Diputados eslovacos informan a presidente del Parlamento Europeo sobre el caso “Chovanec“

Diputados eslovacos informan a presidente del Parlamento Europeo sobre el caso “Chovanec“

Los eurodiputados eslovacos informaron al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, sobre el caso del eslovaco Jozef Chovanec, que falleció en el aeropuerto de la ciudad belga de Charleroi en 2018 después de ser objeto de una actuación de la policía. Al mismo tiempo los legisladores eslovacos invitaron al PE a no dejar la muerte del ciudadano eslovaco sin respuesta. "La tarea de la policía es ayudar a los ciudadanos y protegerlos. En el caso de Jozef Chovanec ocurrió todo lo contrario. El Parlamento Europeo que representa a todos los ciudadanos europeos debe asumir una postura clara al respecto. Pedimos que este incidente se solucione de manera correcta, respetando los derechos humanos y los principios del Estado de derecho", cita el documento firmado por 10 eurodiputados eslovacos. Diferentes medios de comunicación, eslovacos y belgas, se han interesado en este caso. El domingo pasado la comunidad de eslovacos residentes en Bruselas organizó en la plaza de Schumann un acto en honor a la memoria de Jozef Chovanec. La abogada de la esposa de Chovanec ha pedido a las autoridades belgas la sustitución de la actual jueza de investigación y el traslado de la documentación del caso fuera de la ciudad de Charleroi. El jefe de la Diplomacia eslovaca, Ivan Korčok, se entrevistó con el embajador belga en Eslovaquia, Ghislain D' Hoop, para pedirle una investigación correcta del incidente.

El ciudadano eslovaco Jozef Chovanec falleció en febrero de 2018, después de ser maltratado por agentes de la Policía belga en el aeropuerto de la ciudad de Charleroi. Según la información difundida por los medios eslovacos, Chovanec rompió la barrera aeroportuaria y subió al avión sin autorización. Los policías belgas lo detuvieron y lo condujeron a una celda de detención provisoria, donde Chovanec empezó a mostrar un comportamiento raro e incluso se autolesionó. En el vídeo de la cámara instalada en la celda (accesible en varios sitios de internet), se puede ver a cinco policías forcejeando con Chovanec encima de una cama, tratando de reducirlo, y a una agente de la policía haciendo un gesto similar al saludo de los nazis. Todo el incidente duró cerca de 16 minutos. Esa misma noche en la que ocurrieron los hechos, la esposa de Chovanec lo visitó en el hospital y notó que éste tenía un brazo hinchado, además de tener un dedo y el talón rotos. Chovanec cayó inmediatamente en coma y al siguiente día falleció de un paro cardíaco. Durante la investigación la esposa de Chovanec reveló que su marido padecía de una enfermedad psíquica, parecida a la esquizofrenia, por la cual ya había tenido que someterse a terapias prolongadas varias veces.


Ladislava Hudzovičová Foto: TASR