Concurso El mundo en Eslovaquia – 5ª ronda: París

Concurso

Concurso El mundo en Eslovaquia – 5ª ronda: París

07. 05. 2018 12:18

Los habitantes de Eslovaquia no siempre tienen que coger un barco, un avión o un tren si quieren visitar Canadá, Siberia, Corea, Hawái o Praga. Realmente pueden hacerlo sin salir de nuestro país. Gracias al nuevo concurso de RSI que lleva como nombre "El mundo en Eslovaquia", y que realizamos con ocasión de 25 aniversario del nacimiento de la República Eslovaca independiente, les mostraremos y descubriremos algunas poblaciones y localidades de nuestro país que llevan nombres similares a los de algunos destinos turísticos de fama mundial o zonas geográficas de otras partes del planeta.

Los requisitos del concurso se mantienen invariables. El mismo se transmitirá el primer sábado de cada mes, exceptuando los meses de julio y agosto, en los que haremos una pausa. En total serán 10 entregas al año. El primer sábado de cada mes ustedes podrán escuchar una nueva pregunta a la cual podrán contestar, enviándonos su respuesta. El ganador de la ronda recibirá un obsequio de la radio. Al menos una vez más al mes podrá escuchar la repetición de la ronda, dedicada especialmente a todos aquellos que no tuvieron la oportunidad de hacerlo el primer sábado.

Sin embargo, antes de dar paso a la quinta ronda, lo que haremos será ofrecerles la respuesta de la ronda cuarta y, lógicamente, conoceremos el vencedor de la misma. La pregunta era: ¿En qué lengua hablan, en casa, los habitantes de la población de Havaj, situada en la zona rutena de Eslovaquia? La respuesta…el ruteno. Y el nombre del afortunado vencedor de esta ronda, y que por tanto recibirá nuestro obsequio es….atención…

María del Carmen Ramírez Benítez, que nos escribe y escucha desde la población de Bayamo, en Cuba. Así pues… ¡Enhorabuena María del Carmen!

En la quinta ronda visitaremos París. Pero claro está, no la capital francesa, la bella ciudad europea, que todos deseamos visitar alguna vez. Nuestra ronda de este mes nos llevara a un lugar un tanto húmedo... Hoy, siguiendo con nuestros viajes por los lugares que encontramos en Eslovaquia con nombres de todo el mundo visitaremos una zona, cuyo nombre nos recuerda, como decíamos, al de la capital francesa, la ciudad de Víctor Hugo, del museo del Louvre, y de la Torre Eiffel.

Y sí, recordamos París, tal y como dice la canción de Jaro Filip que escuchábamos, porque precisamente junto a la pequeña población de Gbelce, adonde vamos hoy, en el sur de Eslovaquia, entre las poblaciones de Nové Zámky y Šturovo, encontramos unos humedales, con ese preciso nombre…París

Tenemos…hay un arroyo que se llama París y, a su lado, o como parte de él, encontramos unos humedales que reciben también el nombre de París. Evidentemente se trata de una gran superficie, 140 hectáreas de las cuales más de 80 se encuentran en el término municipal de nuestra población, Gbelce.

Quien nos lo explicaba es František Szocs, alcalde de la población contigua de Gbelce, de unos dos mil habitantes, y cuyo nombre en húngaro es el de Kobolkút, ya que la lengua magiar y no la francesa, es la segunda lengua oficial de esta zona. Según el alcalde, existe una posible explicación histórica a este nombre...

Hace tiempo, junto al arroyo, había un pozo en el que había agua caliente que descendía hasta el propio arroyo, que se llamaba París. Durante el invierno este agua se evaporaba, es decir, se escapaba en forma de vapor, y seguramente recibió el nombre de París a causa de un error de escritura, ya que en eslovaco vapor de agua es "vodná para". Existía un antiguo mapa militar en el que se escribía el nombre de canal Paríz, de lo que pensamos que apareció el nombre de estos humedales.

Otra versión, en cambio, dice que a principios del siglo XIX el conde Pálffy hizo venir a un ingeniero parisino para que crease un lago, o unas marismas o humedales que achicasen y desviasen el agua de las tierras de cultivo circundantes. Así que si a causa del vapor, o llegado desde París… De cualquier manera, los Humedales de París tienen en la actualidad una forma diferente a la que tenían en el mapa de 1850. Pueden observarse desde las alturas de una torre de vigía de madera, la que podría ser considerada la torre Eiffel local, aunque el señor alcalde piensa que la mejor vista se obtiene desde una cercana pista de motocrós.

