El 15 de septiembre, Día de la Virgen María de los Siete Dolores

Tema del día

El 15 de septiembre, Día de la Virgen María de los Siete Dolores

14. 09. 2018 12:15

El día de 15 de septiembre, declarado como fiesta nacional en Eslovaquia, está consagrado a la patrona de Eslovaquia, la Virgen María de los Siete Dolores. En Eslovaquia la Festividad de Virgen de los Siete Dolores no había existido antes de 1993 como festivo, de hecho se celebró por primera vez en 1994. A pesar de ello la opinión pública eslovaca, durante el tiempo del comunismo la tenía como una fiesta muy importante para la afirmación de libertad religiosa. Por eso los disidentes, especialmente los católicos disidentes, ya desde finales de los años 60 celebraban de forma pública, secretamente pública, esta festividad de la Virgen de los 7 dolores, en la Iglesia de Šaštín, que es donde se sigue celebrando. De manera que con esta fecha se relacionaba siempre una especie de reivindicación de las libertades civiles. Ello a pesar de que era una actividad perseguida por el régimen. Con la ocasión del Día de la Virgen María de los Siete Dolores anualmente se organiza un peregrinaje nacional a la ciudad de Šaštín, ubicada en la región de Záhorie, en la que se halla una de las basílicas de culto mariano más destacadas del país. Su existencia data del siglo XVIII, pero el lugar era conocido por su importancia religiosa ya desde algunos siglos antes. El peregrinaje ha empezado hoy en la población de Závod y continuará hasta mañana, cuando en Šaštín se celebrará la fiesta principal. Este año el peregrinaje sigue las huellas de Titus Zeman, sacerdote salesiano y mártir bajo el régimen comunista. Titus Zeman fue beatificado el 30 de septiembre en Bratislava en recuerdo a su defensa del sacerdocio ministerial y la salvación de las vocaciones. Michal Lipiak de la Conferencia de Obispos de Eslovaquia precisaba que "los peregrinos tomando parte en este acto no están recordando solamente al héroe Titus Zeman, sino que deberían aprovechar el peregrinaje para reflexionar sobre su propio camino en la vida". La Virgen María de los Siete Dolores es una de las numerosas advocaciones a través de las cuales la Iglesia Católica venera a la Virgen María. La advocación (Dolores) destaca el sentimiento de dolor de la madre ante el sufrimiento de su hijo. Los "siete dolores" hacen referencia a los siete episodios de la vida de Jesucristo, relatados por los evangelios, que hicieron sufrir a María, quien acompañaba a su hijo en su misión de Redentor. La devoción a la Madre Dolorosa se desarrolla a partir de finales del siglo XI. El papá Pablo VI declaró a la Virgen María de Siete Dolores la patrona de Eslovaquia en el año 1966.

Mária Mangová Foto: TASR

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??