Seguimos el escándalo de la carne de vaca importada desde Polonia

Sociedad

Seguimos el escándalo de la carne de vaca importada desde Polonia

13. 02. 2019 15:42

Según la cadena televisiva TVN24 en el matadero, en el que se infiltraron los reporteros para recabar información, se mataban por las noches los animales enfermos, con cáncer, curados con antibióticos u otros medicamentos fuertes, que a menudo no eran capaces ni de sostenerse en pie. Después de que revelaran esta noticia, nosotros informamos que la carne de vaca de origen dudoso proveniente de los mataderos polacos también pudo haber sido introducida en Eslovaquia. La ministra de Agricultura incluso ha pedido a los eslovacos que tengan cuidado y compren exclusivamente carne controlada por el personal veterinario eslovaco. La Oficina de Administración Alimenticia y Veterinaria informó que la carne de vaca de origen dudoso fue vendida en nuestro país por tres compañías, que la distribuyeron por restaurantes, escuelas, hospitales, parvularios, etc.

Con Martina Gondeková, empleada del Instituto de Investigación de Productos Cárnicos de Nitra, hemos mirado otra vez los videos en los que los periodistas de investigación polacos grabaron cómo procesan la carne y tratan a los animales en algunos mataderos polacos.

Los empleados quizás no se daban cuenta de que quitando la parte podrida no se eliminaba la presencia de los microorganismos nocivos que ya están presentes en la carne. Realmente el consumo de esa carne puede amenazar de manera grave la salud de los consumidores. Puesto que las vacas tenían varias lesiones y no eran capaces de sostenerse en pie sufrían muchas veces de úlceras y decúbitos. Los empleados de los mataderos eliminaban estas partes más enfermas de la carne contaminada y posteriormente la congelaban. Ni quiero imaginarme que alguien compre un filete de solomillo para preparar el tradicional plato de Tatarák - que se come crudo, ni quiero imaginarme los problemas que tendría el consumidor después de comer esa carne infectada.

Un gerente de un comedor escolar, por ejemplo, ¿cómo se puede averiguar la procedencia de la carne que compra?

Los padres que tienen dudas en cuanto a la carne que comen sus hijos en el comedor escolar pueden pedir al jefe de la cocina escolar que le muestre los documentos relacionados con la compra y el origen de la carne empleada. Él está en la obligación de mostrárselos. Si el jefe de cocina o los padres no consideran suficiente la información o simplemente no les convencen la información relacionada con alguno de los suministradores, pueden contactarnos y nosotros hacemos los controles necesarios. Debo decir que últimamente hemos monitoreado varias escuelas de nuestra región y, afortunadamente, no detectamos ninguna irregularidad. Todas las escuelas compran carne de productores eslovacos y la documentación está en orden.

Martina Gondeková nos explica como leer la información en el embalaje o en la factura.

En la UE tenemos la obligación de publicar en el embalaje todos los datos relacionados con el origen de la carne. Dónde nació el animal, dónde fue criado y donde fue sacrificado. Si los tres datos corresponden el mismo país, entonces basta con poner en la información, por ejemplo, origen -Eslovaquia. Hay que tener cuidado con el sello redondo. Sin embargo, si en él aparece la sigla SK, eso no significa automáticamente que la carne proviene de Eslovaquia. Simplemente nos informa que el último que manipuló esa carne, que la empaquetó, fue una empresa eslovaca. Esa empresa le puso el sello redondo. También puede tratarse de un segundo o tercer embalaje.

¿Cuándo hay que prestar más atención al origen de la carne? La República Checa, por ejemplo, tiene normativas muy similares a las nuestras. Pero también hay carne de otros países, más lejanos y menos conocidos…

En otros países las normativas a menudo son mucho menos exigentes. Por eso digo que hay que leer bien las etiquetas. Hemos registrado varios casos como: nacido en Hungría, criado en Hungría, sacrificado en Polonia, desmembrado en Polonia y empaquetado en Eslovaquia. Es decir, en el sello redondo encontramos SK. Así sabemos que la carne ha viajado por tres países. No lo considero un dato positivo. Yo personalmente recomiendo solucionar el problema comprando exclusivamente la carne de origen eslovaco.Realmente, esta situación paradójicamente podría ayudar a fomentar la venta de la carne de productores eslovacos. Mi consejo entonces es: comprar carne de origen eslovaco y evitar la compra de carne congelada, picada o condimentada. Todas estas formas facilitan el encubrimiento del mal sabor, el mal olor o del color innatural. Hay que comprar carne fresca.

Hay que decir que los productores nacionales de la carne están sometidos a controles regulares y a una rigurosísima legislación. Sin embargo, los productos que provienen de los suministradores extranjeros son controlados por los organismos estatales solo de manera accidental. Continúa Martina Gondeková.

Nuestros productores, tanto los granjeros como las empresas o cooperativas de mayor tamaño a menudo se quejan de la cantidad enorme de controles y pruebas. Pero gracias a esta rigurosa legislación, en nuestro país no hay escándalos de este tipo. Podemos estar orgullosos de que somos uno de los pocos países de la UE que hasta ahora no han tenido ningún escándalo en el sector alimenticio.

Carne de vaca importada desde Polonia
Stiahnuť audio súbor

Ladislava Hudzovičová

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??