El gobierno prevé aprobar medidas que ayuden a las familias

El gobierno prevé aprobar medidas que ayuden a las familias

El Ministerio de Empleo, Asuntos Sociales y Familia de la República Eslovaca tomará medidas para ayudar a las familias. Así se expresaba en declaraciones para la agencia TASR el titular de esta cartera ministerial, Milan Krajniak.

El ministro explicó que durante la pandemia del coronavirus, se destinaron 66 millones de euros para apoyar a los jardines de la infancia. "Queríamos proteger este segmento, para que los gobiernos locales no tuvieran que cerrar escuelas por razones financieras. Con relación a las guarderías, la situación era un poco mejor, ya que los gestores pudieron acceder a recursos en el marco de los Primeros Auxilios, así que les suministramos algunos recursos y queremos seguir haciéndolo", agregó.

La ley de subsidios también será modificada, a fin de que el ministerio pueda otorgar subsidios no sólo en casos humanitarios, sino para que también pueda utilizarlos para apoyar a familias y proyectos familiares. "No solo la prestación por embarazo, sino también la abolición de los copagos por medicamentos para niños menores de 6 años y transporte público y autobuses gratuitos para niños y estudiantes son medidas que aliviarán los presupuestos familiares y ayudarán a la población más vulnerable a salir de la crisis lo mejor posible", acotó Krajniak.

Según el ministro, la introducción de una prestación por embarazo es un mensaje importante del gobierno dirigido a las madres. Por otro lado, añadió que las familias con niños pequeños y las personas con discapacidades severas son los grupos de mayor riesgo y, por eso el gobierno les está brindando el mayor apoyo posible.

Muchos expertos reconocen que la introducción de nuevas prestaciones para las madres trabajadoras podría ayudarlas a mejorar su calidad de vida, pero al mismo tiempo aseveran que el problema de la discriminación contra la mujer en el mercado laboral o la brecha salarial no estaría resuelto. El Estado, aseguran, debería apoyar a los padres que trabajan y aumentar la disponibilidad de guarderías y jardines de la infancia, pero también debería respaldar a los padres que están en riesgo de perder su empleo.

José Portuondo Foto: TASR