¿Tal vez haya sido una pantera negra que atrajo al pintor eslovaco, Stano Černý, a la selva mexicana?

¿Tal vez haya sido una pantera negra que atrajo al pintor eslovaco, Stano Černý, a la selva mexicana?

Galéria

En el 2004, Stano Černý tuvo la necesidad de experimentar nuevas sensaciones que alimentaran y enriquecieran su obra, es así como decidió viajar a México, en busca de un lugar que complaciera su gran interés en las culturas ancestrales y los misterios que estas encierran, en relacionarse con comunidades indígenas, vírgenes y originales. Es en
la península de Yucatán donde decide instalar su segundo taller privado, en un entorno completamente natural, selvático, místico y exótico, que le aporta un gran soporte en su estudio del color, las formas de la naturaleza y la magia que le brinda un grado inusual de "inspiración" y entendimiento. Dice Daniela Jauregui, artista mexicana y pareja del artista eslovaco, Stano Černý. ¿Y cómo recuerda ese gran cambio en su vida el propio artista, nacido en Bratislava?

Stano Černý

Mária Mangová