El Museo Nacional Eslovaco festeja 120 aňos de su existencia

Ciencia y Tecnología

El Museo Nacional Eslovaco festeja 120 aňos de su existencia

20. 02. 2014 00:00

Para introducir el próximo tema quisiera compartir con ustedes una observación de mi cólega de la sección rusa, que me ha dicho que lo que la fascina de los eslovacos es su pasión por los museos. Hasta en un pueblo de mil habitantes se puede encontrar algún museo pequeňo. Hay de todo: museos de esquís, de juguetes, de la cinematografía animada, los que documentan la vida de varios escritores, etc. Y en la cima de todo ello reina el Museo Nacional Eslovaco, que este aňo festeja 120 aňos de su existencia. Nos habla Gabriela Podušelová, vicejefa de la institución:

”Solemos decir que nuestro museo abarca toda Eslovaquia, desde Myjava, situada al occidente del país, hasta la ciudad más oriental de Svidník. Administramos casi 60 exposiciones, que presentamos en varios edificios de valor histórico por todo el país. En nuestras colecciones hay alrededor de 4 millones de objetos.”

Durante casi todo el aňo 2014, concretamente hasta el 29 de noviembre, el Museo Nacional Eslovaco celebrará una exposición extraordinaria, dedicada precisamente a este aniversario redondo. En sus espacios bratislavenses, en concreto, están expuestos multitud de piezas de varias ramas científicas. Mencionaré sólo algunos objetos curiosos, como el ternero disecado de dos cabezas, la parte frontal del cráneo del hombre neandertal o, de la historia moderna, la gorra del general Milan Rastislav Štefánik. Los visitantes pueden ver también los objetos más antiguos de las colecciones del museo, entre los que se encuentran los bordados de la ciudad de Martin, que fueron absolutamente los primeros.

“El fundador del museo fue el cura Andrej Kmeť, quien se interesaba en colecciones de varios tipos. Muy apreciada es su colección botánica, que incluye, por ejemplo, el fruto de la palmera lodoicea, considerado como el mayor fruto en el mundo. Exponemos el herbario eslovaco más antiguo, que es el herbario del monje Cipriano, una personalidad misteriosa de nuestra historia que construyó un mecanismo para volar y ejerció también de curandero. O también es posible ver en la exposición actual el esqueleto del mamut de Beša. Pienso que a cada uno le interesa algo diferente, y por ello es difícil destacar sólo un par de objetos. Lo que les puedo asegurar es que cada visitante va a encontrar algo que cautive su atención, dado que esta exposición está formada por valiosísimas piezas de todas las disciplinas que uno pueda imaginarse que es posible coleccionar”, aňade Podušelová.

 

Mária Mangová

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??