Športová televízia
Športová televízia

“Había una vez un castillo...” Novena ronda: El Castillo de Beckov

“Había una vez un castillo...” Novena ronda: El Castillo de Beckov

Estamos al inicio del mes de octubre y nosotros de nuevo, tal y como todos los primeros fines de semana, en cada mes del año en curso, llegamos a ustedes, nuestros estimados oyentes, para que les presentemos la siguiente y esta vez ya la novena ronda de nuestro concurso anual denominado como "Había una vez un castillo", en el marco del cual pueden conocer todas las leyendas e historias más conocidas que describen nuestros castillos y palacios. Incluso, desde el pasado mes de febrero hasta el mes de noviembe del año en curso, siempre durante el primer fin de semana del mes, pueden participar en nuestra competición que les trasladará a los siglos pasados, al país lleno de amor y odio y ustedes se convertirán en testigos de muchos hechos heróicos. La novena ronda de nuestro concurso anual ha sido preparada por nuestra colega de la redacción francesa, Katarína Vassalová. No olviden escuchar atentamente todo el programa para que puedan enviarnos la respuesta correcta a la pregunta que les formularemos al final de este segmento. El ganador de la octava ronda se llama Mario Fermoselle de La Plata en Argentina. ¡Enhorabuena y muchas felicidades! ¡Y ahora, si están listos para la siguiente ronda, vamos!

Competición_9.ronda Máte problém s prehrávaním? Nahláste nám chybu v prehrávači.

El verdadero tesoro histórico de Eslovaquia son sus castillos y palacios. Desgraciadamente, de la mayoría de ellos nos han quedado solamente sus ruinas. En el pasado eran sedes de gobernadores, monarcas y nobles famosos. La mayoría de ellos pasaron por los tiempos de mucha fama y sobrevivieron varias batallas y ataques enemigos. Se convirtieron en testigos de luchas heróicas y acontecimientos históricos. Y casi todos son descritos por alguna leyenda o historia. Hoy, una de las leyendas más populares nos llevará al Castillo de Beckov. La leyenda dice que el dueño de este castillo, Stibor de Stiborice tenía un loco casero que se llamaba Becko y sabía muy bien entretener a su dueño. Un día, el dueño le preguntó al payaso cómo podía recompensarlo por su trabajo. Becko le enseñó una peña y pidió que construyeran en su cumbre un castillo en un año y un día. Stibor cumplió su deseo y exactamente en un año y un día fue construido el nuevo castillo que llevó el nombre de su payaso Becko. Ésta es una de las leyendas relacionadas con la construcción del Castillo de Beckov. Seguramente ya están muy curiosos de saber, dónde se encuentra este castillo, cómo es, si pueden visitarlo y qué pueden observar allí. Les invitamos entonces a visitarlo, junto a nosotros y nuestros dos guías profesionales, Peter Pastier, director de una organización no gubernamental que administra todas las actividades en el mencionado castillo y Katarína Badžgoňová, responsable de los eventos culturales que tienen lugar en los espacios de este castillo.

Acercándose al Castillo de Beckov, nos encontramos ante una curva larga, después de la cual aparece una roca grande que parece que hubiera nacido solamente así, de nada, en medio de un terreno llano. En su cumbre podemos reconocer silueta de una construcción. Cada vez que nos acercamos más, podemos ver mejor todos los rasgos de una ruina reconstruida muy cuidadosamente. Cuando ya nos encontramos debajo de la mencionada roca, con el castillo en su cumbre, nos damos cuenta que estámos junto a uno de nuestros monumentos culturales nacionales. Para que alcancemos la entrada, estámos obligados a superar una escalada abrupta, la altitud de la roca es de más de 60 metros.

Entonces, el castillo fue construido en un lugar estratégico. Desde la roca, en la que se encuentra, se podían vigilar los alrededores y el paso por el río Váh, situado precisamente debajo del castillo. ¿Y dónde estámos en realidad? Eso nos lo revelará ahora mismo el director de administración del Castillo de Beckov, Peter Pastier.