Esto significa que estos pequeños islotes verdes que componen los humedales no eran, en aquel entonces, parte de los mismos. Así que con el tiempo fue el viento el que ayudó a formarlo, el que hizo que estos pequeños islotes se fuesen moviendo por la superficie y configurando los actuales humedales.

Seguía siendo el alcalde Szocs quien nos lo recordaba. También los investigadores y científicos de la Academia de Ciencias eslovaca estudian en estos humedales el paso del tiempo. Diez años después de las primeras mediciones toman muestras del agua pantanosa de los humedales para la realización de pruebas…

El agua es, en general, bastante buena. Muchos de los parámetros son buenos. Pero sobre todo el problema está en el oxígeno, ya que en general la hierba está muy alta, muy crecida, y llena de barro y tierra, así que seguramente eso limita la posibilidad de que aquí haya peces. Esta es un agua que se encuentra en superficie, así que debería cumplir unos mínimos de calidad, pero como que hablamos de unos humedales, que como decíamos tienen la hierba alta y sucia de tierra, ello se refleja posteriormente en la calidad del agua y evidentemente en la fauna que vive en el agua... o mejor dicho, en la que no vive en ella.

Quien nos lo explicaba es Jana Borovská, del Instituto de ecología de la Academia de Ciencias eslovaca. Si la hierba de los humedales se segase y cortase regularmente, ello ayudaría a la calidad del agua. También las personas que viven en la zona querrían que se segase, pero como que el humedal de París es una reserva nacional de la naturaleza, está protegido ante la intervención humana. Además en las cañas de las marismas anidan miles de aves y pájaros...

Entre las aves que encontramos aquí se encuentra el abejaruco, son muy bonitos, de colores, también tenemos al pájaro bigotudo… Hay muchos tipos de pájaros que pasan o anidan por aquí…

El alcalde de Gbelce, František Szocs, continúa nombrando a algunos de los más de 170 tipos de aves y pájaros que durante los diferentes períodos del año anidan en estos humedales. Muchos de ellos son de un gran valor. Con todo, los menos queridos por los habitantes de lugar son precisamente los estorninos, de los cuales, en verano, encontramos aquí miles de ejemplares.

Exactamente, los estorninos encuentran aquí un sitio fantástico donde anidar, en las cañas de estos humedales. Pueden llegarse a ver varias decenas de millares. De hecho hacia finales de septiembre suele ser un problema, ya que hay diversos tipos de estorninos. Los procedentes de Europa Central son pájaros bastante pequeños, y cuando durante la segunda mitad de septiembre llegan los estorninos procedentes de Escandinavia. Y estos son el doble de grandes que los locales, y además llegan muy hambrientos y se comen todo lo que encuentran, uvas, frutas, quedándose durante una temporada en los humedales.

Quien se nos quejaba de los estorninos escandinavos es el señor František Kovač, antiguo alcalde de Gbelce, conocido entre sus conciudadanos como el Tío Feri. El tío Feri nació en el año 1930 y todavía recuerda cuando la caña de los humedales se utilizaba en la construcción local.

Se puede decir que esas cañas crecen allí para nuestro uso. Durante muchos siglos fue muy importante, ya que cada invierno se sacaban unos ciento diez mil o ciento veinte mil ejemplares, con lo que se podían complementar las construcciones de las tierras de los alrededores. Nosotros las utilizábamos porque crecían aquí de forma gratuita para nosotros y el único gasto que con ello teníamos aparecía con su siega y transporte. Es un material ligero, y cuando el tejado se protegía con estas cañas sabíamos que durante décadas no había problemas en el tejado, estábamos protegidos, y en verano teníamos fresco en las casas y en invierno calor.

Y bien, hasta aquí nuestro viaje por el París eslovaco, por estos humedales que tienen el mismo nombre que al capital de Francia. Y ahora les formularemos la pregunta de esta ronda, que es: ¿Cuántos tipos de aves y pájaros anidan, durante todo el año, en el humedal que recibe el nombre de París?

Nos pueden enviar la respuesta hasta el próximo día 29 de mayo, a la dirección siguiente:

RTVS - Radio Eslovaquia Internacional. Redacción en lengua española

Mlynská dolina,

845 45 Bratislava

República Eslovaca.

O por supuesto, también a nuestra dirección de correo electrónico: rsi_spanish@slovakradio.sk ¡Mucha suerte a todos!

Concurso El mundo en Eslovaquia – 5ª ronda_París
Stiahnuť audio súbor

Hilari Ruiz de Gauna i Torres Foto: TASR

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??