30 años de la división de Checoslovaquia – la historia de la señora Olga

30 años de la división de Checoslovaquia – la historia de la señora Olga

Galéria

OlgaM_3.jpg OlgaM_2.jpg OlgaM_4.jpg

A finales del año pasado Radio Praga International propuso a RSI colaborar en la preparación de los programas para festejar el 30aniversario de la pacífica división de Checoslovaquia y el surgimiento de dos estados nuevos e independientes - República Eslovaca y República Checa. En el marco de este proyecto nacieron también las entrevistas que les voy a presentar hoy. En ellas conocerán a tres parejas mixtas checo-eslovacas que compartieron con nosotros sus sensaciones vividas durante la división del estado común. Todos viven en Piešťany y representan a la generación que se casó en los años 60 del siglo anterior. Empezaremos con la señora Olga, que también desempeña el cargo de jefa de la Asociación de los checos en Piešťany.

Yo cuando oigo hablar en checo, me parece muy lindo, me suena como el tilín de las campanillas y, por otro lado, cuando estoy en Chequia, los checos me dicen: ¡dinos algo en eslovaco! ¡cómo suena de lindo! se parece a una canción… Entonces yo suelo decir que el eslovaco suena como una canción y el checo como el tilín de las campanillas.

Volvámonos aún a Noche Buena, para acompañar la carpa con la ensalada de patatas, que se come tanto en Eslovaquia como en la República Checa, ¿qué sopa se come en su casa? ¿La de pescado checa o la Kapustnica eslovaca?

Puesto que mi mamá era eslovaca, nosotros comíamos la sopa Kapustnica y yo durante toda mi infancia pensaba que en Noche Buena en todas las familias se comían los mismos platos. Hasta la edad adulta no sabía que en las familias checas se comía otro tipo de sopa. Hasta hoy en día yo continúo preparando la Kapustnica según la receta de mi mamá, que provenía de la ciudad de Trebišov. Para esta Kapustnica se usa solo el agua derivada de la fermentación, sin usar realmente la col o el chucrut.

¿Y durante el resto del año? ¿Se cocinaba algún plato checo en su casa?

En mi casa se cocinaba casi todo "a la eslovaca": la sopa de judías, los Bobálky, etc. Eso no me sorprendía nada. Solo despertaba mi curiosidad el hecho de que lo que comíamos en mi casa nunca nos lo prepararan en el comedor de la escuela.

Usted proviene de una pintoresca ciudad checa que se llama Nové Město nad Metují. Además de ser hija de una pareja mixta, también formó un matrimonio mixto casándose con un eslovaco. ¿Cómo ocurrió eso?

Yo en 1968 obtuve el trabajo más lindo de mi vida. Trabajé como encargada de deportes y de cultura en un centro de vacaciones situado en la ciudad de Pec pod Sněžkou, situada en las montañas de Krkonoše, en Chequia. Y mi esposo, que en aquel entonces aún no era mi esposo, fue allí como estudiante de ciencias naturales para pasar dos meses como protector del parque nacional. Es decir, ¡a Eslovaquia me trajo el amor! Tuvimos 3 hijas, una nació en Trutnov – en Chequia y otras dos en Piešťany - Eslovaquia. Dos se fueron a EEUU y una se quedó aquí.

¿Recuerda Usted del momento de la división de Checoslovaquia? ¿Cómo vivió la Noche Vieja del año 1992?

Lo vivimos muy muy mal. Aquel 1 de enero, mi esposo y yo lloramos por todo. Fue un instante muy difícil para nosotros. Mi esposo, siendo eslovaco, estudió en la República Checa, así que conservaba muchos recuerdos de la vida en Chequia. Yo creo que fue lo correcto permanecer juntos. Me lo confirmó una experiencia vivida en un tren. Un grupo de hombres debatía en un compartimento sobre política. Yo, como única mujer, evité intervenir. Al final del debate uno de ellos dijo: “Si no íbamos a estar mejor, no teníamos que habernos dividido”. Yo continúo sintiendo el impacto negativo de la división hasta hoy en día, puesto que cada mi viaje tengo que cambiar dinero. Antes cambiaba las coronas checas por eslovacas y ahora por euros. Debido a que la corona checa se ha fortalecido, siempre es un cambio desventajoso. Pero, aparte de esto tengo que decir, que me siento muy bien en Eslovaquia y cada mes viajo a Praga, entonces tengo bien divididos mis dos amores.

¿Se sintió molestada o atacada alguna vez por tener la nacionalidad checa en Eslovaquia?

No recuerdo ninguna situación en la que alguien en Eslovaquia me hubiese reprochado hablar checo o al revés. Nunca me había pasado algo así.

30añosChequia_Eslovaquia_Olga_historia_personal Máte problém s prehrávaním? Nahláste nám chybu v prehrávači.


Ladislava Hudzovičová

Živé vysielanie ??:??

Práve vysielame