El Castillo de Muráň

Turismo

El Castillo de Muráň

24. 04. 2018 14:02

Muránska planina es una región que ocupa la planicie central de Eslovaquia. Casi totalmente ajena a la mano del hombre, y podría ser considerado un lugar de verdadero reencuentro con la naturaleza. El área está protegida por las montañas Slovenské rudohorie, que forman parte de los Cárpatos Occidentales. En 1997 este territorio se convirtió en el Parque Nacional de Muránska planina. Este parque, uno de los más jóvenes del país, ocupa una superficie de más de 200 kilómetros cuadrados, en los que abundan las formaciones de piedra caliza y dolomita. Más de 300 cuevas forman parte de su morfología, aunque no todas son accesibles al público. Una importante atracción turística está representada por la cima de Stolica, de 1479 metros de altura, y que es la más elevada del parque. Sin embargo, la más interesante es la cima de la rocosa Cigánka, a 935 m.s.n.m., donde se encuentran las ruinas del Castillo de Muráň.

El Castillo de Muráň fue construido en el siglo XIII y es uno de los más altos de Eslovaquia, y de toda Europa Central. Son muchas las leyendas que tuvieron este castillo como escenario. El castillo de Muráň forma parte de los castillos centroeuropeos construidos en la altura de las colinas de los Cárpatos, más concretamente cerca de mil metros sobre el nivel del mar. Con su superficie de más de 3 hectáreas pertenece a los castillos más grandes y, siendo construido en la primera mitad del siglo XIII, está también entre los castillos más viejos. Para conocer más detalles acerca del castillo entrevistamos al historiador, Pavol Hlodák.

Las primeras fuentes históricas que mencionan el castillo de Muráň datan del año 1271. El documento cuenta que el castillo fue un regalo del rey Estéban V al juez regional Mikuláš - Nicolás. Fue construido en el camino que conectaba las regiones de Spiš y Gemer, probablemente en 1245, como un castillo real de guardia. Las primeras fuentes históricas que mencionan el homónimo pueblo situado al pie del castillo datan del año 1.321 y en ellas se dice que el castillo y los pueblos adyacentes pertenecían a la familia de los Ratold.

La familia de los Ratold poseía hasta el año 1.427 también el castillo de Jelšava. Como citan los documentos históricos más tarde se apoderaron del castillo de Muráň los husitas y de sus manos lo salvó el conde Esteban de Zápolya de Szepes, un noble aristócrata húngaro del Siglo XV miembro de la Casa de Zápolya y palatino de Hungría al servicio del rey Matías Corvino de Hungría, ocupando la dignidad de segunda mayor importancia en el reino, después del monarca. Décadas más tarde, su hijo Juan de Zápolya fue coronado como rey Juan I de Hungría.

Los Zápolya poseían el castillo antes del año 1.500, luego pasó a las manos de la familia Tornaly, en el año 1549 lo conquistó el ejército del rey austríaco Fernando I de Habsburgo, infante de España, archiduque de Austria, rey de Hungría y Bohemia , al cual perteneció durante los siguientes 50 años.

Durante aquel período en el castillo residían varios artesanos. Incluso se producían aquí también las armas como fusiles y cañones.

A continuación podemos mencionar otros propietarios del castillo, como por ejemplo, al conde Rotal que lo vendió a la familia de los Séchy, de la cual formaba parte Mária Széchyová, descrita por los poetas como la Venus de Muráň, una mujer famosa por su belleza exótica.

¿Nos podría contar brevemente la leyenda sobre la Venus de Muráň?

Después de la muerte de Juraj Széchy heredó el castillo su hija mayor Mária Széchyová. Tras casarse a la edad de 17 años con Štefan Bethlen se fue a vivir a Transilvania y no pudo cuidar del castillo. Hay que recordar que una tercera parte del castillo de Muráň pertenecía a la familia Bethlen. Es decir, la boda fue una de las típicas uniones aristocráticas que servían más para unir los bienes que los corazones. Su matrimonio duró 5 años y terminó con la muerte de su esposo y ambos hijos. Luego aún se casó con Estéban Kun, sin embargo este matrimonio acabó en divorcio. Así pues, Mária decidió volver a Muráň del cual se apoderó, mientras tanto, el ejército del conde Carlos V de Lorena. Mária decidió pedir ayuda en el castillo cercano de Fiľakovo, dirigiéndose al conde Francisco Wesselényi, comandante militar, noble húngaro y más tarde también palatino de Hungría, que se convirtió en su tercer esposo. Sin embargo, en aquel entonces aún estaba casado con Žofia Bosniaková, una mujer muy religiosa que hasta el día de hoy está considerada en la región de Muráň como santa. Falleció en 1644.

¿De dónde sale el nombre de la Venus de Muráň?

Se dice que Mária Széchyová fue una mujer de una belleza extraordinaria y muy atrevida. Se notaban en ella las raíces mediterráneas. Fue también nieta de la famosa condesa Alžbeta Báthory que residía en el castillo de Čachtice. A Francisco Wesselényi le encantó Mária de tal manera que en 1646 decidió casarse con ella. Pasaron juntos 20 años de un matrimonio muy feliz. En 1666 Francisco falleció como consecuencia de haber tomado parte en la conspiración anti Habsburgo y, Mária tuvo que defender sola el castillo de Muráň hasta el año 1670. Desgraciadamente sin éxito. Posteriormente fue enviada a Viena donde fue encarcelada durante 6 años. Falleció en 1678 y está enterrada en Koszegh, en Hungría.

Castillo de Muráň
Stiahnuť audio súbor

Ladislava Hudzovičová

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??