Viajamos con...Michal Knitl

Viajamos con...Michal Knitl
Son jóvenes inquietos y dinámicos, con la intención de acercar a todos y cada uno de nosotros el mundo que nos rodea. Han cambiado la seguridad de su hogar por la aventura de viajar, conocer y explorar. Tienen las claves y quieren compartir sus mejores experiencias con todos nosotros. Desde aquí van a hablar de sus inquietudes viajeras. Bienvenidos al nuevo ciclo titulado Viajamos con… donde presentaremos a varios jóvenes eslovacos convertidos en viajeros empedernidos. Hoy hablaremos con Michal Knitl, enamorado de los viajes, la gente local y las montañas bajo el lema „El Camino es el destino". Antes de realizar su siguiente salida, esta vez a las montañas eslovacas, deja reposar su mochila cargada de mil y una aventuras viajeras para compartirlas en estas frecuencias...

„Durante la época de mis estudios en el colegio mis padres querían que fuera a estudiar el inglés a algún país de habla inglesa pero a mí no me apetecía nada. Después de entrar en la universidad, me di cuenta de que muchos de mis compañeros se iban a trabajar de forma temporal al extranjero lo que me motivó realizar un programa Work and Travel en EEUU en verano de 2004. Pasé allí dos meses trabajando y un mes viajando, los últimos quince días completamente solo."

En aquella época tenía 20 años. Desde entonces ha participado en diferentes proyectos juveniles a nivel europeo, por ejemplo haciendo autostopde Riga a Estrasburgo o haciendo un voluntariado en Finlandia.

„Durante nueve meses trabajé con niños y jóvenes finlandeses en un centro juvenil en una localidad pequeña situada a 80 kilómetros del círculo polar ártico. Todavía recuerdo el frío, la oscuridad y el carácter cerrado de la gente del lugar. Entonces, aproveché el tiempo para escribir mi tesis de fin de carrera relacionada con la motivación y el liderazgo del trabajo voluntario con la que terminé mi carrera de gestión de recursos humanos y gané el premio a la mejor tesis otorgado por el Centro de filantropía."

Después de terminar los estudios universitarios, Michal se convirtió en monitor de snowboard. En aquella época, cuando sentía la necesidad de salir de Europa y jugaba con la idea de aprender el idioma español, le surgió la oportunidad de hacer un voluntariado de forma temporal en Uruguay que se convirtió en un viaje de 15 meses por Latinoamérica.

„Me quedé tres meses en Uruguay en un proyecto social donde jugaba con los niños e iba aprendiendo el idioma. Luego me quedé por la zona, viajando por mi cuenta, y gracias al couchsurfing conocí a mucha gente del país con la que iba perfeccionando el español. Después de medio año empecé a plantearme qué hacer con todas las fotos que tenía y me vino la idea de escribir un libro sobre mis experiencias viajeras."

Y ese fue el momento clave que le acercó a plasmar lo vivido en América Latina en un papel. Después de volver a Eslovaquia, tardó un año en terminar su primer manuscrito combinando el texto con las fotos y luego lo publicó por su cuenta. Para promocionarlo empezó a dar las charlas sobre viajes en las cafeterías o las bibliotecas municipales. Mientras tanto organizó su siguiente aventura viajera con rumbo al continente asiático, donde pasó un año y tres meses dedicándose exclusivamente a tomar apuntes y fotografiar nuevos lugares. Su libro titulado Viento de seda cuenta su recorrido por tierra por Asia Central desde Bulgaria hasta Afganistán. En el otro, El mundo colorido, se ha centrado en su viaje por India, Nepál y Bangladesh.

„Después de publicar mi primer libro quise ir a promocionarlo a los festivales también pero tuve que esperar nueve meses hasta que me aceptaron como ponente en el primer festival. Eso fue en Ďumbierfest, organizado en la localidad de Brezno. Mientras tanto realizé mi viaje por Asia y al volver asistí a otros certámenes de viajes celebrados en diferentes ciudades de Chequia y Eslovaquia."

Allí entendió cómo funcionaba un fetival sobre viajes y optó por organizar algo parecido. La primera edición se celebró en marzo de 2013. Así nació el festival titulado „Cestou necestou" respaldado por la asociación cívica del mismo nombre, y que requiere su dedicación completa en cuerpo y alma.

„Mi primera idea consistía en promocionar en el nuevo festival mis dos libros sobre el viaje por Asia. La publicación de los mismos se retrasó por lo cual decidí realizar el festival de otra manera, siguiendo el itinerario de mi viaje por el continente asiático durante 4-5 horas en compañía de mis amigos viajeros. Muchos de ellos querían presentar sus experiencias por separado así que ampliamos el formato del festival a tres días, hablando de viajes por todo el mundo, y al que, al final, acudieron 600 personas."

Tras la primera convocatoria que salió con éxito, Michal empezó a organizar dos citas viajeras al año. En breve empezará una maratón ambulante de presentaciones e intervenciones de diferentes viajeros por varias ciudades eslovacas. La asociación cívica se dedica, al mismo tiempo, al apoyo de expediciones gracias a los fondos sociales recogidos a través de la declaración de la renta.

„He elegido los meses de noviembre y marzo porque son ideales en cuanto a las condiciones climatológicas. Para ver las fotos se necesita poca luz y si hace frío, mejor porque a la gente le apetece estar dentro. En Eslovaquia se organizan varios festivales, muchos de ellos se centran en la proyección de las películas relacionadas con el tema del alpinismo. Nosotros nos especializamos en las presentaciones con un tema más amplio abarcando diferentes tipos de viajes. Mi intención es inspirar a la gente para que viaje y explore el mundo. Cada uno de nosotros puede viajar, no es nada complicado, depende del confort que queramos tener viajando."

Se dice que un viajero empedernido va mucho más allá del simple hecho de viajar; es una manera de percibir y de interactuar con el entorno. Y si lo comparte con los demás es un gran plus. Michal Knitl cumple cada uno de estos requisitos y más...en su caso ha sido un viaje evolutivo natural que se convirtió en el tema principal de su charla más presentada: 10 años viajando por la vida.

„Gracias a mi viaje por América Latina, nació mi primer libro. Gracias al libro, empecé con las presentaciones. Y estas me llevaron a organizar el festival de que hasta hoy en día disfruto haciéndolo. Me ha llegado todo en un orden natural."

Michal Knitl

Eva Kopecká Foto: Michal Knitl