Pastier: "El Castillo de Beckov forma parte de un sistema de castillos de frontera y defensa, construido en el siglo XIII y ubicado cerca de la ciudad de Nové Mesto nad Váhom. El Castillo y su alrededor natural denominado también como La Puerta de Beckov, representan una entrada, un punto donde el río Váh pasa de la parte montañosa a la parte llana de nuestro país."

El Castillo es bastante extenso, está dividido en el llamado castillo bajo y castillo alto. El acceso al Castillo se ubica directamente en el centro del pueblo de Beckov. Las ruinas originales del Castillo se han cambiado muchísimo durante las últimas dos décadas como uno de los resultados de varios trabajos de recontrucción. Ya hemos dicho que el castillo es uno de nuestros monumentos culturales nacionales y a sus visitantes les ofrece un amplio programa cultural. Además del recorrido por el castillo, durante toda la temporada, es decir desde el mes de mayo hasta el mes de octubre, los visitantes pueden participar en juegos y concursos relacionados con acontecimientos y personajes históricos vinculados al castillo. Tanto para adultos como para niños se han preparado juegos interactivos y se puede disfrutar de conciertos y de la representación de obras de teatro. A nosotros nos interesaba saber si este monumento cultural nacional es propiedad del Estado y quién se preocupa por su mantenimiento. Peter Pastier responde.

Pastier: "Antes era propiedad del estado. Pero desde el año 1996, cuando se llevó a cabo el proceso de descentralización, se convirtió en propiedad del pueblo de Beckov. Hoy en día, el pueblo de Beckov es el propietario del castillo y lo administra a través de una organización no gubernamental."

La historia del Castillo tiene raíces en un pasado bastante lejano. Se estima que ya antes del año 896 existía aquí una fortaleza de madera, aunque no hay huellas que lo demuestren. La construcción original fue realizada entre los siglos XII y XIII. La guía Katarína Badžgoňová nos hablará un poco más de su historia.

Badžgoňová: "Sí, hay una mención escrita directa que describe el Castillo de Beckov primeramente como Castrum Blundus, en el año 1264. Sin embargo, sabemos que el castillo fue construido antes. El Castillo de Beckov es uno de los ejemplos más significativos de la evolución de castillos y palacios en la Vieja Hungría. A finales del siglo XIV, Sigmundo de Luxemburgo lo regaló a un noble polaco, Stibor de Stiborice y el Castillo pasó de nuevo por una reconstrucción muy importante, convirtiéndose al igual que otros castillos de la Vieja Hungría, en una ostentosa sede de nobles.

Dos períodos fueron muy importantes en el desarrollo del Castillo. En el siglo XIV el Castillo de Beckov fue gobernado por Matúš Čák Trenčiansky, también conocido bajo el pesudónimo “El Señor de Tatras y Váh”. Durante este período, el Castillo pasó por una reconstrucción muy importante para mejorar su defensa. Y en el año 1388 Sigmundo de Luxemburgo lo regaló al noble polaco Stibor de Stiborice por la fidelidad de sus servicios. La familia de Stibor era en aquel entonces una de las familias más poderosas en la Vieja Hungría que convirtió este castillo en su sede familiar. Se trata del período del mayor auge en la historia del Castillo. ¿Y después? Ni la familia de Stibor, ni otras familias que lo poseían no tenían descendientes masculinos. En la mitad del siglo XVII el Castillo empezó a decaer, perdió su importancia estratégica y empezó a usarse como una fortaleza militar y prisión. Continúa Katarína Baždgoňová.

Badžgoňová: "El castillo fue destruido por un incendio a principio del siglo XVIII."

"Tal y como ya hemos dicho, el Castillo de Beckov también está relacionado con diversas leyendas. Además de la que ya hemos comentado al principio que nos revela la fundación de este castillo, conocemos algunas otras. Cedamos ahora la palabra de nuevo a Katarína Badžgoňová que las conoce absolutamente todas gracias a sus estudios de literatura."

Badžgoňová: "Con el Castillo de Beckov están relacionadas muchas leyendas, especialmente vinculadas a Stibor y que le describen negativamente, como un noble que prefería más la diversión que las obligaciones. Stibor, en lugar de prestar atención a sus tareas militares, dedicaba mucho más tiempo al descanso y entretenimiento."

