El tramping, particular fenómeno de Checoslovaquia, festeja el centenario

Sociedad

El tramping, particular fenómeno de Checoslovaquia, festeja el centenario

02. 08. 2018 13:58

La verdad, la libertad y el amor eran los ideales de las personas que se dedicaban al tramping. Estoy hablando del pasado, pero la verdad es que esta comunidad sigue existiendo, aunque ya ha cambiado mucho. Este fenómeno radica en el movimiento woodcraft, la tradición montañesa norteamericana, fundada por el escritor y admirador de la naturaleza Ernest Thompson Seton. Los tramps también se inspiraron en el escultismo, pero rechazan la existencia de reglas estrictas, cualquier rasgo militar o religioso. En Checoslovaquia el tramping adquirió muchas cualidades nuevas y se considera un fenómeno particular que no tiene paralelos en Europa.

La primera expedición hecha por los tramps en Checoslovaquia data del aňo 1916, cuando los aficionados a este estilo de vida emprendieron el camino de Praga a Las Corrientes de San Juan en el río Vltava. En dos años, en 1918, fundaron allí su primer campamento denominado Ztracenka, o sea Ztracená naděje - La Esperanza perdida. Estamos escuchando la banda Žobráci, Los mendigos y el himno de los tramps.

Habla Samotár Jim - El Solitario Jim, uno de los tramps más viejos en Eslovaquia:

"Es muy difícil decir qué es en realidad el tramping. Se trata ante todo de la búsqueda de la libertad, de la vida libre en medio de la naturaleza. Pero también hay grupos de tramps que se reúnen solamente en los bares, en un sitio apartado, o en las salas del club, con el fin de cantar y tocar música. He de decir que no me siento muy bien, dado que me has presentado como uno de los tramps más viejos de Eslovaquia. Sí, tengo la suerte de haber llegado a una edad avanzada y recuerdo las cosas del pasado, pero me siento joven. ¿Y saben a qué se debe mi buena condición? He pasado casi toda mi vida en la naturaleza, comiendo solamente lo que era capaz de llevar sobre mi espalda".

Los tramps tuvieron que soportar varias campañas de persecución. Después de la caída de la Primera República Checoslovaca, en el año 1938, su movimiento fue declarado ilegal. No fue abolido oficialmente, dado que no había sido creado como organización, pero sí, tuvo que enfrentarse a la persecución. Y diez años más tarde, en 1948, esta comunidad de nuevo se encontró en una situación difícil, ya que los comunistas, a pesar de haber apoyado el tramping en sus inicios, comenzaron a dar pasos para disolverlo. Liquidaban sus campamentos, enviaban a los tramps a los campos de trabajo, les ponían trabas a cada paso. ¿Y cuándo el tramping floreció? Responde Tibor Tik Kováč:

"En los aňos sesenta y setenta fueron creadas muchas comunidades nuevas, este estilo de vida conquistó a mucha gente y su popularidad tampoco decayó en los años ochenta. Recuerdo que en las orillas de los lagos no era posible encontrar un espacio libre, los tramps lo ocupaban todo. Tengo que añadir que los checos son los pioneros de este estilo de vida, de las ideas que respalda y también son autores de la mayoría de las canciones que se conocen de los tramps. Como hemos escuchado, también nuestro himno tiene letras en checo".

Esta comunidad encontró un manantial de inspiración también en la literatura, en los libros de Karl May y Jack London, por ejemplo. Winettou y Old Shatterhand de las películas basadas en los libros de Karl May, las historias de Salvaje Oeste, los cuentos sobre los buscadores de oro, todo ello constituyo una amplia fuente de inspiración. Para explicarles, aquí no conocíamos mucho sobre el oeste, las películas de Hollywood no penetraron el telón de acero y todas las imágenes románticas de la vida de los cowboys y los indios se basaban en un par de obras accesibles en estas latitudes. Su popularidad fue enorme. Cada chico quería ser Winettou u Old Shaterland y, las chicas, Nšoči o Rybana. El protagonista de las películas sobre Winettou, el actor francés Pierre Brice, cuando vino a Checoslovaquia después de la Revolución de Terciopelo, fue recibido por decenas de miles de personas, con tanta emoción que fue algo chocante para un actor que era casi desconocido en su país. Pavol Janek Kvašňák nos relata:

"Una de cada dos mujeres era Rybana, sí, tiene razón. Pero con el cursar de los aňos comprendí lo interesante que era la vida que llevábamos. Todos éramos verdaderos amigos. La vida no era tan difícil como hoy y nos reíamos mucho, pero mucho. El humor era la esencia de todo".

"En Checoslovaquia había un montón de grupos de tramps y cada uno tenía su propio nombre, de la misma manera que cada uno de sus miembros tenía un apodo. Y a menudo los grupos se creaban alrededor de alguna personalidad fuerte, sobresaliente, pero siempre se mantenían los principios democráticos y no había una jerarquía. Claro, en los campamentos grandes, cada persona desempeñaba un papel, pero todo era muy natural. Cada uno, acorde con sus dotes, contribuía a la vida de la comunidad. Hoy en día deberíamos aprender de ello", dice El Solitario Jim. Recuerda cómo era durante el régimen socialista. A pesar de que el régimen socialista creó varias herramientas para luchar contra los grupos que no le parecían compatibles con la ideología oficial, a menudo no las utilizaba. El Solitario Jim:

"En el ayuntamiento de Košice, por ejemplo, existía un departamento creado para controlar a agrupaciones como nuestra, pero nunca hicieron nada contra nosotros. El jefe de aquel departamento también era miembro del club turístico y entendía perfectamente nuestro estilo de vida".

Tibor Tik Kováč:

"Estoy de acuerdo, pero aun así, hay que decir que una de las cosas más atractivas del tramping era que estaba prohibido y que ser miembro de alguna comunidad podía meterte en líos. Claro, en torno a este tema hubo grandes diferencias entre los años cincuenta, setenta y ochenta. Después 1989 todo cambió. Hoy los carácteres y los deseos de la gente joven son distintos, lo que a menudo tiene mucho que ver con las nuevas tecnologías".

Hoy en día nos preguntamos si el tramping será capaz de sobrevivir los cambios de la sociedad. Los últimos tramps, que realmente conocen el ambiente del "verdadero" tramping, ahora tienen 38 o 39 años. Luego hubo una gran ruptura, por lo que resulta difícil reanudar esta tradición. Sus seguidores tienen que luchar por sus cabañas en bosques, dado que hay muchos pleitos por los derechos de terrenos. Una golondrina no hace verano, aun así, hay que decir que también hay señales positivos acerca del futuro del tramping. En la ciudad de Modra, los tramps han fundado un movimiento cívico y alquilan su cabaña por 400 horas de trabajo al año en los bosques. La sociedad los obligó a los tramps a organizarse por primera vez durante su historia. Además de todo esto, surge una pregunta mucho más ardua - el tramping se basa en el amor a la naturaleza, pero con el ridículo deterioro del medio ambiente, pronto no habrá adonde ir de una excursión, ni donde dormir bajo las estrellas.

El tramping - uno de los fenómenos checoslovacos
Stiahnuť audio súbor

Mária Mangová

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??