Boris a Brambor
Boris a Brambor

Dos crías de Águila real engañaron la naturaleza

Dos crías de Águila real engañaron la naturaleza

Galéria

Una pareja de Águila real (Aquila chrisaetos - en latín) que se anidó durante este verano en el Parque Nacional de los Altos Tatras llegó a criar a dos polluelos. En Eslovaquia este fenómeno lo consideramos una gran rareza, casi un milagro. Un empleado de Protección Estatal de la Naturaleza, mientras controlaba los nidos y anillaba los críos, descubrió este acontecimiento y decidió inmediatamente instalar una cámara cerca del nido. Todo ello para poder documentar bien esta situación tan única. Así logró obtener fotografías y vídeos fenomenales.

¡Qué lindo - un idilio de dos hermanitos en un nido de águila real! Dos críos de cuatro semanas están esperando la alimentación de manera muy tranquila. Entre los dos no aparece ninguna rivalidad. Habla Pavol Majko, director de la Protección Estatal de la Naturaleza en el Parque Nacional de los Altos Tatras.

Realmente se trata de un fenómeno muy esporádico. Durante los últimos 25 años hemos visto solo dos o tres veces a pareja de Águila real criar a dos polluelos al mismo tiempo.

El motivo por el cual este fenómeno resulta ser tan raro consiste en otro fenómeno que se llama "cainismo". El cainismo es un tipo de conducta agresiva observada en animales, principalmente aves rapaces o en primates, por la cual los hermanos mayores o los hermanos menores compiten por distintas causas, en el caso de animales no humanos, siempre recursos o simple dominancia, llegando a causar la muerte del hermano. En algunas especies, como el águila real, los progenitores no se inmutan cuando presencian esta actividad, mientras que en otros animales las conductas cainitas se producen cuando los padres se han ausentado del nido. El nombre hace referencia a Caín, personaje bíblico que mató a su hermano Abel por celos.

Lo que ocurre en la mayoría de los casos es que el crío más grande y fuerte suele matar a su hermano menor y obviamente más débil. Es que la hembra de Águila real suele poner dos huevos a la vez. Pero los críos salen del huevo con una diferencia de 2 o 3 días. Así pues, en el momento del nacimiento del segundo crío comienza la lucha por la vida.

Y lógicamente, el crío más joven está en desventaja desde el inicio.

El hermano mayor empieza a achuchar a su hermanito con el pico y a veces los propios padres que le ayudan. Achucharrándolo continuamente lo matan. Incluso ocurre muchas veces que el fenómeno del cainismo se convierte en canibalismo, puesto que al final la misma madre se lo come o lo reparte para alimentar al otro hijo.

Todo este procedimiento ocurre en dos semanas. Hay que considerarlo un acto puramente natural que se basa en el instinto de conservación. Sin embargo, lo que les queremos decir hoy que estos dos polluelos nacidos en Eslovaquia engañaron la naturaleza al sobrevivir ambos y, además, de manera muy pacífica. Esta situación quizás se deba a la abundante cantidad del forraje que los padres lograron suministrar a sus hijos. Lo confirma también Erika Feriancova, zoóloga de la Protección Estatal de la Naturaleza en el Parque Nacional de los Altos Tatras.

Es muy probable que los estomaguillos llenos de los críos les ayudaran a domar la agresividad natural y a superar el instinto de conservación.

En el Parque Nacional de los Altos Tatras actualmente viven 11 parejas del Águila real. El próximo año los críos de esta temporada se aparearán con otros críos y así la población de las águilas en Eslovaquia prosperará aumentando.

Dos críos de Águila real enganaron la naturaleza

Ladislava Hudzovičová