Concurso dedicado a los monumentos UNESCO - 5ª ronda – Cueva de Hielo de Dobšinská

Concurso dedicado a los monumentos UNESCO - 5ª ronda – Cueva de Hielo de Dobšinská

De nuevo durante este año 2020 pueden Ustedes participar en el concurso que durante todo este periodo les emitimos, y tener la oportunidad de obtener algunos atractivos premios. En la edición presente nos estamos dedicando a los monumentos eslovacos que encontramos inscritos en la lista de la UNESCO. En la anterior ronda, la cuarta, al final del programa les formulamos la pregunta, que era la siguiente... ¿De las iglesias que les presentamos, queríamos saber el nombre de la iglesia en la cual un turista japonés afirmaba haberse sentido como en casa? Y la respuesta era: la iglesia de madera de Hervatov

Y el nombre del afortunado vencedor de esta ronda, y que por tanto recibirá nuestro obsequio es… atención…

...Jorge Herrera Toledo, que nos escribe y escucha desde la población de Loja, en Ecuador. Así pues… ¡Enhorabuena Jorge! Con todo, quiero recordarte igual que hicimos en la anterior ronda, que, debido a los problemas con el correo a causa de la pandemia de coronavirus, posiblemente el regalo tardará algo más en llegarte de lo que es habitual, ya que muchos países han limitado en este momento sus comunicaciones postales, entre ellos, creo que los nuestros. Así que… la enhorabuena por el premio, pero, además, hay que tener un poco de paciencia…

En el conjunto de joyas que forman los monumentos de la UNESCO en Eslovaquia hasta ahora les hemos mostrado obras materiales, pero no debemos olvidar, que nuestro país esconde también una magnífica y preciosa naturaleza. Por ello, durante las próximas tres rondas de nuestro concurso centraremos nuestra atención en el patrimonio mundial natural eslovaco. Hay más de 7100 cuevas conocidas en Eslovaquia, de las cuales 30 de ellas de libre acceso para el público, sin que sea necesario ser acompañados por un guía para visitarlas. De hecho, a pie mismo se pueden visitar hasta seis cuevas que han sido inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial Natural de la UNESCO, y de las cuales puede experimentar su belleza sin parangón. Hoy visitaremos una de ellas, la cueva de hielo de Dobšinská. Y será Elena Seeber, nuestra compañera ahora de la sección eslovaca quien nos acompañará a descubrir un reino de hielo amagado en la zona natural del Paraíso eslovaco....

La cueva de hielo de Dobšinská es una cueva conocida en todo el mundo, de características glaciares. Se encuentra únicamente a mil metros sobre el nivel del mar, exactamente a 950 metros sobre el mismo. Muchas de las cuevas glaciares conocidas de los Alpes se encuentran situadas y abiertas al público en zona alpina. En cambio, ésta se encuentra en una zona de media montaña. Y hasta ahora, todas las mediciones del volumen de hielo que se han realizado nos dicen que en esta cueva se encuentra el mayor volumen de hielo de todo el mundo. Se ha podido comprobar que en la cueva de hielo de Dobšinská hay más de 110.000 metros cúbicos de hielo. Es un dato que data del año 1995.

Quien nos lo explicaba era el geomorfólogo Pavel Bella de la Administración de Cuevas de Eslovaquia. La cueva se añadió a la Lista del Patrimonio Natural Mundial en el año 2000, pero no de forma independiente, sino como un añadido a las Cuevas ya registradas del Karst eslovaco y de Aggtelek, que fueron inscritas en 1995. Pero ¿por qué hay, permanentemente, hielo en la Cueva Dobšinská? Quien nos lo sigue explicando es, de nuevo, Pavel Bella.

Las cuevas glaciares tienen otro tipo de morfología, son…como lo diría…. verdaderas trampas para el aire frío, que es más pesado. Por eso mismo es necesario que la abertura de estrada esté situada en la parte superior. Por allí se introduce el aire frío, que se estanca en ese espacio interior y enfría las paredes rocosas, lo que provoca que el agua de lluvia que penetra en la cueva por su parte superior se congele, apareciendo y creándose de esta manera diversas formaciones de hielo.

Los científicos estiman que tenemos alrededor de 40 cuevas heladas en Eslovaquia. Sin embargo, no descartan el hecho de que algunas de ellas hayan perdido el hielo recientemente debido al calentamiento global. Esto todavía no es algo que amenace de forma peligrosa a la cueva de hielo de Dobšinská, aunque cierto es que el aumento anual del número de visitantes que se está produciendo tendrá, aunque sea gradualmente, un impacto en el clima de la cueva.

Así pues, tras de 25 minutos de escalada a través de un bosque, con una elevación de 130 metros, Elena Seeber y ahora Miroslav Kudl, también de la Administración de Cuevas de Eslovaquia, se encuentran situados precisamente frente al llamado Agujero de Hielo, nombre que recibe la entrada a la cueva. Nos espera una corta caminata, de 515 metros de longitud, con una elevación de 43 metros. Por cierto, este reino de hielo fue también visitado por el explorador polar noruego, y viajero, Fridtjof Nansen. Pero ¿de cuándo data la primera noticia sobre esta cueva de hielo?

