MS vo futbale 2022
MS vo futbale 2022

De los Tatras al Danubio – Podunajsko – la Cuenca del Danubio (X)

De los Tatras al Danubio – Podunajsko – la Cuenca del Danubio (X)

El concurso de este año que hemos intitulado "De los Tatras al Danubio", está llegando a su fin. A lo largo del año les hemos invitado a dar vueltas por varias regiones geográficas e históricas de Eslovaquia: desde los montes Tatra, situados en el norte, hasta el río Danubio, que se encuentra en el sur del país. Y hoy terminaremos nuestro concurso presentándoles la región de Podunajsko – la Cuenca del Danubio.

Sin embargo, antes de pasar a la última ronda del concurso, tenemos que revelarles la respuesta correcta a la pregunta anterior y sobre todo – el nombre del ganador. Entonces, la respuesta a la pregunta: ¿Cómo se llaman las dos importantes rutas comerciales que en el pasado lejano contribuyeron al desarrollo de Záhorie? es: El Camino checo y la Ruta del ámbar. Y el nombre del ganador de la novena ronda es:

Gaspar Ariel Melgarejo, Ciudad de Resistencia – Provincia del Chaco, República Argentina, ¡Enhorabuena Gaspar!

Podunajsko – la Cuenca del Danubio se encuentra en el suroeste de Eslovaquia y, como indica su nombre, una parte importante de ella está representada justamente por el río Danubio y sus orillas. El Danubio no sólo forma parte de la frontera sur de la región y del país, sino también es una importante vía de transporte fluvial y una atracción turística. Y luego, las extensas llanuras de las tierras bajas del Danubio representan la zona más fértil del país.

En el pasado, la región del Danubio, principalmente gracias a la presencia del río, tenía un importante alcance internacional. En primer lugar, porque se encontraba en una importante ruta que pasaba por las tierras alemanas y terminaba en el Mar Negro y luego, durante la Edad Media, el Danubio representaba la frontera de la influencia turca en el reino de Hungría. El curador de la Galería Nacional Eslovaca, Denis Haberland, ha investigado los mapas históricos de la región del Danubio.

El río desempeñaba un papel importante en la época de las invasiones otomanas. De aquella época data la fortaleza de Komárno. Esta sirvió tanto para la defensa como para la diplomacia, puesto que Komárno se situaba en el camino que conectaba Viena con Constantinopla y estaba conectada con Budapest desde donde venía el embajador otomano. Además Komárno se halla cerca de la desembocadura del río Váh en el Danubio, entonces desde hace siglos representaba una importante encrucijada del transporte fluvial.

En la actualidad la región se extiende por los distritos de Dunajská Streda, Komárno, Nové Zámky y Senec. Ya en el pasado, la región de la Cuenca del Danubio era una zona multicultural. Durante siglos han convivido aquí los eslovacos, los húngaros y los alemanes. Sin embargo, después de la Segunda Guerra Mundial, una gran parte de la población no eslovaca fue expatriada y las casas vacías fueron ocupadas por personas de otras regiones de Eslovaquia. Por ello, también hay varios pueblos que tuvieron que cambiar el nombre y desde entonces llevan el nombre de destacados representantes de la política y la cultura eslovacas, como por ejemplo son, Hurbanovo, Štúrovo o Hviezdoslavov.

A pesar de todo ello, la minoría húngara ha tenido una importante presencia en la región. Si en la estación de Bratislava subimos a un tren que va para Komárno, el húngaro lo escuchamos no sólo en las conversaciones de los compañeros de viaje, sino también en los anuncios de las paradas.

Nos detenemos por un instante en Dunajská Streda, una de las ciudades de la región. Además de su tradicional agricultura, la fábrica de azúcar y la piscina termal, hoy en día Dunajská Streda es conocida por su equipo de fútbol. El club local DAC Dunajská Streda es uno de los clubes más importantes de la liga eslovaca. Los estadios están siempre llenos en cada partido de este equipo y sus hinchas a veces expresan su pasión de manera exagerada.

El agua ha estado siempre estrechamente vinculada al desarrollo de la región. Los brazos del Danubio están rodeados de los bosques de la llanura fluvial con una fauna y flora muy especiales. Por ello entre los medioambientalistas nació la iniciativa de crear la Zona Paisajística Protegida de las Praderas fluviales del Danubio. Hace exactamente 30 años, en 1992, se inauguró en el Danubio la mayor obra hidráulica con una central hidroeléctrica de Eslovaquia. A pesar de que Hungría se retiró del proyecto original que tenía el objetivo de construir un sistema de dos obras hidráulicas entre Gabčíkovo y Nagymaros, Gabčíkovo sigue cumpliendo su función original. Tras los 30 años de funcionamiento, la presa gigantesca que incluye una central hidroeléctrica ha sido sometida a una amplia reconstrucción de sus cámaras de esclusa. Continúa Tomas Klein, Director del Departamento Técnico de la Autoridad de las Construcciones Hidráulicas.

