Herec
Herec

Competición “Tesoros de la UNESCO” Cueva de aragonito Ochtinska -séptima ronda

Competición “Tesoros de la UNESCO” Cueva de aragonito Ochtinska -séptima ronda

Después de una pausa de varias semanas, que ha coincidido con las vacaciones escolares de verano, estamos aquí nuevamente para seguir con nuestra competición dedicada este año al tema de los monumentos de la UNESCO que se localizan en Eslovaquia. En la séptima ronda, que es la que corresponde a este mes de septiembre, nos espera la última joya del patrimonio cultural natural, ante de pasar a la presentación de los exponentes del patrimonio cultural inmaterial de Eslovaquia, que hemos dejado para los meses de octubre, noviembre y diciembre. Hoy, disfrutaremos de la belleza de la cueva de aragonito Ochtinská. Nuestra compañera Elena Seeber, con micrófono y grabadora en mano se dirigió hasta el lugar.

Con frecuencia escuchamos decir que la cueva de aragonito de Ochtinská, patrimonio natural de Eslovaquia, está en el paraje natural Karst eslovaco, lo cual no es del todo correcto, pues la cueva se encuentra en las montañas de Revuca entre Jelšava y Stítnik, cerca de la frontera oeste con el Karst eslovaco.

Pavel Bella, de la Administración de Cuevas de Eslovaquia nos cuenta que esta cueva fue incluida en la lista de la UNESCO en 1995, principalmente, gracias al relleno de aragonito, que también se puede encontrar en cuevas en Cerdeña, Portugal, España o incluso en México y Argentina. La cueva Ochtinská está llena de aragonito en forma de agujas, espirales y riñones, que crean figuras muy llamativas. Sin embargo, hasta el día de hoy, los científicos están preocupados por la cuestión de cómo se originó. Y no solo eso.

Cuando recorremos la cueva vemos que hay muchos espacios que se caracterizan por tener un techo plano y paredes inclinadas, que en conjunto simulan la forma de un triángulo. ¿Cómo pudieron ser creadas estas formacionesen una roca caliza? En la literatura extranjera se escribe que estas formaciones son típicas de cuevas de yeso, ya que el yeso se disuelve en el agua mil veces más rápido que la caliza en las cuevas de caliza.

Pavel Bella explica con gran entusiasmo cómo las rocas por la acción del agua se han ido transformando. Aunque a primera vista las cuevas parecen estar inertes, los científicos han descubierto vida allí.

Mi nombre es Michal Rendoš. Soy bioespeleólogo de la Administración de Cuevas de Eslovaquia y me dedico al estudio de los invertebrados que habitan en ambientes hipogeos. Los diplópodos de la familia Typhloiulus son los que más se han adaptado a la vida en las cuevas eslovacas. Miden entre uno y dos centímetros de longitud.

En la cueva de aragonito de Ochtinská, sin embargo, buscarías en vano muestras de vida, al igual que murciélagos, que son los inquilinos más comunes de las cuevas. Aunque Michal Rendoš no ha encontrado casi ningún organismo vivo aquí, se sigue sintiendo fascinado por el mundo de las cuevas.

El silencio y la tranquilidad aquí son absolutos. La persona se da cuenta que el tiempo transcurre de manera lenta. Nuestro trabajo en el entorno de las cuevas requiere de mucho tiempo, sin embargo, a veces me da la impresión de que estoy durante un corto plazo.

Nuestra compañera Elena Seeber accedió a la cueva de aragonito de Ochtinská acompañada por Miroslav Kudla, de la Administración de Cuevas de Eslovaquia.

La cueva de aragonito Ochtinská fue descubierta de manera casual en enero de 1954, durante una exploración geológica en la que era perforada una galería para detectar la presencia de yacimientos de siderita. La temperatura en el interior de la cueva oscila entre 7 y 9 grados. La humedad relativa alcanza casi el 100%. En 1966 comenzó la excavación de un túnel de acceso de 145 m de longitud, que permitió abrir la cueva al público en 1972.

Aunque la cueva de aragonito Ochtinská es superada en número de visitantes por la cueva de hielo de Dobšinská, que también está inscrita en la lista de la UNESCO, sus formaciones únicas de aragonito dejan boquiabierto a todo el que llega hasta aquí.

Ahora estamos en la sala de mármol, cuyo nombre se debe a la diversidad de colores que podemos ver en sus paredes. Vemos colores que muy raras veces se aprecian en las cuevas. Esta diversidad de colores depende en gran medida delpeculiar origen y desarrollo de los espacios subterráneos. La presencia de mineral de hierro en forma de ankerita y siderita brindan la tonalidad roja, mientras que la caliza cristalina o mármol proporciona el color blanco grisáceo.

Avanzando un poco, llegamos a otro espacio de la cueva que se diferencia notablemente de la sala de mármol.

Los pasillos en forma de cuña que se estrechan hacia arriba fueron creados por la acción corrosiva del agua de lluvia que se filtra a lo largo de fallas tectónicas. Entre las fallas tectónicas paralelas encontramos pasillos horizontales y salas con diferentes formas. Esto se debe principalmente a la acción corrosiva de la mezcla de aguas de diferentes temperaturas y composición química, como lo demuestra la cantidad de nichos irregulares y las cúpulas del techo.

Lo más atractivo es, sin duda, el corazón de la cueva. Su entorno crea unas condiciones hidroquímicas específicas, gracias a las cuales las soluciones de carbonato de calcio en las aguas que se filtran lentamente pueden cristalizarse como el aragonito (formaciones excéntricas con cristales que sobresalen, formaciones pequeñas con el aspecto de un riñón o grandes formaciones cristalinas). Así es precisamente el corazón de esta cueva.

Las formaciones blancas dentro de la cueva continúan creciendo hasta el día de hoy. El recorrido de 230 metros por la cueva de aragonito Ochtinská dura media hora. Esta joya de la UNESCO se encuentra a una profundidad de 30 metros y puede ser visitada todos los días,

Nuestro recorrido por la cueva ha terminado. Si has escuchado atentamente todo lo que se ha dicho, no te será difícil responder la pregunta de la séptima ronda, que dice así:

¿Cuál es para el público el espacio más atractivo de la cueva de aragonito Ochtinská?

Puedes enviar tu respuesta por correo postal o electrónico antes del 31 de septiembre a nuestra dirección:

RTVS - Radio Eslovaquia Internacional. Redacción en lengua española

Mlynská dolina,

845 45 Bratislava

República Eslovaca.

O a nuestra dirección de correo electrónico: rsi_spanish@slovakradio.sk

El ganador de la ronda recibirá un bonito obsequio de nuestra emisora y será incluido en el sorteo final.

Competición - 7 ronda

José Portuondo Foto: TASR