Eslovaquia, incluidos los eslovacos residentes en el extranjero, necesitan sentir solidaridad y empatía

Eslovaquia, incluidos los eslovacos residentes en el extranjero, necesitan sentir solidaridad y empatía

"Las experiencias adquiridas durante el año 2020, además del miedo por nuestra propia vida y la de nuestros familiares y amigos, nos trajo una nueva percepción de la esencia de la vida, de las relaciones humanas, de la solidaridad y de la empatía mutua. Y justamente esto es lo que necesita Eslovaquia, incluidos los eslovacos residentes en el extranjero, esparcidos por varios rincones del mundo", enfatizó Milan Ján Pilip, presidente de la Oficina de los Eslovacos Residentes en el Extranjero, en el marco de su discurso de Nuevo Año.

Pilip se dirigió a las comunidades de eslovacos y descendientes de eslovacos diciendo que "hay que conservar e intensificar la fuerza adquirida viviendo esta situación difícil. Para que cuando, gracias a los progresos científicos de la medicina logremos salir del aislamiento social, volvamos a reunirnos para compartir las virtudes de nuestra pertenencia a la nación eslovaca. Precisamente así, como estábamos acostumbrados". Las comunidades eslovacas, a decir del presidente, no deberían dejar enflaquecer su creatividad ni abandonar sus actividades, todo lo contrario, deberían continuar desarrollándolas siempre y en todas las ocasiones que se lo permiten. Al fin, la creatividad y la invención producidas por la situación difícil del año 2020 podrían enriquecer y hacer más dinámicas las formas clásicas de las actividades y proyectos cuyo objetivo es el de presentar la cultura, las tradiciones y la gastronomía eslovacas. De esta manera, la vida de los eslovacos residentes en el extranjero podría llegar a ser más variada. Asimismo, Pilip reconoció "el alto nivel de la cultura, la tolerancia y la lealtad que los eslovacos residentes en el extranjero demuestran en los países donde residen y su participación en las actividades organizadas en el marco de las medidas de protección tomadas en la lucha contra el coronavirus. "Su contribución nos llena de orgullo a todos", concluyó el presidente.

Ladislava Hudzovičová Foto: TASR