Con la modernización de las cámaras de esclusa hemos conseguido reducir el tiempo de espera entre el llenado y vaciado de las mismas, de 40 minutos a 30. También hemos ofrecido a la tripulación de las embarcaciones una mayor comodidad durante el tiempo de espera.

Los arreglos, la reconstrucción y la modernización de las cámaras de esclusa se planificaron de manera tal para que no limitaran el tráfico fluvial por el Danubio.

A través de las cámaras de esclusa de Gabčíkovo suelen pasar durante una semana muchas embarcaciones provenientes de varios países. La cifra anual llega a 15 mil embarcaciones.

La Isla del Centeno representa la mayor parte de la región de la Cuenca del Danubio: es la mayor isla fluvial de Europa y el mayor depósito de agua potable de Europa Central. Por el sur esta isla está limitada por el cauce principal del Danubio y, por el norte, por el Malý Dunaj - Pequeño Danubio. Este es un río tranquilo y muy popular entre los turistas, dado que es ideal para la navegación en barco o para la práctica del piragüismo. Los lugareños últimamente suelen acercarse al Pequeño Danubio para realizar allí varios proyectos de reanimación de la zona, convirtiéndola en un lugar de recreo.

Otra atracción interesante de la región de la Cuenca del Danubio son los antiguos molinos de agua construidos de madera que se han conservado en los pueblos de Jelka, Jahodná, Kolárovo, Dunajský Klátov y Tomášikovo. Las fuentes históricas que datan del año 1894 mencionan también la existencia de un molino flotante o navegante que se llamó Németh y después de algún tiempo fue prohibido por la Ley de Navegación que impuso la conversión de los molinos de barco en molinos de rueda, en aras de la seguridad en el río.

La región de la Cuenca del Danubio también es rica en manantiales y fuentes termales, gracias a las cuales han sido construidos en esta región varios centros balnearios, termas y baños termales, visitados sobre todo por clientes extranjeros. Pero pasemos de la tierra y el agua a las estrellas, o mejor dicho a la ciudad que las lleva en su escudo. La histórica ciudad de Hurbanovo, con unos 8.000 habitantes, está rodeada de campos de trigo, girasoles y maíz. Hoy en día es conocida principalmente por su gran fábrica de cerveza, pero también por ser la sede del observatorio más antiguo de Eslovaquia. Continúa su director, Marián Vidovenec.

Este observatorio es una de las piedras angulares de la astronomía moderna en nuestra región. Sus orígenes se remontan a 1871, cuando el conde Konkoly intentó observar el cielo nocturno con sus dos telescopios. Eran relativamente pequeños y sencillos. Rápidamente descubrió que si quería hacer observaciones más serias, necesitaba mejorar el equipo. En pocos años, convirtió el lugar en un observatorio serio que hacía buena ciencia y estableció contacto con los mejores astrónomos de la época.

Aunque la mayor parte del interés científico se ha centrado en la observación del sol y de las manchas solares, según el guía del observatorio Josef Csipes, el mayor descubrimiento está relacionado con el planeta más pequeño.

Uno de los descubrimientos más importantes en aquella época, fue la confirmación de la existencia del planeta Plutón. Los astrónomos estadounidenses descubrieron el noveno planeta, Plutón, en 1930. Sin embargo, perdieron de vista este objeto y no pudieron confirmar su órbita, por lo que hicieron un llamamiento al mundo entero para que les ayudara a encontrarlo y confirmar su existencia. Y fue Bohuslav Sternberg, director del observatorio de Hurbanovo, el primero en Europa que localizó y fotografió este planeta confirmando así su órbita.

Muchas cosas se han cambiado desde los años 30 del siglo pasado. Una de ellas es el hecho de que Plutón no es más un planeta. Sin embargo, la importancia de la región de la Cuenca del Danubio no ha cambiado significativamente; gracias al río Danubio, que es una arteria de transporte paneuropea, sigue siendo una región interesante incluso en el contexto de los proyectos internacionales.

En 2021 Eslovaquia presidió un proyecto regional europeo denominado Estrategia del Danubio. Este conecta a los países del Danubio que quieren colaborar más estrechamente en el ámbito de la digitalización y la protección del medio ambiente – lo son nueve estados miembros de la UE y cinco países no miembros. En 2021 la Estrategia del Danubio cumple su décimo aniversario.

Al final, lo único que queda es formular la pregunta de esta ronda.

¿Cuánto tiempo lleva funcionando el complejo hidráulico de Gabčíkovo en el Danubio?

La respuesta a la pregunta puede ser enviada antes del 30 de noviembre. El ganador de la ronda recibirá un lindo regalito de la redacción de RSI.

De los Tatras al Danubio – Podunajsko – la Cuenca del Danubio (X) Máte problém s prehrávaním? Nahláste nám chybu v prehrávači.


Ladislava Hudzovičová Foto: TASR

Živé vysielanie ??:??

Práve vysielame