El Domingo Sangriento

El Domingo Sangriento

A pesar de que en Eslovaquia vive tan sólo un puñado de los que recuerdan los desastres de la Segunda Guerra Mundial, en los eventos conmemorativos siempre toman parte centenares de personas, sobre todo en las regiones que fueron más afectadas por la agonía bélica. Los ciudadanos de los pueblos eslovacos, Kľak y Ostrý Grúň, seguramente no olvidarán tan pronto su pasado, a pesar de haber pasado 75 años desde que terminó la guerra. Todo lo ocurrió el 21 de enero de 1945. Las unidades nazis mataron a tiros a 148 habitantes debido a que ayudaban a partisanos. Gizela Benčová, que este año cumple 89 años, es hoy día el único testigo directo de aquellos trágicos acontecimientos.

El domingo sangriento


Mária Mangová Foto: TASR