También en el campo de concentración de Mauthausen nació la libertad de Eslovaquia

Tema del día

También en el campo de concentración de Mauthausen nació la libertad de Eslovaquia

10. 05. 2018 13:03

El pasado fin de semana se celebró en el campo de concentración de Mauthausen un acto conmemorativo en el cual los presentes rindieron homenaje a las víctimas del fascismo, y de las torturas que se realizaban en los campos de concentración, recordándose de esta manera del aniversario 73 de la finalización de la segunda guerra mundial y de la victoria sobre el fascismo. En el acto, que se celebró en el Appellplatz, o plaza central, en la que se llevaba a cabo el recuento de los prisioneros, tomaron parte algunos de los pocos supervivientes que quedan, sus hijos, y miles de jóvenes llegados para la ocasión desde Austria, Italia, Francia, Polonia, España, Rusia, Cataluña y Eslovaquia. Desde Eslovaquia fueron transportados a Mauthausen, en dos transportes, 1281 personas, de las cuales 414 fallecieron. En el primero de los convoyes fueron transportados opositores al régimen fascista y en el segundo soldados de la resistencia nacional y sus colaboradores. Entre los presentes en el acto conmemorativo estuvo también la hija del prisionero Jozef Bazalík que describió el duro destino de su padre, músico de Martin. "Después de seis meses de duro trabajo en una cantera mi padre logró huir caminando hasta llegar a Pilsen, donde un médico lo escondió. Tuvo la suerte de sobrevivir, pero con una salud muy deteriorada", recordaba la señora. Otra mujer, llegada desde Bratislava, recordaba a su tío, Ján Majchar, que formó parte de la única unidad militar de Eslovaquia occidental que se unió a la resistencia nacional, que tenía sus bases sobre todo en Eslovaquia central y en las regiones montañosas. Su tío falleció dos días antes de la liberación. "No sabemos si falleció por alguna enfermedad o si simplemente lo mataron", afirmaba la mujer con lágrimas en los ojos. Las fuentes históricas confirman que había hasta 62 modalidades diferentes de tortura que los responsables de Mauthausen aplicaban a los prisioneros. Los primeros que irguieron un monumento a las víctimas de este campo de concentración fueron los franceses en 1949, Checoslovaquia añadió su propia estatua, del escultor Antonín Nykl, diez años más tarde. Es una obra impresionante que se yergue sobre la ciudad de Mauthausen. Después del atentado a Reinhard Heydrich fueron deportados del protectorado de Chequia y Moravia a Mauthausen cerca de 5 mil personas. De éstas, 2900 fallecieron, entre los cuales se encontraban integrantes del club Sokol, miembros del gobierno, profesores, médicos y artistas.

Fuente: Pravda


Ladislava Hudzovičová Foto: TASR

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??