Descendientes de eslovacos – Štefan Nagy

Historia

Descendientes de eslovacos – Štefan Nagy

17. 10. 2017 11:03

Hace algunas semanas recibí una llamada telefónica de un señor que vive en Bratislava, en el barrio de Dúbravka, que había encontrado mi número de teléfono en internet mientras buscaba a sus familiares emigrados a Argentina en los años treinta del siglo anterior. Hoy, entonces, ustedes conocerán otra historia de emigración eslovaco-argentina. Por primera vez, ésta no estará narrada por un descendiente de eslovacos emigrados a Argentina, sino por un eslovaco que quiere cumplir el último deseo de su esposa fallecida, luego complementar el árbol genealógico de su familia y también arreglar la propiedad de los bienes que recientemente heredó su hijo.

El señor Štefan Nagy busca a los familiares de su esposa, provenientes del pueblo de Šoporňa y emigrados en 1928 del siglo pasado.

Me llamo Štefan Nagy.Mi hijo Miroslav Nagy ha heredado varios bienes de la familia de mi esposa que falleció hace tres años. La familia lleva los apellidos de Gavalec y Šmátrala y procede de la población de Šoporňa, situada en la región de Galanta. Mi esposa, antes de morirse, había empezado a crear un árbol genealógico y me pidió que continuara en esa labor, particularmente en encontrar a los miembros de su familia que emigraron a Argentina durante los años 30 del siglo XX. Entonces, tuve varios motivos para dirigirme a las colectividades checoslovacas y muchas otras instituciones eslovacas y argentinas y buscar a los parientes de mi esposa, arreglar todo lo relacionado con la herencia de mi hijo y completar el árbol genealógico iniciado por mi esposa.

¿Desde dónde ha empezado Usted a buscar los datos necesarios? ¿Tenía algo en mano cuando inició la investigación?

En la oficina de pasaportes de Šaľa, donde tienen el archivo de registros, encontré las fechas de emisión de los pasaportes. Jozef Šmátrala, nacido en 1906 en la población de Šoporňa, llegó a Argentina en diciembre de 1928. Su esposa, Helena Šmátralová, de nacimiento Korecová, también nació en 1906, procedía de la población de Pata, lo alcanzó en Argentina en 1930. Ambos partieron del puerto de Bremen. Jozef y Helena se casaron en 1926 en Šoporňa. Ese mismo año Helena dio a luz su primera hija Anna. Cuando emigraron, dejaron a su hija con la abuela, que tenía el apellido Košecová. Según las listas de censo del año 1930, en aquel año la hija Anna aún estaba con la abuela. No llegué a descubrir cuando precisamente la hija se unió a sus padres a Argentina pero dispongo de varios testimonios que demuestran que se unió a ellos.

Supongo que durante los primeros años después de la emigración había alguna comunicación entre las familias. ¿Disponía la familia eslovaca de alguna información sobre los hijos de la pareja de Jozef y Helena?

Tenemos las fotografías de ella, de su hermana nacida en Argentina y de sus padres, que fueron tomadas durante la boda de Anna. Estas fotos fueron tomadas entre 1947-1948. También tenemos la foto de una niña pequeña, hija de Anna o de su hermana y nieta de Jozef y Helena. Esta foto fue revelada en el estudio fotográfico Adriano de Buenos Aires en 1949. Busqué en internet ese estudio y descubrí que en la actualidad allí se encuentra una tienda de zapatos.

Jozef y Helena habrán ya fallecido. Sus hijas teóricamente aún podrían ser vivas. Es muy raro que ni ellas ni sus hijos nunca han mostrado interés por saber de sus familiares en Eslovaquia.

Estoy buscando a estos familiares porque tenemos en común una herencia y deseo que cada parte llegue a manos de los herederos. Creo que la generación que aún vive será la de los nietos de Jozef y Helena. Desde los años 60 del siglo pasado no tenemos noticia de ellos. Las abuelas de Šoporňa recuerdan que después de la segunda guerra mundial aún había comunicación con los parientes emigrados a Argentina, incluso mandaban a sus familiares eslovacos paquetes de ropa porque había mucha pobreza. Pero con el tiempo se perdió toda la comunicación. Las herencias quedaron suspendidas o pendientes. Los abuelos, al traspasar los bienes a sus hijos, a veces no ejecutaban los procedimientos administrativos necesarios en los catastros y así se fue creando una gran confusión que perdura hasta hoy día. Varios inmuebles están a nombre de personas fallecidas o desaparecidas desde hace mucho tiempo. Y luego, saltando dos generaciones, la propiedad pasa directamente de manos de los bisabuelos a los bisnietos.

