La lavanda de Svinná

La lavanda de Svinná

¿Les apetece la infusión, el jarabe o simplemente el perfume de la lavanda? Pues vengan con nosotros a la población de Svinná, situada en la región de Trenčín, donde pueden recoger las flores de lavanda ustedes mismos directamente en el campo. Hace varios años la señora Oľga Smolková decidió cultivar esta planta aromática en grandes cantidades para compartir sus flores con los demás, vendiéndolas para que la gente pueda preparase de ellas lo que más le apetece: la infusión, el jarabe, varios preparados cosméticos o simplemente pueda metérselas en sus hogares y en sus armarios para gozar de su único perfume.

La lavanda me encanta desde la infancia, en mi casa tengo casi todo con el diseño de la lavanda. Además, mi esposo decidió dedicarse a la apicultura que se combina más que bien con el cultivo de la lavanda. Así pues, pusimos en marcha esta actividad agraria que nos satisface a ambos.

Hay que decir que los esposos Smolka cultivan también fresas y albaricoques, todo en grandes cantidades, siempre para ofrecerlo a la gente en forma del llamado "samozber" o auto recogida. Sin embargo, con esta forma de venta los interesados tienen que esperar el anuncio que los cultivadores ponen en la web. Lo que pasa es que la maduración de los productos agrarios no conoce fechas fijas.

A nuestros clientes siempre los tenemos informados a través de nuestra página web y las redes sociales. En el caso de la lavanda, empezamos a establecer las fechas de recogida cuando empiezan a florecer las flores de la punta.

A parte del uso gastronómico o cosmético, los campos de lavanda representan también un objeto de gran interés para los fotógrafos o pintores. Estos también forman parte de los visitantes del campo de Svinná. Antes de despedirse, la señora Smolková nos reveló su receta para preparar el jarabe de lavanda.

Si la gente no quiere secar la lavanda para prepararse la infusión, las tinturas o los ungüentos, puede probar hacer el jarabe, es muy fácil. Cortamos las flores, las ponemos en agua, le añadimos limón o lima, y lo dejamos reposar por 24 horas. Luego filtramos la infusión, le añadimos ácido cítrico, azúcar - medio kilo a un litro y todo lo dejamos hervir un poco. Al final, solo queda embotellarlo.

Lavanda Svinná

Ladislava Hudzovičová