el servicio climatológico.

Explíquenos ¿qué encontramos en este edificio, sede del Instituto, y cuáles son esos instrumentos especiales que ahora vemos aquí y sin el cual sus científicos ya no podrían trabajar en este siglo XXI?

Nos encontramos en la sede central del Instituto Hidrometeorológico eslovaco donde se reúnen los datos acopiados por nuestros sistemas de recogida de información. Gestionamos más de 3.500 estaciones de medición meteorológica o climatológica, sondas, lugares de observación, etc. Disponemos de un laboratorio de calibración, que se cuida de que todos los instrumentos sean precisos. Y disponemos de un superordenador que es el encargado de configurar nuestro conocido sistema de medición y previsión, el llamado "Aladín", que gestionamos y desarrollamos en colaboración con otros quince países. Se trata de una importante colaboración internacional. Y evidentemente disponemos de un centro de predicción del tiempo en el cual las veinticuatro horas del día realizamos el seguimiento del tiempo en nuestro territorio, y desde el que lanzamos los posibles avisos.

Y es precisamente sobre estos avisos a la población que hemos preguntado a Jozef Čaplár, director del mencionado departamento sobre los diferentes tipos existentes. Sabemos que los hay sobre lluvias torrenciales, el crecimiento de los ríos y seguramente en caso de temperaturas extremas, tanto de frío como de calor

En lo referente al tiempo meteorológico tenemos 9 parámetros sobre los que efectuamos diferentes avisos. En caso de lluvias intensas, o torrenciales a causa de tormentas, por fuertes vientos, por granizo, también tenemos por vientos huracanados pero que no tienen relación con tormenta alguna, avisos por altas temperaturas, también por heladas y bajas temperaturas. En el marco de este último aviso diferenciamos también en el caso de hielo en superficie, que es la predicción que resulta interesante para los agricultores, para proteger, si se puede, las cosechas. A continuación avisamos en caso de carreteras heladas, por acumulación de nieve, y por nieve con viento, que provoca peligro siempre en las carreteras. Y finalmente tenemos también por peligro de inundaciones, o por grandes acumulaciones de nieve, que luego producen esos desbordamientos.

Usted hace mucho tiempo que trabaja en este servicio. ¿Puede decirnos si los avisos producidos han cambiado con el transcurso de los años, es decir, si podemos asegurar que el tiempo en Eslovaquia está sufriendo algún tipo de cambio o modificación?

Si me refiero por ejemplo a los avisos sobre situaciones y peligros hidrológicos ha habido años en los que hemos emitido relativamente pocos avisos sobre peligros relacionados con ello. Pero recuerdo que en el año 2010, que fue un año muy húmedo, continuamente emitimos avisos por peligros diversos, varios al mes, con excepción de los dos meses de verano. Y recuerdo que fue uno de los años más difíciles… Y en lo referente al tiempo, gracias a la mejora de los instrumentos durante los últimos tiempos hemos conseguido monitorear mejor los cambios, ya somos capaces de hacer seguimiento de temas más locales, mucho mejor que hace diez años. Por todo ello creo que se puede asegurar que en la actualidad emitimos más avisos por peligros diversos, y al mismo tiempo, no se puede afirmar que se haya producido un aumento de estas situaciones.

Sobre eso mismo nos hablaba también Zuzana Danačová, directora del departamento de aguas profundas y en superficie del mencionado instituto, y de las diferencias en el monitoreo entre los diferentes años… Por ejemplo, se sabe que los años 1813 y el 1965 fueron extremadamente húmedos… Pero… ¿cómo son estos últimos años desde el punto de vista hidrológico?

Los extremos se producen por una parte a causa de esos años húmedos y las inundaciones que provocan, pero también por los años de sequía. En la última época encontramos más de estos últimos, pero si volvemos la vista ocho años atrás, fue un año muy húmedo, en el que en todo el territorio eslovaco hubo grandes inundaciones. A continuación, en cambio, el 2011 y el 2012 fueron años muy secos. Desde entonces no estamos teniendo demasiada nieve, con los que nuestras reservas acuíferas no se renuevan. Pero aún y así nos mantenemos en la normalidad, aunque eso sí, tendiendo hacia una sequedad predominante.

Y también, y finalmente, formulamos alguna pregunta a Jozef Vivoda, especialista en el sistema Aladín, el sistema estrella del Instituto Hidrometeorológico eslovaco, ya que en base a él se efectúan las predicciones….. -y hay que decir que muy acertadas- que aparecen en la página web del Instituto, así como en su aplicación para móvil. Esta página diariamente es consultada por miles de eslovacos, para conocer, hora por hora, cuál es la predicción del tiempo en nuestras ciudades. Jozef Vivoda, pues, nos explica, cómo funciona el sistema Aladín.

La atmósfera está formada por una mezcla de gases que se rige por leyes físicas, muchas de ellas las estudiamos en la escuela, como la ley de preservación de la materia, entre otras. Y a través de fórmulas y algoritmos, podemos descifrarlas en valores matemáticos. Para poder hacer eso debemos dividir el aire que respiramos en compartimentos diversos. En este modelo Aladín usamos sectores que tienen una medida horizontal de cuatro kilómetros y medio por unos quinientos metros de altura, lo que hace que en toda Europa tengamos a disposición unos diez millones de datos.

Es decir, que esos datos se llevan del radar a los ordenadores y a través de complicadas fórmulas se convierten en los datos que vemos en el móvil o el ordenador... ¿Es así?

Estos datos, estos millones de números se calculan en Francia, en el servicio meteorológico francés, en un modelo global para todo el planeta, y a continuación se interpola a una mayor escala, en Europa, y se nos envían. Pero antes de hacer la previsión, los confrontamos y mejoramos con las mediciones que tenemos en el ámbito local y conseguimos hacer una previsión cada tres minutos. Con todo, para el público emitimos únicamente una previsión para cada hora, y en un espacio de tres días, es decir para 72 horas.

En este momento, el modelo Aladín, y las predicciones que de él se desprenden son, como decíamos, la estrella del Instituto Meteorológico eslovaco. Según las estadísticas con que trabajan saben que el número de visitas que reciben anualmente en la página web del Instituto llegan a los varios cientos de millones, que seguramente aumentarán proporcionalmente durante los próximos años con el aumento de la capacidad de los ordenadores del Instituto para mejorar su trabajo.

SHMÚ_65 rokov
Stiahnuť audio súbor

Hilari Ruiz de Gauna i Torres Foto: TASR

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??