Boris a Brambor
Boris a Brambor

Fujara: el instrumento musical que nos llena de orgullo nacional

Fujara: el instrumento musical que nos llena de orgullo nacional

En el marco del concurso convocado para el año 2020 les hemos presentado ya varios tesoros eslovacos inscritos en la UNESCO. Dedicaremos las tres últimas rondas al patrimonio cultural inmaterial. Eslovaquia ha conseguido en esta categoría tres inscripciones importantes: el teatro tradicional de títeres, la alambrería y la fujara conjuntamente con su música. Empezaremos hablando de la fujara, ya que este peculiar instrumento de viento fue inscrito en el Listado del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO hace exactamente 15 años.

Fujara: esta palabra seguramente la han oído ya muchas veces en nuestros programas, así que me imagino que muchos de ustedes ya saben de qué vamos a hablar en esta ronda. La música de la fujara, un silbato largo de tres agujeros creado por pastores de ovejas, forma parte de nuestro orgullo nacional. Por ello no sorprende que cuando nos visitó hace 12 años la reina de Inglaterra, Isabel II, el entonces presidente eslovaco, Ivan Gašparovič le dio bienvenida con fujara en mano y le regaló este hermoso instrumento al príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Con el mismo regalo se marcharon de Eslovaquia el presidente ruso, Vladimír Putin y el presidente de los EE UU, George Bush.

"La fujara fue inscrita en el listado mundial de la UNESCO en 2005. Hasta posteriormente fue añadida al proceso de la inscripción la condición de formar parte del listado nacional. Sin embargo, en nuestro país no existía un listado de ese tipo, así que fue creado en base a este requisito. Y la fujara automáticamente pasó del listado internacional al listado representativo de la mencionada organización".

Explica Barbora Morongová, directora del Departamento del Patrimonio Cultural Inmaterial del ministerio de Cultura. En su opinión, el listado de la UNESCO tiene ya su propia vida...: "El abanico de temas que actualmente abarca este listado es muy amplio. No se enfoca tan sólo en manifestaciones concretas de la cultura inmaterial, sino también en cómo influye ésta en el medio ambiente, en la salud, la educación o la paz mundial".

Dušan Holík del pueblo de Očová durante más de 40 años enseñó a tocar la fujara a mucha gente. Sus discípulos provenían de varios rincones del mundo: de los EE UU, de Canadá, España o Japón. Hoy, desgraciadamente, ya no está entre nosotros, sin embargo podemos compartir con ustedes sus recuerdos, gracias a las grabaciones de archivo:

"La fujara era un instrumento de meditación y los pastores lo tocaban por lo general al anochecer, confesándole literalmente a ella todas las emociones y pensamientos del día. La trataban como si fuese un ser vivo o su propia mujer. Por eso, solían adornar sus instrumentos con mucho cariño. También, cuando le prestaban la fujara a otra persona, alegaban: "Dime algo mediante ella"".

Junto con la colonización romana de los siglos XIV y XV, cuando la cultura pastoril se mezcló con la cultura original de este territorio, aparecieron en estos lares nuevos instrumentos utilizados por los pastores, sobre todo, los silbatos. La fujara es el instrumento más joven de ellos. La primera mención escrita sobre este silbato largo, con tres agujeros, proviene del siglo XVIII. La fujara, extendida sobre todo en Eslovaquia Central, es adorada por su tonalidad suave y cálida, sobre todo en los tonos altos. Su sonido placentero tradicionalmente se oía en los prados, ahora más bien lo pueden captar en la música profesional.

"La fujara es un instrumento íntimo y aunque lo suelo tocar de vez en cuando, siento mucho respeto por él. Con ello quiero decir, que cuando participo en algún evento internacional, como la última vez en la exposición de la UNESCO en Alemania, toco la fujara, porque a la gente le interesa mucho oír su incambiable sonido. Sin embargo, no me considero músico. He conocido a varias personas que tocan fujara de forma magistral y por el gran respeto y admiración hacia ellos, nunca me llamaría "fujarista" o intérprete de la fujara", habla Juraj Hamar, precisando, que desde hace varios años coopera con la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial. Afirma que la UNESCO no se fija en mantener el folclore, sino que se interesa en la vida real del instrumento y en su fabricación. Y que la fujara sigue estando viva, lo confirma también nuestra visita al pueblo de Bešeňová, en la región de Liptov.

Nos encontramos en una cabaña de madera de pastores, parece como si nos trasladáramos a tiempos antiguos. Allá donde va el pastor Miroslav Kováč no pueden faltar las ovejas y el perro vigilante. Ahora mismo está tallando ornamentos sobre su nueva fujara.

"Me lleva aproximadamente dos meses adornar un instrumento así. Ésta fujara la he hecho de saúco. Es una madera muy buena, en cuanto a sus calidades acústicas, y además fácilmente manejable. Pero hay que encontrar árboles en los terrenos situados a grandes alturas sobre el nivel del mar, entre rocas, donde todo crece lentamente".

Y ésta fujara, la que veo aquí delante...uff, qué tamaño! Además es hermosa, adornada con flores...

"Pues sí, es bonita, barnizada con gomalaca. Y ésta otra es de acacia. Me llena de alegría poder fabricar un instrumento, darle el alma a la madera y después escucharlo. Todo desde hace 15 años, antes no me atraía, pero ahora sí, la fujara es como mi segunda esposa, de verdad".

"Sí, sí, así es. Todo el tiempo acaricia y admira a su fujara", confirma la esposa del pastor e intérprete de la fujara, Miroslav Kováč. Y ustedes, si han escuchado con atención los tonos eludidos por la fujara, la siguiente pregunta competitiva les va a resultar muy fácil:

¿Cuántos agujeros tiene la fujara, flauta de pastores eslovaca?

Pueden enviar sus respuestas por correo postal o electrónico antes del 31 de octubre a nuestra dirección:

RTVS - Radio Eslovaquia Internacional. Redacción en lengua española

Mlynská dolina,

845 45 Bratislava

República Eslovaca,

a nuestra dirección de correo electrónico: rsi_spanish@slovakradio.sk o a nuestras cuentas de facebook o instagram. El ganador de la ronda recibirá un bonito obsequio de nuestra emisora y será incluido en el sorteo final.

8. kolo_ok

Mária Mangová Foto: TASR