MS vo futbale 2022
MS vo futbale 2022

Hirman y Kamenický critican la propuesta de la Comisión Europea sobre energía

Hirman y Kamenický critican la propuesta de la Comisión Europea sobre energía

Según afirmaba ayer en un programa de debate político de la televisión privada Markíza Karel Hirman, nuevo ministro de Economía eslovaco, “la nacionalización de la electricidad producida en Eslovaquia no sería más que el último recurso a la crisis energética en el país. En la actualidad, explicaba, Eslovaquia trabaja en una solución conjunta europea para que el acuerdo sea beneficioso también para Eslovaquia. Las actuales propuestas de la Comisión sobre la imposición adicional al exceso de ingresos por la electricidad no son buenas para Eslovaquia. "Bruselas propone que se grave el precio más alto. El problema es que se gravará fuera del territorio de Eslovaquia y esos recursos se quedarían allí donde se grave", señalaba Hirman. Ello afectaría, por ejemplo, a la electricidad producida en la República Eslovaca pero comercializada en mercados extranjeros. “Nuestra demanda más básica, que intentamos explicar a nuestros socios europeos, y con la que luchamos por nuestro país, es que ese dinero regrese a Eslovaquia”, enfatizaba el ministro. A su entender, el gobierno podría entonces utilizar el dinero así obtenido para compensar el aumento de los precios de la energía para los hogares, las grandes empresas y el sector público. Su contrincante en el programa, Ladislav Kamenický, vicepresidente del partido opositor Smer-SD, resaltaba que la Comisión espera recaudar unos 140.000 millones de euros en impuestos adicionales. Siendo que Eslovaquia representa aproximadamente el uno por ciento de toda la UE deberíamos tener derecho, afirmaba, a unos 1.400 millones de euros, y en estos momentos parece ser que a Eslovaquia le llegarían únicamente cien millones. Afirmaba también que su partido es partidario de no esperar a una solución europea. “La mayoría de países ya han tomado medidas, ya se han gastado alrededor de 350.000 millones de euros en diversas ayudas a empresas y hogares de toda Europa. La República Eslovaca no ha hecho nada”, indicaba. Si bien se están preparando programas de ayuda para emprendedores, según él, ello está tardando, ya que se aprobarán quizás en octubre o noviembre. Con todo, estuvo de acuerdo con el ministro en las críticas a las propuestas de la Comisión. "La mayor parte de las ganancias no se obtienen en Eslovaquia. Nuestros productores de electricidad la producen por menos de 180 euros. Hay distribuidores, y comerciantes diversos que obtienen mucho dinero con ella", enfatizaba Kamenický. Hirman también confirmó su opinión, dada anteriormente, de que el costo de la crisis energética puede superar al de la pandemia por coronavirus, que fue de unos diez mil millones de euros. “Si no tomamos medidas, si no acordamos modificar la propuesta a nivel de Bruselas, corremos el peligro de tener unos gastos de tal magnitud”, afirmaba, aunque reconociendo que sería en un caso realmente extremo. Por su parte, el ministro de Finanzas, Igor Matovič, aseguró en un programa similar de la televisión pública RTVS que el Gobierno intervendrá en caso de que aumente el precio de la energía en el país, recordando que no se espera para antes de final de año un aumento incontrolado de las facturas por la energía.

Hilari Ruiz de Gauna i Torres Foto: TASR

Živé vysielanie ??:??

Práve vysielame