Aprobado paquete económico para prevención de inundaciones

Tema del día

Aprobado paquete económico para prevención de inundaciones

06. 07. 2018 15:48

El ministerio de Medio Ambiente destinará 250 millones de euros a medidas de prevención en inundaciones. Así lo ha aprobado el jefe del ministerio, László Sólymos, explicando que es necesario enfocarse en este tema debido a los cambios climáticos y las consecuencias que éstos conllevan. En los últimos años Eslovaquia ha sufrido lluvias torrenciales y según los climatólogos su frecuencia va a crecer. Los recursos económicos destinados a la prevención de sus consecuencias proceden de los fondos comunitarios y deberían ser aprovechados antes del año 2023. "Hasta ahora hemos recibido peticiones por un valor de aproximadamente 90 millones de euros", precisa László Sólymos. En Eslovaquia fue realizado, entre los años 2010 y 2012, durante el Gobierno encabezado por Iveta Radičová, un novedoso proyecto de prevención en inundaciones. Su autor, el ecólogo Michal Kravčík, construyó en los ríos situados en los bosques unas barreras de madera, piedras y varillas. El proyecto fue realizado en 488 poblaciones. Cosechó varios galardones por su idea, pero también críticas. Ahora advierte que la construcción de un alcantarillado de hormigón no solucionará el problema. "Me gustaría mucho que los recursos económicos no apoyasen proyectos como por ejemplo las barreras móviles en la ciudad de Banská Bystrica, para el cual han sido destinados 33 millones de euros, o un proyecto también de barreras móviles en la región de Kysuce, en una pequeña población, que costará 19 millones de euros. A mi modo de ver se trata de inversiones inútiles". El ministro de Medio Ambiente opina, por el contrario, que las finanzas se distribuyen de una manera efectiva. Según sus palabras, el mayor problema se centra en que el Estado tiene que construir el alcantarillado también en terrenos privados, lo cual conlleva pleitos en cuanto a los derechos de los terrenos. "No podemos presentar un proyecto sin tener solucionada esta cuestión, así lo exige la Unión Europea", añade Sólymos. Según Michal Kravčík, y también varios movimientos ecologistas, las clásicas medidas en prevención de inundaciones que utilizan como materia el hormigón, más bien fortalecen las consecuencias de las inundaciones en vez reducirlas. "Nuestra tarea debería ser esforzarnos en que el agua de lluvias no sea llevado por las alcantarillas a los mares, sino que se quede en el país para combatir las sequías y otras consecuencias del calentamiento global. Hay que renovar el ciclo natural de agua", explica Kravčík. El próximo ocho de julio se celebra la campaña europea Big Jump, en el marco de la cual en varios lugares del viejo continente la gente saltará en ríos para demostrar que les importa el estado de nuestras aguas. La campaña está coordinada por la Red Europea Fluvial.

Mária Mangova; foto: TASR

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??