“Korbáč“- uno de los símbolos de Pascuas eslovacos

Sociedad

“Korbáč“- uno de los símbolos de Pascuas eslovacos

16. 04. 2019 13:53

Entre los símbolos de Pascua en Eslovaquia, como en varios países europeos, destacan los huevos pintados conocidos con el nombre de Kraslice, luego están los polluelos, conejitos y corderitos y lo que probablemente no encontrarán en ningún otro país es el "korbáč". Realmente se trata de 8 a 13 varas de sauce entrelazadas o entretejidas que forman parte de una especie de trenza adornada en la punta con cintas coloradas. El "korbáč"representa una herramienta importante que los hombres eslovacos usan para celebrar el lunes de Pascua, más precisamente para pegar a las mujeres y muchachas y garantizarles así buena salud durante todo el año. El korbáč, a pesar de tener un bajo precio y estar accesible a todos, a menudo es una cuestión de prestigio personal. Quiero decir que aún muchos hombres eslovacos prefieren elaborarlos solos en el marco de los rituales preparativos para las fiestas. La redactora Viera Horáková visitó la región de Kopanice y entrevistó a Ján Zeman, un artesano que produce las canastas, cestas y también los korbáč.

Una vara de sauce de calidad debería doblarse hasta alcanzar un ángulo de 90 grados sin romperse o agrietarse. Ésta sería una vara perfecta para entretejer el korbáč. Pero los hombres que tienen más experiencia en la elaboración del korbáč saben encontrar las varas que, sin romperse o agrietarse, llegan a doblarse hasta 360 grados. Estas son las "varas señoras". Y si alguien encuentra un sauce cuyas varas son tan flexibles que incluso pueden anillarse en torno a la rama, hay que hacer una reverencia ante ese sauce y tratarlo de usted.

Sé que usted se empeña en conservar el arte de la cestería...

Cuando falleció el último cestero de mi región decidí visitar la institución Matica Slovenská y el instituto de etnología de la Academia de Ciencias Naturales de Eslovaquia donde encontré numerosos manuscritos de libros dedicados a la cestería que aún no se habían publicado. Luego empecé a recorrer Eslovaquia y Moravia y visité a varios cesteros. Poco a poco encontré canastas y cestas que realmente se parecían a las originales que se hacían en el pasado. Me convencí de que era una pena abandonar esta afición y dejar que desapareciera un oficio tan lindo y tan tradicional. Empecé a desempolvarlo y a promoverlo. Y puedo decir que uno de los frutos que ha traído mi esfuerzo es que en la actualidad en mi región tenemos ya 9 cesteros.

¿Si hablamos de su uso personal, usted produce cada año un korbáč nuevo?

El korbáč no tiene por qué tirarse después del lunes de Pascua. Claro, después de las fiestas ya no nos sirve, así que lo dejamos a un lado. Pero luego, antes de usarlo nuevamente, basta con ponerlo en agua durante unas 3 o 4 horas y las varas al absorber el agua son como nuevas. A veces basta envolverlo en un pañuelo mojado. Entonces, los jóvenes que hoy tienen cerca de 20 años pueden tener un korbáč hasta que se jubilen. El korbáč es eterno. Sin embargo, debo confesar que como me gusta entretejerlos, me elaboro uno nuevo cada año. De las tantas técnicas de elaboración que existen yo prefiero la de cadeneta en la que uso un par de varas de otro color para crear un diseño. Sale muy lindo.

¿Existen diferencias entre cómo se entretejían los korbáč en el pasado y como se hacen en la actualidad?

Además de mi técnica predilecta "de cadeneta" suelo usar la que me enseñaron los muchachos de Horná Súča. Con ella se crea una forma de espiral que ellos llaman "la pera" o "la cebollita". Creo que existe una cantidad infinita de modalidades de como entretejer un korbáč.

Existe un dicho que cita que en cada canasta o cesta lista tiene que entrar una canción. ¿Vale lo mismo sobre la preparación de los korbáč?

En la región de Kopanice la costumbre era cantar mientras se trabajaba. Realmente con la canción el trabajo pasa más rápido y se mantiene el buen humor. Se canta mientras se labra la tierra o se guadaña, también durante la vendimia, y pasando por el pueblo se oye cantar también a través de las puertas abiertas. Es muy agradable escuchar el canto desde varios rincones, desde la casa del vecino, etc. Así se vive mejor.

Korbáč
Stiahnuť audio súbor

Ladislava Hudzovičová

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??