Las aves de rapiňa en el aeropuerto de M. R. Štefánik

Ciencia y Tecnología

Las aves de rapiňa en el aeropuerto de M. R. Štefánik

10. 03. 2015 13:34

Todo empezó el 29 de octubre del 1923 cuando después de un vuelo de 3 horas, un avión que viajaba desde Praga con un solo pasajero a bordo aterrizó en el aeropuerto de Vajnory, pueblo adyacente a la ciudad de Bratislava. Los primeros destinos de los vuelos desde este aeropuerto fueron Praga, Viena, el mar Adriatico, y las ciudades rumenas de Cluj-Napoca y Bucarest.

Después de la segunda guerra mundial el transporte en el aeropuerto de Vajnory fue renovado, pero fue siempre más claro que la localización del aeropuerto en la vecindad de los Pequeňos Cárpatos hubiese representado un grave problema. Por eso, en 1948 empezó a construirse un nuevo aeropuerto cerca del pueblo de Ivanka pri Dunaji. Éste empezó a funcionar tres aňos más tarde, en 1951 y desde aquel entonces funciona en su forma reconstruida hasta hoy día como Aeropuerto de Milan Rastislav Štefánik. Es un aeropuerto moderno del cual se pueden alcanzar los destinos como Praga, Dublin, Burgas, Rhodos, Dubái, Roma, Milan, Madrid o Bruselas. Entre las cosas específicas de este aeropuerto destaca su protección biologica. Conocen ustedes casos, cuando una bandada de pajaros entrando en la ruta del avión mientras se despegaba o entrando un pajarito en el motor del avion causó un accidente grave? Justamente para evitar estas situaciones los aeropuertos eslovacos emplean a los halconeros que entrenan allí halcones, aguilas, azores y otras aves de rapiňa que cazan o por lo menos repelen las aves menores. En Bratislava las entrena Roman Čajkovič.

Puesto que nuestras aves están equipadas de transmisores en una de sus patas, cuando se pierden las podemos localizar con un receptor especial. El alcance de este transmisor es de 40 km en una superficie llana, es decir, sin grandes barreras. Cuando las captamos con el transmisor tenemos que ir a recogerlas, dado que las aves de rapiňa no son palomas mensajeras que vuelven automaticamente al punto de partida. No es porque no sean capaces de hacerlo, sino simplemente porque tienen un carácter más libre. Esta situación suele ocurrir cuando nuestras aves se siente atraídas por alguna presa. Cuando logran agarrarla, naturalmente se quedan en un lugar para comersela. Y en ese momento empiezan a sentirse libres o verdaderas aves de rapiňa. Y ahí es cuando tenemos que llegar nosotros para recogerlas. Es importante tener cuidado sobre todo con los primeros vuelos libres.

Los halconeros en el aeropuerto no son los mismos que podemos admirar durante las exhibiciones de cetrería en los castillos o en otros eventos naturales o históricos. El objetivo del entrenamiento de aves de rapiňa en los aeropuertos es del todo especifico, las aves exclusivamente tienen que cazar a las aves más pequeňas y regresar al mismo lugar. Las aves de rapiňa entrenadas por el seňor Roman Čajkovič provienen de América del Sur.

Para llamar a las aves de rapiňa y entrenarlas usamos una especie de seňuelo o aparato entrenador. Durante el entrenamiento nuestros pajaros reciben pequeňos estímulos y al final un pedazo de carne. Nosotros no usamos los seňuelos de silbato, ni pitos, es suficiente empezar a girar con este entrenador fijado en el guante y el ave viene notando un movimiento conocido. Es que las aves de rapiňa tienen la vista adaptada para notar los movimientos. Si una paloma no se mueve, no la nota, pero si solo parpadea, el ave de rapiňa la puede notar desde una distancia de 1 km. Esta su caracteristica la empleamos generando el entrenador con el que puede volar, comer y que en el mismo tiempo sirve de seňuelo.

Afortunadamente, en el aeropuerto de Bratislava no han sucedido graves accidentes aéreos, aparte de él del aňo 1976, cuando durante el aterrizaje se estrelló un Iljušin Il-18B que volaba desde Praga con 76 personas a bordo, terminó en el agua del lago de Zlaté piesky, situado a unos 3 km de la pista de aterrizaje. Fallecieron todos los viajeros. Miroslav Pavelka, operador de la torre de control revela que el temor de accidente sigue estando presente en todos los empleados del centro de control.

Claro, la pesadilla de cada operador de control aeroportuario es un accidente de avion. Yo me recuerdo del accidente del Boeing de la compaňía Southern airlines de la República de Ghana que ocurrió aquí en febrero del 1999. En aquel entonces el avion tuvo problemas durante el despegue, al estar mal equilibrado su peso, se precipitó a tierra. Afortunadamente no hubo víctimas. Pero el avión tuvo que quedarse en Bratislava y nosotros tuvimos que desguazarlo.

aeropuerto Bratislava_aves de rapiňa
Stiahnuť audio súbor

Ladislava Hudzovičová

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??