Bratislava histórica – 1ª ronda del concurso

Concurso

Bratislava histórica – 1ª ronda del concurso

05. 01. 2019 17:00

También en el año 2019 ustedes pueden competir con RSI y recibir algunos lindos premios. En el mes de marzo nuestra capital celebrará un importante aniversario. Por ello decidimos dedicar el concurso de este año a Bratislava, la metrópoli situada sobre el Danubio. En las 10 rondas les brindaremos información variada sobre su historia, la única posición geográfica, su gastronomía, tal y como les revelaremos sus particularidades, sus lugares poco conocidos y sus récords. La primera ronda lleva el nombre de Bratislava histórica. Sin embargo hablaremos tanto de los acontecimientos históricos como de su presente y su futuro.

Bratislava con sus 430 mil habitantes es una de las capitales más jóvenes de Europa y al mismo tiempo figura entre las ciudades con una historia muy rica. Gracias a su ubicación en el corazón de Europa y a orillas del Danubio, Bratislava representó una encrucijada importante de las vías comerciales y un centro en el que se mezclan y sobreponen varias culturas. Así como la vida humana trae momentos de alegría y de luto, igualmente nuestra metrópoli pasó por períodos del ascenso y de caída. Aquí dejaron sus huellas los celtas, los romanos y los eslavos. El territorio de Bratislava representaba un centro importante ya desde la edad del hierro tardía. Las primeras fuentes históricas relacionadas con Bratislava datan del siglo X, cuando al pie del castillo combatieron las tropas húngaras contra el ejército bávaro. Habla el recién fallecido historiador, Pavel Dvořák.

La inscripción del año 907 es la primera mención relacionada con la ciudad. Aunque se le llama Bresa Ausburg, estamos seguros de que se trata de Bratislava. Significa el castillo u oppidum de Breslao.

El año 1291 marcó un hito importante en la historia de Bratislava, pues fue cuando el rey Andrés III otorgó los privilegios reales a la ciudad. Y en el siglo XV, refiriéndose al decreto de Segismundo de Luxemburgo, Bratislava empezó a formar parte de las ciudades reales libres.

Él se empeñaba en convertir Bratislava en una ciudad central de Europa. Las improntas de aquella época se han conservado hasta hoy en día. El castillo y la catedral de San Martín tienen la forma tradicional de las construcciones típicas del período de Segismundo de Luxemburgo.

En el año 1536 Bratislava llegó a ser la capital de Hungría. La ciudad de los comerciantes, artesanos y vinicultores se convirtió en la sede de la nobleza y del clero. Hasta el año 1830 fueron coronados en la catedral de San Martín diez reyes húngaros, una reina y siete esposas de reyes. La más importante para la historia de la ciudad es, según Pavel Dvořák, María Teresa.

Hizo de Bratislava una sede real. Este fue el período de máximo auge de la ciudad. La mayor parte de los palacios que podemos admirar en hoy día fueron construidos en aquella época.

El fin de la Primera Guerra Mundial, en noviembre de 1918, trajo consigo varios cambios para la ciudad. El imperio austro-húngaro se desintegró, nació la República Checoslovaca y la ciudad que hasta aquel entonces se llamaba Pressburg, Pozsony o Prešporok fue establecida como la capital de Eslovaquia en el nuevo estado de Checoslovaquia. El nuevo nombre de Bratislava apareció en los mapas de Europa en marzo de 1919.

Bratislava se vio afectada durante los años de la Segunda Guerra Mundial. El 16 de junio de 1944 la ciudad fue bombardeada por la aviación estadounidense. La más dañada fue la refinería Apollo. Sin embargo, también fueron destruidos algunos barrios residenciales. Desde junio de 1944 hasta abril de 1945 la ciudad vivió la situación de la guerra, al ser ocupada por el ejército alemán. Fue liberada por el ejército ruso el 4 de abril de 1945.

Otro año muy importante en la historia de Bratislava fue el 1968, cuando en las salas del Castillo de Bratislava fue firmada la ley sobre la Federación checoslovaca y la ciudad se convirtió en la capital de la República Socialista Eslovaca.

Desde el año 1993 Bratislava representa la capital de la República Eslovaca independiente. Y hasta hoy en día continúa conservando su carácter multiétnico, multicultural y multinacional. Habla la socióloga, Silvia Porubänová.

Bratislava es una ciudad joven y dinámica, y la vida en ella continua atrayendo a gente de todos los rincones del país. Y debo decir que, además de los eslovacos, últimamente se asientan aquí también muchos extranjeros.

