En Eslovaquia se pintan los huevos de Pascua

Sociedad

En Eslovaquia se pintan los huevos de Pascua

29. 03. 2018 11:31

Una de las costumbres típicas eslovacas de Pascua es la de pintar los huevos. En el pasado cada mujer tenía que hacerlo. Los huevos cocidos se pintaban para los muchachos que pasaban de visita por los hogares el lunes de Pascua, mientras que los huevos soplados se pintaban con mucho más empeño para adornar las casas. Hoy en día los huevos soplados suelen ser pintados artesanalmente, con numerosas técnicas. La simbología del huevo se sintetiza en el concepto de la vida; es la eclosión vital que se renueva y permanece. La tradición de pintar los huevos data del siglo XIV.

La costumbre de pintar los huevos de Pascua está muy arraigada en nuestro país. Dos meses antes de la llegada de la Pascua, las mujeres empiezan a buscar huevos blancos. En la actualidad los huevos de gallina que ustedes pueden encontrar en las tiendas y supermercados, todos tienen la cascara de color beige o amarillo. Por eso, las mujeres se pasan semanas buscando huevos blancos, se anotan en la lista de espera en hogares donde las gallinas ponen huevos blancos. Aquí todos se vuelven locos buscando huevos blancos. La redactora Viera Horáková visitó dos poblaciones situadas en los alrededores de Bratislava y entrevistó a dos mujeres que decoran los huevos de Pascua de manera muy especial. La primera se llama Viera Slezáková, vive en Vajnory y usa la técnica más típica de su pueblo.

El método tradicional de coloración de los huevos del pueblo de Vajnory es el de los hilos de algodón. Para su realización se necesita un huevo soplado, minuciosamente lavado para que la cola se adhiera bien a la cascara, luego la cola y los hilos de algodón de todo tipo y de colores a gusto. Tampoco pueden faltar las tijeras, la fantasía y las ganas.

¿Cómo y cuando nació esta pasión en Usted?

Cuando era pequeña, al colegio que yo frecuentaba iban las ancianas del pueblo y nos enseñaban varias modalidades de coloración y decoración de huevos de Pascua. Dado que su trabajo siempre estuvo acompañado de cuentos interesantísimos, experiencias de vida, antiguas costumbres de Pascua y otras sabidurías, para mí aquellos momentos eran mágicos y con el tiempo han llegado a ser inolvidables.

¿Es verdad que en Vajnory en los últimos años se están desempolvando numerosas costumbres antiguas?

En Vajnory nos empeñamos bastante en conservar las costumbres antiguas. Por ejemplo, la muñeca de paja que representa el invierno y que se suele quemar o tirar al río para dar la bienvenida a la primavera, en todo el país se llama Morena. Aquí en Vajnory se le llama Kyselica. También tenemos la Lésola que es una ramita de sauce que se adorna con huevos y cintas de varios colores y a ésta se le lleva por el país durante el Domingo de Ramas. Los grupos de muchachas compiten entre sí para ver quien tiene la Lésola más linda… También tenemos nuestra agrupación de baile y de música folclórica.

Usted toma parte en varios talleres artesanales. ¿Se interesa la gente en conocer su arte o su pasatiempo?

Los visitantes de nuestros talleres suelen preguntarme cuánto dura la producción de un huevo - de una Kraslica. Aunque parece fácil, la cola y el hilo de algodón obedecen poco y así necesito entre media y una hora de tiempo para decorar un huevo solo. Yo personalmente uso los huevos de gallina, de ganso y de pato… los suelo ahorrar durante todo el año. Por ejemplo, cuando en el mercado veo los huevos blanquitos, los compro y los uso todos, obviamente, sin romper la cáscara, es decir, soplándolos.

La costumbre de pintar y decorar huevos hoy en día tiene gran arraigo en países como Rusia, Alemania, Inglaterra, Grecia, China, en la inmensa mayoría de los países del Este de Europa, así como en diversas localidades españolas. No existen documentos escritos que den certeza de su origen; se trata de una tradición transmitida de boca en boca, de padres a hijos, de generación en generación. Otra artesana que nos revelará una técnica muy curiosa se llama Zdenka Jurkovičová y proviene de la ciudad de Pezinok.

En la región de Pezinok se usan para la decoración de los huevos numerosas tecnologías de pegado. Usamos varios tipos de hilos de algodón, luego usamos la paja, el hilo de hierro, fragmentos de metal, la hierba, hacemos también huevos encerados o pintados en estilo batik.

Nosotros sabemos que una de las particularidades de su región es que ustedes usan para decorar los huevos la hierba que se llama Junco de esteras.

La técnica para adornar los huevos con el Junco de esteras es una de las más antiguas en nuestra región, casi del todo olvidada. Por ejemplo en Vajnory se le llamaba a los huevos decorados con el junco de esteras "cauchi", mientras que en Pezinok, Vinosady y Slovenský Grob "sháshí.

¿Nos podría explicar de qué tipo de hierba se trata?

El junco de esteras, en eslovaco Sitina, es una linda hierba de pantanos, muy larga, que tiene dentro un hilo blanco que parece un espagueti o un hilo de queso blando. Este material es particularmente ligero, suave, de plástico y formable.

¿Se le puede encontrar en cualquier sitio esta hierba?

Con el tiempo y el aumento de las construcciones y, sobre todo, con la bonificación de los terrenos en nuestra región, éste tipo de hierba casi ha desaparecido. Es muy difícil encontrarla e incluso reconocerla entre otros tipos de hierba. De verdad son pocos los lugares donde crece y nosotros, los que la usamos para adornar los huevos de Pascua, no revelamos a nadie nuestras fuentes secretas… como ocurre con los hongos.

Usted es muy hábil en manejarla. ¿Desde hace cuantos años se dedica a esta técnica?

Dos años tardé en encontrar la hierba y, hace seis años, finalmente la encontré y desde aquel entonces sigo adornando los huevos de Pascua con ella. En el pasado las mujeres adornaban los huevos llenos, cocidos, y en lugar de la cola usaban harina con agua. Quizás por este motivo esa técnica desapareció. Siendo tan difícil la preparación, era una gran pena cuando tenía que romperse la cascara para poder comerse los huevos. Imagínense todas esas obras artísticas rotas, despedazadas. Otra dificultad la representaba la habilidad de sacar el hilo del interior de la hierba sin romperlo. Este hilo puede tener un diámetro desde algunos centésimos de milímetro hasta 5 milímetros.

¿Cuándo vienen los muchachos a su casa, se interesan en recibir el huevo o la Kraslica adornada con la hierba?

Claro todos los muchachos quieren la Kraslica o el huevo más lindo, pero desgraciadamente la cantidad disponible nunca llega a satisfacer a todos.

Huevos de Pascua_Pezinok_Vajnory
Stiahnuť audio súbor

Ladislava Hudzovičová

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??