¿Con qué problemas se enfrentan los Viñedos de Bratislava?

Sociedad

¿Con qué problemas se enfrentan los Viñedos de Bratislava?

13. 06. 2017 13:20

La viticultura tiene en Eslovaquia varios siglos de tradición. Una de las zonas vitivinícolas más famosas, pero también de las más viejas de nuestro país es la de los Pequeños Cárpatos que, por suerte y a la vez por desgracia, incluye el territorio de nuestra capital. Formando parte de una ciudad los viñedos representan un área muy pintoresca y atractiva pero también muy vulnerable y amenazada por la invasión de empresas de la construcción. Claro, todo el mundo quiere vivir en plena naturaleza y poder admirar vistas maravillosas desde su ventana. Nadie, sin embargo, está dispuesto a ayudar a proteger los viñedos frente malas fuerzas… Sí, ahora les explicaremos de qué malas fuerzas estamos hablando. Primeramente vamos a escuchar a Libor Gašpierik, miembro de la asociación cívica de los Viñedos de Bratislava.

Es comprensible que todos quieren vivir en un lugar bonito... y estos viñedos situados en la ladera sureste de las colinas de los Pequeños Cárpatos representan la zona más atractiva de Bratislava. El panorama que se puede divisar desde las ventanas de las casas se corresponde con la máxima exigencia de lujo.

Algunas experiencias con los nuevos habitantes de los viñedos tiene también el presidente de la cooperativa agraria Vinohrady (viñedos) de Bratislava, Ján Drobný.

La gente que desea comprar una casa aquí suele antes preguntarnos, si les podemos garantizar que los viñedos con el tiempo no desaparezcan... puesto que ellos quieren vivir en medio de los viñedos. Esta gente no se da cuenta que hace 2 años en el lugar donde ahora está su casa soñada, había un viñedo y que ellos son la razón de que los viñedos estén desapareciendo. Ellos mismos son los que han invadido este territorio para poder gozar del máximo lujo y luego pretenden convertirse en defensores de ésta zona.

El señor Drobný destaca que tan sólo hace unos años todavía podía admirar los viñedos desde la ventana de su despacho...

Ahora hay casas y solo me queda mirar el mapa, en el que continúa extendiéndose la superficie de las construcciones y disminuyendo la de los viñedos. En la actualidad una empresa de construcciones está finalizando otro proyecto de zona residencial y para poder realizar esta obra nuestros viñedos serán atravesados por una nueva carretera. Hay que recordar que en estos momentos estamos sufriendo numerosos daños. Por ejemplo, la parte en la que está plantada la variedad de Frankovka modrá, la atraviesan varios senderos pisoteados por la gente que acortando el camino hacia Krasňany, viene también a robarse la uva. Por el día la cortan y por la noche pasar a recogerla. Varias veces hemos encontrado bolsos llenos de uva en nuestros viñedos. El año pasado incluso plantamos 2 mil esquejes de una nueva variedad y todos se los robaron. Todo el mundo coincide en que los viñedos son maravillosos y que deben permanecer aquí, pero nadie está dispuesto a hacer algo para ayudarnos a protegerlos o conservarlos.

Muchas empresas de la construcción atraen a sus clientes con anuncios publicitarios que muestran la vida en medio de los viñedos.

Sin embargo, la gente que luego viene a vivir aquí, piensa que el viñedo es solo un escenario, una imagen virtual puesta aquí justamente para ellos como un accesorio de lujo. Y no quieren admitir que la existencia de un terreno agrario requiere trabajos agrarios. A veces ocurre que cuando aparecen las maquinarias agrícolas, la gente llama a la Policía porque no está dispuesta a tolerar el ruido. Todos quieren que los viñedos se conserven lindos y sanos, pero de manera invisible y sin su ayuda o contribución.

Varios de sus opositores dicen que la mayoría de los daños en los viñedos están causados por la presencia de los animales.

La presencia de animales silvestres, de liebres o corzas es habitual, incluso estos forman parte del biotopo de los Pequeños Cárpatos. El único que pone en peligro la existencia de estos viñedos y que le causa daños es el hombre. Como he dicho ya antes, mucha gente suele acortar su camino a través de nuestros viñedos, y lo peor es, que muchas veces lo hacen con el coche. Nadie respeta la prohibición de acceso que vale para todo el terreno de los viñedos y durante el año entero.

Ivan Vrana, otro miembro de la Asociación de los vinicultores de Rača coincide en la opinión con el señor Drobný.

Claro, varios daños los ocasionan también los estorninos, las corzas o los jabalíes, pero el peor enemigo de nuestros viñedos lo es el hombre. La gente rechaza respetar que éste es un terreno privado en el que está prohibido entrar, incluso vienen a robar nuestra uva… Las empresas de la construcción a menudo confunden los viñedos con los depósitos de basura y un grupo que también ocasiona mucho daño a los viñedos lo son los dueños de perros domésticos… que confunden los viñedos con un corral de perros y no recogen los excrementos de sus mascotas. Es de verdad una pena ver la cantidad de perros que deambula por los viñedos.

Entonces, si ya no es posible proteger los viñedos con un recinto, ¿cómo deberían comportarse las personas que entran en los viñedos?

En primer lugar la persona que entra al viñedo debe ser consciente de que está en terreno privado. Es decir, cada parcela de tierra tiene a su propietario. Y si el dueño me permite entrar en su terreno, yo tengo que comportarme con respeto y cortesía. Esto sería más que suficiente.

Sus consejos para los visitantes de los viñedos tiene también el presidente de la cooperativa agraria Vinohrady, Ján Drobný.

Durante todo el año está prohibido entrar en los viñedos. Para pasear la gente puede usar la carretera de asfalto que rodea los viñedos y que pertenece al ayuntamiento de Bratislava. Como mismo la gente respeta los campos de trigo o de maíz y no los cruza por donde le parece, de igual manera debería respetar los viñedos, que también es tierra agraria.

¿Cómo se podría solucionar esta situación tan complicada, entonces?

Con este propósito fundamos la Asociación de viticultores de Bratislava, cuyo objetivo es promover la viticultura en nuestra capital y también nos empeñamos en enseñar a la gente cómo se debe comportar dado que muchos de los que vienen a vivir aquí son la gente de fuera, de otras regiones del país. Estas personas deben entender que con buena voluntad y disponibilidad para proteger los viñedos, éstos en lugar de deteriorarse, continuarán prosperando y las empresas de la construcción no podrán defender sus proyectos de "revitalización territorial", proponiendo en realidad la construcción de más casas.

Y concluimos la charla de hoy con las palabras del señor Ivan Vrana, miembro de la Asociación de los vinicultores de Rača.

Hay que considerar los viñedos un regalo de la naturaleza, tal y como la oportunidad de cultivar esta uva. Es decir, hay que tratar de obtener frutos y beneficios de la tierra local. Hay que devolver a la naturaleza una tierra bien labrada y limpia. Y la naturaleza responderá dándonos una buena vendimia, un sabroso vino de una excelente añada. Seguramente tiene sentido y vale la pena devolverle a la naturaleza sus regalos con algún esfuerzo.

Vinedos de Bratislava
Stiahnuť audio súbor

Ladislava Hudzovičová

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??

Jetzt auf Sendung / Práve vysielame