Fogatas de San Juan en Pezinok

Sociedad

Fogatas de San Juan en Pezinok

27. 06. 2017 13:52

El solsticio de verano desde milenios era considerado como un momento importante de regeneración de las fuerzas naturales y humanas. Si bien las fechas no coinciden del todo, en la mayoría del territorio eslovaco las fiestas y rituales del solsticio de verano suelen celebrarse junto a las tradicionales fogatas de San Juan Bautista. Para saber algo más sobre el tema entrevistamos a Hana Sedláčková, etnóloga del museo de los Pequeños Cárpatos en la ciudad de Pezinok.

Las fiestas de solsticio de verano se celebraban en estas latitudes desde los tiempos precristianos, es decir, hace más de 2 mil años. Con la llegada del cristianismo y de la fiesta de San Juan Bautista, el solsticio de verano como ritual pagano se convirtió en una fiesta semi pagana o semi cristiana, siempre relacionada con supersticiones, magias y encantos. Por ejemplo, se creía que durante la noche de San Juan las brujas disponían de una mayor fuerza y por ello la gente inventaba un montón de medidas para protegerse. Se decía que en la madrugada de San Juan, las brujas recogían el rocío de la hierba y éste tenía un poder mágico. Con él aumentaba la cantidad de leche ordeñada y al mismo tiempo disminuía la cantidad de leche de otros granjeros. En consecuencia, la gente se protegía usando el ajo, untando con él el signo de la cruz en las puertas de los establos. También se solían cerrar los establos para que nadie pudiese entrar a hacer magias con el ganado.

Durante la noche de San Juan también culmina la recogida de las hierbas medicinales que también se creía que tenían efectos mágicos en el cuerpo humano.

La gente creía que durante la noche de San Juan todas las hierbas medicinales tenían una fuerza mágica. Por ejemplo, se recogía mucho el tomillo o la hierba de la perlesía, que preparados como infusiones o cataplasmas posteriormente se usaban para curar a los enfermos. O también se buscaban los helechos puesto que se creía que durante aquella noche indicaban la presencia de los tesoros.

La fiesta conjunta del Solsticio de verano y de San Juan en la ciudad de Pezinok fue organizada por el Museo de los Pequeños Cárpatos y por el colectivo de bomberos voluntarios de Pezinok. Sobre los preparativos habla su presidente, Milan Čech.

A los visitantes que asistirán a la fiesta les ofreceremos varios tipos de asado, luego habrá música medieval en vivo a cargo del grupo Salem y en colaboración con el museo de los Pequeños Cárpatos hemos preparado varias presentaciones de pronósticos populares, organizaremos concursos para niños, haremos diseños de pintura facial, etc.

La noche de San Juan también representa un momento de particular encanto para las muchachas que desean encontrar a su esposo y casarse pronto. Continúa Hana Sedláčková, etnóloga del museo de los Pequeños Cárpatos en la ciudad de Pezinok.

Durante todo el día de San Juan Bautista se aplicaba la llamada magia de enamoramiento. Las muchachas solteras creían que en este día encontrarían al hombre de su vida, y si no lo encontraban, por lo menos llegaban a ver su cara en el sueño. Para imaginarse la cara del futuro esposo tenían que poner un par de pantalones de hombre debajo la almohada. Otro ritual era que las muchachas solteras se preparaban coronitas de flores, que se ponían en la cabeza, y mientras bailaban en torno de la fogata lanzaban estas coronitas hacia atrás. Y si algún joven la recogía con la manija de su azote, él debía ser el esposo de la muchacha.

Fogatas de San Juan
Stiahnuť audio súbor

Ladislava Hudzovičová

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??

Ahora estamos emitiendo / Práve vysielame