Eslovaquia se ha convertido en un “imán” de inversiones

Tema del día

Eslovaquia se ha convertido en un “imán” de inversiones

08. 01. 2018 13:28

La República Eslovaca se ha convertido en los últimos 25 años en un "imán" de inversiones, preferentemente del extranjero, pero también nacionales. Inmediatamente después de la caída del régimen comunista en 1989 y la fundación de la República Eslovaca independiente, en 1993, fue puesto en marcha el llamado proceso de privatización, es decir, un traspaso de las actividades empresariales del sector público al privado. Los inversionistas extranjeros se sentían atraídos en aquel entonces por la ubicación de nuestro país, la mano de obra barata, la calidad de los trabajadores y la infraestructura. Además, los gobiernos de nuestro país ofrecían a los inversionistas extranjeros diversos tipos de estímulos y ayudas, algo que fue muy criticado por la población. Por otra parte, ya no se menciona mucho cuántos nuevos puestos de empleo creó la inversión extranjera, ni cuánto esta pagó al país por concepto de impuestos. En 1991 llegó a nuestro país el consorcio automovilístico alemán Volkswagen, que en dos décadas se convirtió en nuestro mayor empleador y uno de los motores de la economía. Hoy en día, la filial eslovaca de dicho consorcio es la mayor compañía de Eslovaquia, ofrece empleo a más de 13.000 trabajadores y ha invertido hasta la fecha 4.000 millones de euros. Otra de las inversiones extranjeras más importantes fue la de la empresa metalúrgica de la ciudad estadounidense de Pittsburgh conocida como US Steel. En la actualidad se debate sobre la venta de su filial eslovaca en Košice por unos 1.400 millones de euros. En 2003, también anunciaron grandes inversiones en nuestro país otras dos compañías automovilísticas, el grupo francés de automoción PSA Peugeot Citroën en la ciudad eslovaca de Trnava y el consorcio surcoreano Kia en la ciudad de Žilina, respectivamente. Por el momento, las dos últimas inversiones de gran tamaño en nuestro país representan la cuarta empresa automovilística que operará en nuestro país, la británica Jaguar Land Rover, que abrirá su fábrica cerca de la ciudad de Nitra y el gigante de la logística y el comercio electrónico Amazon que empleará a trabajadores, tanto en Bratislava como en la ciudad de Sereď. Si antes se hablaba de la falta de puestos de empleo, hoy en día nos enfrentamos a la falta de recursos humanos en varios sectores de nuestra economía.

Peter Sabaček Foto: TASR

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??