La primera noticia sobre esta abertura del subsuelo data del año 1863. Pero fue en el año 1870 cuando su descubridor, Eugen Ruffinyi entró en ella con algunos compañeros mineros. Solo dos meses después de haber entrado en ella ya estaba abierta al público, de forma provisional, claro está, pero aún y así se trata de algo admirable que lo hicieran en tan poco tiempo. Ya en esa época la cueva recibió muchas e importantes visitas, como el rey serbio Milan I, Ferdinand de Lesseps, el constructor del Canal de Suez, o algunos escritores eslovacos de la época, como Vajanský o Hviezdoslav.

Pero ¿cuál es la temperatura interior de la cueva? ¿Qué es lo que podemos ver tras penetrar en ella? ¿Qué es lo que recomendaría no perderse a cualquier visitante de la cueva?

Tenemos que bajar preparados, dado que la temperatura en la cueva ronda los cero grados. Tras su entrada enseguida vemos la llamada pequeña sala, en la que ya encontramos una imponente formación de hielo. Otra de las cosas admirables de estas alineaciones de hielo es que, al contrario de lo que ocurre en otras cuevas, que son prácticamente iguales durante todo el año, en ésta la dinámica de cambios de las formaciones de hielo es bastante intensa. Y, además, también encontramos un monolito de hielo de casi 37 metros de grosor. Con todo, las zonas más importantes de las cuevas, aquellas que todo visitante debe de admirar, son la llamada Sala Grande y el Corredor de Ruffínyi que son dos de los espacios más bonitos de nuestra cueva.

Después de un recorrido por la cueva de aproximadamente media hora, que transcurre a través de masas de hielo acumulado, no solamente estaremos más que congelados, sino que también nos sentiremos altamente emocionados. En 1890 tuvo lugar en el Gran Salón de la Cueva un concierto en honor de Karol Ľudovít de Habsburgo. Precisamente en el Salón en el que Miroslav Kudla, de la Administración de Cuevas Eslovacas, junto a nuestra redactora, Elena Seeber, permanecieron un buen rato. La gran cantidad de hielo de la cueva, que no desalienta ni al murciélago bigotudo, al que le gusta pasar el invierno aquí, se reemplaza por completo cada... entre 5000 y 7500 años. Continúa Miroslav Kudla…

La obertura que vemos está hecha de forma artificial, y nos lleva hasta la llamada capilla deRuffínyi. Si nos fijamos más atentamente en la parte derecha vemos una serie de capas formadas por el agua que llega del exterior durante el invierno y la primavera que, tras congelarse, acaba formando una especie de catarata de hielo.

¿Qué tipo de deporte se ha practicado en la cueva, si es que se ha practicado alguno?

Y si hablamos de deportes, y dado que las condiciones eran suficientemente buenas incluso en verano, en la cueva se practicaba un conocido deporte en nuestro país, el patinaje sobre hielo, cosa que se hizo hasta los años 50 del pasado siglo cuando se prohibió su práctica para proteger la cueva de la acción humana. De hecho, todavía podemos ver los bancos en los que la gente se cambiaba y se ponía las botas de patinaje.

Siguiendo después de la Sala mayor, ¿qué encontramos? ¿Cuáles serían sus recomendaciones a nuestros oyentes, sobre todo en lo referente a cuál resulta ser la mejor época para visitar la cueva de hielo de Dobšinská?

También encontramos una sala más pequeña, a la que llegamos desde la Sala mayor de la cueva. Los nombres nos indican de forma fidedigna el tamaño de éstas. Esta sala menor nos muestra la misma maravilla que la mayor, pero de forma más reducida. Para finalizar, lo que recomendaría a nuestros oyentes seria visitar la cueva, si es posible al principio de la temporada, a mediados de mayo, cuando se abre al público.

En la quinta ronda de nuestra competición, tal y como han tenido la oportunidad de escuchar, les hemos presentado hoy la cueva de hielo de Dobšinská que es verdaderamente un paraíso de hielo. Cosa que viene confirmada también por los propios datos sobre su volumen... Y sobre ello versará la pregunta de hoy, que es la siguiente: ¿cuántos metros cúbicos de hielo hay en la cueva de hielo de Dobšinská?? Repetimos: ¿cuántos metros cúbicos de hielo hay en la cueva de hielo de Dobšinská?? Nos pueden enviar la respuesta hasta el próximo día 2 de junio, a la dirección siguiente:

RTVS - Radio Eslovaquia Internacional. Redacción en lengua española

Mlynská dolina,

845 45 Bratislava

República Eslovaca.

O por supuesto, también a nuestra dirección de correo electrónico: rsi_spanish@slovakradio.sk ¡Mucha suerte a todos!

5a. ronda concuro UNESCO-Dobšinská_SPA

Hilari Ruiz de Gauna i Torres Foto: TASR