¿Y cuál de las leyendas es la más conocida? Seguramente la de la muerte de Stibor. Nuestra guía se la va a contar ahora mismo.

Badžgoňová: "Un día, en el Castillo de Beckov hubo una fiesta y todos los criados, pobrecitos y hambrientos, servían a sus amos. Y uno de los criados, Paľko/Pablito, cuando veía como sus amos comían jabalíes asados, echando huesos llenos de carne a sus perros que estaban debajo de la mesa, quiso coger uno de esos huesos. Obviamente, sus amos no estaban de acuerdo con esta idea porque se trataba de su cena. Pero el criado logró herir gravemente a uno de esos perros lo que enfadó a Stibor que le quería mucho. Stibor decidió castigar a Paľko/Pablito de una manera muy simple y le dejó caer de la roca. La guardia le acompañó al borde de la roca y le tiró. Como estaba cayendo, logró maldecir a su amo, prometiéndole que se reunirían de nuevo al cabo de un año y un día y Stibor pagaría por todo lo malo que había hecho. Stibor no tomó esta maldición muy en serio y durante todo el año siguiente vivió de la misma manera. Pero exactamente después de un año, en una de esas fiestas habituales, coincidiendo con el aniversario de la muerte de Paľko/Pablito, el destino alcanzó también a Stibor. Tras regresar de la fiesta, cuando dormía en su cama, de repente apareció una víbora y lo mordió en el ojo izquierdo. Cuando Stibor se levantó al día siguiente, empezó a tambalearse por todo el castillo hasta llegar exactamente al mismo sitio desde donde había dejado caer a Paľko/Pablito un año atrás. Allí dio un tropezón, saltó la muralla y cayó al agua. La leyenda dice que de esta manera termina la vida del Sr. Stibor de Stiborice y Beckov, el infinito Amo de todo el río Váh."

Nuestra guía añade que durante los recorridos por el castillo, cuando relatan esta historia a los visitantes, no olvidan añadir, que la descripción antes mencionada era totalmente distinta y la personalidad histórica de Stibor de Stiborice no representa en ningún caso su imagen de la leyenda antes mencionada.

¿Y otra leyenda que Ud. ha mencionado no muy lejos de la fuente del castillo? Hemos visto allí una estatua grande de un dragón tallada en madera de nogal. Mide más de 6 metros y pesa casi una tonelada. Se llama Blundus y vigila la fuente del castillo. Sra. Badžgoňová nos acerca a esta historia.

Badžgoňová: "Pero tenemos también historias más jóvenes y posteriores, por ejemplo, sobre el Dragón Blundus. La historia dice que Blundus habitaba la fuente local, pasando allí todos los días largos y calurosos en verano. Pero como roncaba mucho y todo el castillo se sacudía, los caballeros valientes de la guardia del castillo decidieron expulsarle. Una mañana, cinco caballeros esperaron hasta que saliera de la fuente y lo mataron de cinco disparos. El pobre dragón murió, pero en su honor, hasta el día de hoy, tenemos cerca de la fuente un dragón de madera con el nombre de Blundus, ya que Blundus fue uno de los nombres originales del castillo."

Estimados radioyentes, si han escuchado atentamente nuestro cuento sobre el Castillo de Beckov, seguramente no tendrán ningunas dificultades para responder correctamente a la pregunta de esta ronda de nuestra competición. ¿Cómo murió el dueño cruel del Castillo de Beckov? Para que puedan ser inscritos en el sorteo para seleccionar al ganador de la novena ronda, sus respuestas correctas deberán ser enviadas antes del lunes, uno de noviembre. ¡Mucha suerte a todos! Pueden escribirnos a: Radio Eslovaquia Internacional, Eslovaquia hoy, Mýtna 1 (eme, y griega, te, ene, a) 1, P.O.Box 55, Código Postal 817 55 Bratislava, República Eslovaca. Nuestro correo eléctronico sigue siendo: rsi_spanish@rtvs.sk .


Peter Sabaček Foto: TASR

Živé vysielanie ??:??

Práve vysielame