De estos casos había muchos. Creo que el sistema jurídico eslovaco había solucionado de alguna manera el problema de los herederos emigrados. ¿Y cómo pasó en su caso, que la herencia terminó en el mundo desconocido de Argentina?

Esta herencia se tramitó en el tribunal de Galanta en 1965. En ella la abuela de mi esposa, Anna Gavalcová, de nacimiento Šmátralová, e hija de Mária Šmátralová, de nacimiento Košecová, dejó en herencia dos cuartas partes de sus bienes a las dos nietas que tenía en Argentina. Así pues, el documento notarial cita que dos cuartas partes las heredan dos personas, Anna Orlíková, de nacimiento Šmátralová, y Helena Šmátralová, cuyas direcciones en Argentina se desconocen. Y como hasta hoy día no hemos encontrado a las dos nietas, la herencia no se ha podido realizar. Lo único que sabemos es que Anna se casó con un Orlík y Helena con un inmigrante de España cuyo nombre desconocemos. Y también sabemos que nadie de la familia nunca se contactó con la embajada de Eslovaquia o Checoslovaquia en Argentina.

Supongo que con este gesto la abuela quiso fortalecer la integridad de la familia, obligando a sus nietos a buscar a los demás nietos, a primos. O también, quizás se preocupaba por su suerte en Argentina y quiso proveer de alguna reserva en caso de que éstos regresaran algún día de Argentina a Eslovaquia.

Investigando en la página de Cemla/buscador descubrí que desde el pueblo de Šoporňa emigraron entre 1928 y 1930 cerca de 150 personas, de las cuales unas 10 tenían el apellido Šmátrala y 5 se llamaban Jozef. Entonces es muy difícil encontrar a las personas concretas. Pero igualmente creo que con mucha probabilidad estas personas se conocían y aunque viajaron a sitios diferentes en Argentina se mantuvieron en contacto durante algún tiempo.

El viaje en los barcos construidos para transportar a los emigrantes duraba entre 25 y 30 días. De la emigración se ocupaban compañías privadas que lo organizaban todo…

Sí, desde ayuda para obtener el pasaporte de emigrante en Checoslovaquia, comprar el billete de viaje y registrarse en la oficina de inmigración tras la llegada a Argentina, hasta encontrarles el trabajo y vivienda. Las viviendas fueron construidas en superficies muy extendidas y las calles solo tenían números. Había barrios enteros construidos para los inmigrantes. Quizás por ello ahora es casi imposible encontrar huellas de nuestros emigrantes en Argentina. El cónsul honorario de Eslovaquia Eduardo Kabát quiso ayudarme, preguntó en varias instituciones, a veces enfadándose al enfrentarse con la falta de la disponibilidad. Sin embargo, no llegó a ningún resultado.

Usted ahora tiene una rica experiencia con la búsqueda de varios datos y documentos. ¿Qué podría aconsejar a los descendientes de eslovacos residentes en Argentina que quieren buscar a sus antepasados eslovacos?

Les puedo aconsejar que en las oficinas de la administración regional eslovacas, precisamente en los departamentos de registro de pasaportes, podrían encontrar datos sobre la emisión del pasaporte. Éste procedimiento administrativo antecedía cada salida para América. Hay archivos que datan de los años 20 del siglo pasado. Luego, a través de la organización Cemla, con sede en Buenos Aires, se pueden encontrar los listados de registro que se hacían a la llegada a Argentina, directamente en los puertos. No sé quién se ocupaba de estos registros, quizás las compañías marítimas. Luego, para encontrar más información sobre la existencia de las personas en Eslovaquia es posible dirigirse al Archivo Nacional Eslovaco, donde es posible mirar en los documentos de censo. El solicitante tiene que identificarse y luego recibe una fotocopia de los datos solicitados.

Concluimos nuestra charla con la información más importante. Los descendientes de esta gran familia que probablemente aún viven en Argentina, podrían llevar también el apellido de Orlík.

Otra cosa que puedo aconsejar y la hice recientemente, es publicar un anuncio en los periódicos locales. Yo lo hice en Las Hojas de Šoporňa y ya me ha contactado una señora suministrándome alguna información útil.

Descendientes_Štefan Nagy
Stiahnuť audio súbor

Ladislava Hudzovičová

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??