MS v hokeji 2022
MS v hokeji 2022

Misioneros eslovacos en el mundo – Peter Kuchár

Misioneros eslovacos en el mundo – Peter Kuchár

Peter Kuchár es un cura eslovaco, miembro de la congregación de los salesianos de Don Bosco, que estuvo muchos años como misionero en varios rincones del mundo. Trabajó con la juventud pobre y problemática en Roma, luego en un campo de refugiados situado cerca de la frontera entre Sudan y Kenia y algunos años los pasó en Nairobi atendiendo a los niños de la calle. Durante un cierto periodo se convirtió su casa también en Japón o por ejemplo, en las islas Salomón. Más de su vida de misionero descubriremos gracias a la entrevista grabada por nuestro colega Štefan Chrappa. Entonces, ¿cómo ocurrió que Peter Kuchár se convirtió en un misionero?

Tenía 21 años, había apenas entrado en el noviciado de los salesianos, cuando nos visitó Ľudovít Sucháň, sacerdote eslovaco que trabajaba en las misiones en Japón. Era ya anciano y creo que quiso promover las misiones entre los jóvenes e invitarnos a reflexionar sobre nuestra eventual vocación de misionero. En aquel entonces empecé a pensar en esa idea. Sin embargo me sentía demasiado joven para tener ese tipo de experiencia. Pero la idea continuaba volviendo a mi mente y paulatinamente, a lo largo de mis estudios, maduró en mí la decisión. Cuando me ordenaron sacerdote, inmediatamente viajé a Japón.

Sé que usted trabajó también en las islas Salomón...

Eso ocurrió por pura casualidad... los salesianos japoneses tienen allí una misión y durante el verano me enviaron allí para acompañar a un grupo de estudiantes universitarios y pasar con ellos las vacaciones veraniegas. Hasta aquel entonces no tenía ningún conocimiento sobre esa misión. El campo de trabajo veraniego se terminó y los misioneros locales me pidieron quedarme allí para sustituir a un cura. Yo acepté la propuesta. Así nació una experiencia inolvidable que ni hubiera soñado hacer en mi vida...

Otro lugar exótico en el que trabajó usted es Kenia... que está bastante lejos de Japón. ¿Cómo nació esta experiencia?

África es un continente pobre que conocía gracias a mis viajes de trabajo anteriores. Viajé a Kenia, Sudán del Sur y Sudán y allí tuve la ocasión de conocer la vida y las necesidades de sus habitantes, que no solo carecían de muchas cosas materiales, sino también de las espirituales. Así que decidí quedarme allí por algún tiempo, más precisamente por 2 años. Seis meses trabajé en un campo de refugiados y el resto los pasé atendiendo a los muchachos de la calle.

El trabajo de misionero exige un carácter fuerte y resistente, ¿se sentía listo y preparado usted para ese tipo de trabajo?

Yo soy de Prešov y tuve la suerte de nacer en una familia cristiana. Mis padres aún durante el régimen socialista frecuentaban una pequeña comunidad de oración dirigida por salesianos. Yo mismo cuando crecí entré en ese grupo, que se reunía una vez a la semana. Allí venía un salesiano que nos explicaba varias cosas relacionadas con la oración, meditación y el código del cristianismo. Así paulatinamente entré en el mundo espiritual. Creo que estos encuentros formaron en mi interior una buena y sólida base, de la cual brotó mi vocación por la vida espiritual, que paso tras paso se convirtió en la vocación misionera.

Pasemos al tema de la Navidad. ¿Cómo la festejan en Japón?

En Japón me sorprendió el hecho de que en un país que no tiene nada que ver con el cristianismo, se festeje una festividad típica cristiana como es la Navidad. Por todos los lados se ven los adornos navideños, los árboles de Navidad, se respira la atmosfera festiva, se compran los regalos, etc. Si tomamos en consideración que solo un 1% de los nipones declaran ser cristianos, el resto son budistas o sintoístas, es de verdad un hecho muy sorprendente.

Entonces, ¿llegó usted a descubrir por qué los japoneses celebran las Navidades?

Es una fiesta comercial. Los japoneses están bastante inspirados por el estilo de vida de los E.E.U.U. Así pues, incorporaron las fiestas de Navidad entre las suyas por razones comerciales, simplemente porque es muy rentable. Pero debo añadir, que igualmente logra traer mucha alegría a las familias.

Usted dijo que solo un 1% de los nipones declaran ser cristianos... ¿supongo que ellos celebrarán la Navidad también en las iglesias, no?

Sí. Las iglesias cristianas se llenan de gente, porque suelen venir a visitarlas también los budistas o sintoístas. El carisma de la Navidad atrae a gente de varias religiones y probablemente sienten una cierta afinidad con el cristianismo.

¿Y qué recuerdos tiene Usted de las Navidades vividas en las islas Salomón?

Fue una Navidad muy exótica. Es muy raro para nosotros vivirla con el calor de 35°C y con alta humedad, ningún arbolito navideño, solo algunas lucecitas...

¿Y por lo menos la atmosfera era festiva?

Allí todo estuvo marcado por una gran pobreza. Me encontré allí en un momento difícil, después de la guerra civil. Ya el hecho de estar en paz fue una gran satisfacción para todos. La Navidad en aquella misión fue muy peculiar, sobre todo por el hecho de que mucha gente venía a nuestra iglesia desde muy lejos... entonces les ofrecimos un patio con cobertizos para que pudiesen pernoctar allí. Pasamos la Navidad junto a esta gente, que vino desde los pueblos de la región. La dimensión de esta Navidad fue sobre todo social – disfrutamos de la ocasión de poder encontrarnos, compartir los festejos, charlar, rezar y cantar. Eso es lo que tiene importancia para ellos. Cuando pueden compartir estas actividades – cantar, bailar, charlar y comer – creo que esto es lo que les da la mayor satisfacción.

¿Y los regalos? Por nuestras latitudes los regalos forman parte inseparable de las Navidades...

Recuerdo que llegó un contenedor desde Europa y así pudimos distribuir algunos regalos, por lo menos entre los niños. Había bicicletas, patinetes, juguetes... Los adultos recibieron jabón y un pequeño detergente. Para nosotros serían regalos poco tradicionales. Pero esta gente era feliz, porque pudo lavarse, lavar su ropa y vivir las fiestas limpias como personas dignas. Y eso fue importante para ellos, eso les hizo felices.

Misioneros_Peter Kuchár Máte problém s prehrávaním? Nahláste nám chybu v prehrávači.


Ladislava Hudzovičová

Živé vysielanie ??:??

Práve vysielame