Paseos por la ciudad de Ružomberok

Paseos por la ciudad de Ružomberok

Lasemana anterior pasé las vacaciones en la ciudad de Ružomberok, ubicada en la región de Liptov. Esta ciudad en la gente solía evocar la sensación de un lugar un tanto feo, por ello algunos me han preguntado, si lo pienso en serio - pasar las vacaciones allí. Con todo, esta sensación es totalmente errónea. Se debe a que la fábrica de papel, que se halla allí, en el pasado causaba mal olor del aire, sin embargo esto ya no vale más y la ciudad como tal es un sitio maravilloso. A uno fácilmente le hace recordar los años de la Primera República Checoslovaca, cuando la vida social y económica estaba en pleno auge. Además, la ciudad está rodeada de una naturaleza preciosa, literalmente al alcance de la mano.

Se dan cuenta de ello también los turistas y la región de Liptov es una de las más buscadas en Eslovaquia. Este año, marcado por el virus, aún más. Cuando fuimos a la Galería de Ľudovít Fulla, ubicada en el centro de la ciudad, me sorprendió que no estaba vacía, como había supuesto, sino al revés, llena de vida. La señora en la taquilla aún se quejaba de que no tenía tiempo ni para ir a tomar un café. Según sus palabras este verano es la temporada récord en cuanto al número de visitantes. Ahora me gustaría transmitirles en breve la atmósfera de esta galería excepcional. Fue construida en el año 1965 con el propósito de ser la galería de la obra de nuestro destacado pintor y dibujante, Ľudovít Fulla, y a la vez de convertirse en su casa. Ľudovít Fulla, en una entrevista grabada en el año 1957 decía:

Ludovít Fulla

Espero que les hayamos animado a venir alguna vez a Eslovaquia, a Ružomberok, para ver este único lugar. En Ružomberok lo que más asombra es la montaña de Veľká Fatra, sitio de espíritu incomparable, y donde pueden pasar horas y horas sin encontrar a otra persona. Pero ahora me gustaría hablarles sobre una novedad, sobre la ruta ciclística, que va desde la ciudad hasta el pueblo de Korytnica, en la historia famoso por su tradición balnearia. Es impresionante cuántos ciclistas uno encuentra en nuestro país. Hay mucha más gente que hace ciclismo que senderismo, por ejemplo. O si no cogen la bicicleta, pues algún otro vehículo sobre ruedas. Y ya saben, que hoy hay de todo. La fantasía humana en este sentido no tiene límites. Mi amiga noruega lo comentaba con estas palabras: "Los eslovacos me parecen enamorados de las ruedas."

Como yo no pertenezco a este grupo de eslovacos locos por las bicicletas, monopatines o carriolas, preferí tomar el histórico ferrocarril de vía estrecha, que hoy día es una de las atracciones turísticas y que sirve sobre todo para los ciclistas que quieren disfrutar de la mencionada ruta, pero se conforman con tomar sólo una dirección. Mi familia y yo nos dimos por satisfechos con disfrutar de un ambiente montañoso bucólico, aunque los ciclistas actualmente pueden deleitarse con una atracción más. El portavoz del alcalde de la ciudad de Ružomberok, Viktor Mydlo, explica:

Viktor Mydlo

Mária Mangová, Foto: Flickr/Kazimierz Popławski