Los eslovacos desperdician decenas de kilos de comida por persona y año

Tema del día

Los eslovacos desperdician decenas de kilos de comida por persona y año

10. 12. 2019 11:29

Mientras más de una décima parte de las personas en el mundo pasan hambre, en la Unión Europea alrededor de 89 millones de toneladas de alimentos al año acaban en el cubo de la basura. Esto significa que cada ciudadano de la Unión arroja cuatro platos de comida a la semana, a pesar que ello representa dilapidar una parte significativa de sus ingresos. Una de las razones es la compra excesiva de alimentos, cosa que precisamente ocurre a menudo ahora, durante las fiestas de Navidad. Junto con la vivienda, la comida es uno de los artículos más caros, capaz de reducir los ingresos de la mayoría de las personas y familias. De media, ello representa hasta el 19% de sus ganancias mensuales. Y ello es, aproximadamente, lo mismo que se paga por la vivienda, electricidad, agua, gas y otros servicios relacionados con la vivienda. "Las estimaciones de desperdicio de alimentos en la República Eslovaca oscilan entre 35 y 168 kilogramos por persona por año. Por lo tanto, Eslovaquia ciertamente no es uno de los países con suficiente consciencia para abordar este problema. Por ejemplo, en los países nórdicos, especialmente Dinamarca, de este tema se habla diariamente en los medios de comunicación. Lo consideran un grave problema que hay que resolver", explica Alexandra Kolarik, de la Asociación Cívica Free Food, agregando que, en los últimos 5 años, Dinamarca ha logrado reducir el desperdicio de alimentos en un 25%. Según la Asociación Cívica Free Food, las frutas, verduras y pan son los más desperdiciados. La comida cocinada también es un problema, ya que los hogares tienden a cocinar a gran escala, pero luego no quieren comer lo mismo durante tres días consecutivos. Lo admiten, especialmente, las personas de entre 19 y 40 años. "Curiosamente, el desperdicio aumenta con el aumento de la educación. Por lo tanto, es necesario que cada uno de nosotros, en nuestra propia cocina y refrigerador, cambiemos nuestra actitud hacia la comida. Y que comencemos a comportarnos de manera responsable. Que planifiquemos las compras. Si no somos planificadores, compremos más a menudo, pero menos, solo lo que consumimos en un día determinado. Recomiendo ir a la tienda con la lista de la compra hecha. Ponga en la parte anterior del refrigerador aquello que sea necesario consumir antes, y piense en qué comida puede preparar con ello. Conozca la diferencia entre la fecha de caducidad y la vida útil mínima. Y Sobre todo, no tire los alimentos que no pueda comer, pueden tratarse de otras formas diferentes, como el congelado", aconsejaba Kolarik.

Hilari Ruiz de Gauna i Torres Foto: TASR

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??