Volvamos nuevamente al pasado. Prešporok, Preßburg, Požoň y Bratislava - son todos nombres de la ciudad, de nuestra capital. Sus habitantes desde siempre ha representado una mezcla de nacionalidades. Como hemos dicho, Bratislava era una encrucijada de culturas. Se dice que el verdadero habitante de Bratislava - el llamado "Prešporák" podía hablar en eslovaco, alemán y húngaro. El historiador Jozef Tancer se dedica justamente a su aspecto multilingüístico. Le preguntamos: ¿en qué estado se encontraba el idioma eslovaco hace cien años?

Al comienzo del siglo XX los habitantes de Bratislava hablaban sobre todo el alemán y el húngaro. Dado que venían aquí muchos extranjeros, en las familias se hablaba también inglés, francés o italiano, varios idiomas eslavos, la comunidad judía hablaba el yiddish… El año 1918 representó un momento crucial. Precisamente ese año surge Checoslovaquia y como el eslovaco se establece poco a poco como el principal idioma de comunicación. Y puesto que viajaban aquí muchos funcionarios checos, el checo se convirtió en el segundo idioma oficial.

¿Y cómo están representadas las diferentes naciones en la Bratislava de hoy? Nos lo revelará Maroš Plitko de la organización - Bratislava Tourist Board.

Un 90% de los habitantes de Bratislava son eslovacos, cerca de un 3,5% son húngaros, luego están los romaníes, los rutenos, los ucranianos, los checos, los alemanes, los polacos y los croatas.

Bratislava es la ciudad más visitada de Eslovaquia. Más de un millón de turistas eslovacos y extranjeros llegan a la ciudad cada año con el fin de disfrutar de su belleza. La mayoría de los extranjeros procede de la República Checa y Alemania. Les atraen sobre todo los monumentos históricos como son el Castillo de Bratislava, la catedral de San Martín, el Palacio Primacial, la Torre de San Miguel, el Viejo Ayuntamiento y el ambiente acogedor del casco histórico. Continúa Alžbeta Melicharová, jefa del Centro de Información turística.

Bratislava es un lugar muy auténtico que ofrece una atmosfera local. Este fenómeno corresponde a las tendencias actuales, porque los turistas de hoy quieren vivir una experiencia auténtica. Quieren conocer a personas del lugar, probar comidas tradicionales… en este sentido nosotros somos de verdad únicos en Europa.

Bratislava es también una ciudad moderna, una ciudad europea, con varios rascacielos. Continúa Maroš Plitko.

Las construcciones nuevas se concentran a lo largo del río Danubio, donde ha surgido el llamado Down Town, o Manhattan de Bratislava. Aquí gradualmente irán apareciendo 15 edificios muy altos y el primer rascacielos eslovaco. Se espera que con este barrio se origine una vista de la ciudad completamente nueva.

Durante los últimos años la metrópoli a orillas del Danubio ha pasado por numerosos cambios. Han aparecido muchos edificios nuevos, edificios y monumentos reconstruidos, han surgido barrios nuevos… El desarrollo de construcciones obviamente conlleva a problemas en el transporte, en la calidad del medio ambiente y en la cantidad del esmog, de publicidad. Y justamente solucionar estos problemas es una de las tareas del ayuntamiento. ¿Cuál es la visión del nuevo alcalde, Matúš Vallo?

Yo me imagino Bratislava como una ciudad que representa la principal prioridad de sus habitantes. Y para que la gente tenga una vida feliz en la ciudad tienen que haber muchos espacios verdes, aceras de calidad y limpias, el espacio público tiene que ser bonito, porque esto influye mucho en cómo se siente y cómo se comporta la gente. Creo que en nuestra ciudad la gente podrá trasladarse de un sitio a otro de manera rápida y en medios de transporte público modernos y de calidad… Creo que en las calles y en los parques habrá más ancianos y niños paseando, sería la confirmación de que la ciudad atiende a los más débiles, que es una ciudad segura, una ciudad que conociendo bien su pasado es capaz de programar su futuro. La ciudad respaldará la transparencia en la información, proyectos de innovación… la ciudad se convertirá en un laboratorio que no teme su futuro.

Y ahora presten la atención a la pregunta de la primera ronda del concurso:

En qué año Bratislava recibió este nombre?

La respuesta puede ser enviada antes del 28 de enero a:

RTVS, Radio Eslovaquia Internacional, Sección española, Mýtna 1, P. O. Box 55,

817 55, Bratislava, República Eslovaca, o también a nuestra dirección de correo electrónico rsi_spanish@slovakradio.sk. Por favor, pongan la palabra concurso en el asunto del mail. ¡Les deseamos a todos ustedes buena suerte!

Bratislava 1_ronda
Stiahnuť audio súbor

Ladislava Hudzovičová

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??