En los Altos Tatras midieron sus fuerzas los sherpas de montaña

Turismo

En los Altos Tatras midieron sus fuerzas los sherpas de montaña

05. 06. 2018 12:37

Los sherpas o porteadores de montaña eslovacos que continúan transportando cargas en sus propias espaldas representan en Europa una singularidad. En otras montañas se construyen carreteras y teleféricos. Algunos refugios incluso son accesibles con helicóptero. Sin embargo, en los Altos Tatras otras intervenciones más en la naturaleza no son admisibles. Por eso, hasta el día de hoy, los sherpas forman parte indispensable de estas montañas.

El pasado fin de semana, con ocasión de celebrarse la 17 edición del Memorial de Juraj Petranský, los sherpas o porteadores de montaña profesionales midieron sus fuerzas y habilidades en los Altos Tatras. Este evento se conoce también como la vuelta de 100 kilos de carga. Antes de competir cada participante debió pesar su "krošňa" -que es una mochila o cesto con estructura.

¡Son precisamente 100 kilos! Las cervezas pesan cerca de 62 kilos, luego está el peso de la estructura de la mochila, dos paquetes de agua mineral y para llegar a 100 kilos hemos añadido algunas botellas de medio litro de varias bebidas.

En esta competición portarán su carga de cien kilos desde la localidad de Hrebienok hasta el refugio de Zámkovského chata 25 porteadores competidores. Entre ellos el porteador Vladimír.

La verdadera habilidad consiste en cómo se coloca y distribuye la carga en la estructura para que la fatiga sea menor posible. Hay que equilibrar bien la carga, hay que posicionar bien el centro de gravedad.

Eslovaquia es el último país europeo en el que se ha mantenido hasta hoy en día la profesión de sherpa de montaña. En las montañas siempre hay algo que debe ser transportado hasta arriba, hasta el refugio o simplemente hay que ir acompañando a una expedición etc. El peso depende de la estación del año o mejor dicho de las condiciones climáticas. En verano, cuando el sendero está seco y limpio, los sherpas llevan cerca de 70-80 kg, mientras que en invierno, cuando el sendero está cubierto de nieve o hielo, llevan solo 30-40 kg. Los 100 kilos de la competición son mucho peso de verdad. Varios de los participantes necesitan dar ánimos…

¡Ven, ven!… ¡Ven, ven!…

El recorrido tiene cerca de 3 km y el desnivel es de 250 m. A pesar de todo ello algunos participantes fueron super rápidos, casi lo superaron corriendo. Algunas mujeres e incluso niños también participaron llevando cargas menores. La porteadora Katka, que participaba por cuarta vez, llevó una carga de 25 kilos.

Es bastante fatigoso, correr con 25 kilos en la espalda. Pero cuando se reparte bien la carga en la mochila, luego no es tan difícil.

El ganador de este año se llama Marián Fiam, que superó el recorrido en 43` 52``. Como premio le fue entregado un cuadro, un grabado en cuero con el tema de la montaña.

Un momento de la competición fue dedicado a la conmemoración de Juraj Petranský, porteador de montaña profesional que falleció a la edad de 27 años bajo una avalancha. El accidente ocurrió en marzo de 2000 mientras portaba la carga al refugio de Téryho chata. La altura en la que se sitúa este refugio es la más alta en comparación con la de otros refugios de los Tatras. La subida a ella es bastante difícil. A todos los porteadores de montaña profesionales que fallecieron efectuando su trabajo les fue dedicado un minuto de silencio. El porteador de montaña Juraj Petranský hizo su primera portada acompañado de otro porteador de montaña y dueño del refugio de Rainerova chata, Peter Petras.

Recuerdo que mientras subía, había un ventarrón y un montón de nieve. El entonces dueño de Téryho chata, Miro Jílek, lo esperaba a una hora determinada. Pero cuando notó que tardaba en llegar más de una hora, empezó a intuir que había ocurrido algún accidente. Juraj Petranský sabía lidiar con todo tipo de carga. Por cierto, pasará a la historia de los porteadores de montaña eslovacos como un sherpa excelente.

Para rendir homenaje a Juraj Petranský han expuesto en el refugio de Rainerova chata su "krošňa" y su esquela mortuoria. El refugio de Rainer es el refugio más antiguo de los Altos Tatras. Su dueño, Peter Petras, lo decoró con varios objetos y utensilios típicos de montaña, como son unos viejos esquíes, cuerdas de escaladores, varias fotos en blanco y negro de escaladores, etc. Y antes de concluir el tema hay que añadir que los sherpas no solo traen las cosas por arriba, sino que también bajan cargados de basura, ayudan a mantener y arreglar los senderos turísticos, y a menudo ayudan a los socorristas. Podemos decir que los sherpas son personas extremadamente útiles.

Competición de los sherpas de montaña
Stiahnuť audio súbor

Ladislava Hudzovičová Foto: TASR

Emisión en directo / Živé vysielanie
??:??