EURO 2020
EURO 2020

Parques nacionales de Eslovaquia – Slovenský kras

Parques nacionales de Eslovaquia – Slovenský kras

Galéria

Eslovaquia a menudo se presenta como un país situado en el corazón de Europa. Y realmente es verdad que su territorio relativamente pequeño coincide con el centro geográfico del continente europeo. Aunque no tiene mar, Eslovaquia tiene de todo: castillos, cuevas, grutas, balnearios, montañas, lagos y ciudades llenas de historia y arte. Además de todo esto, tiene 9 parques nacionales cuya superficie total es de 4.749 km2, es decir, los parques nacionales cubren cerca de un 10% del territorio del país.

Los parques nacionales de Eslovaquia son: Altos Tatras, Bajos Tatras, Veľká Fatra, Malá Fatra, Slovenský raj - Paraíso eslovaco, Slovenský kras - Karst eslovaco, Muránska planina, Poloniny y Pieniny. Hoy seguiremos en nuestra serie sobre los parques naturales presentándoles uno más, que está cavado por cañones y por muchas cuevas calcáreas que ofrecen la posibilidad de adentrarse en un fabuloso mundo subterráneo.

Les presentamos el parque nacional de…

Slovenský kras - Karst eslovaco. Este parque nacional representa el territorio kárstico más extenso y más desarrollado de Europa Central. La región es conocida sobre todo por la presencia de muchas cuevas, entre las cuales están las cuevas de Domica, la cueva de aragonito Ochtinská, la cueva de Gombasek y la cueva Jasovská que están abiertas al público. Otras cuevas notables son la de Krásnohorská y la de Hrušov. En la región también hay lagos kársticos. El lago más grande es Jašteričie jazero o lago Lagarto.

Localización del parque es…

El territorio del parque nacional de Karst eslovaco coincide con una de las cordilleras de los montes Slovenské rudohorie que forman parte de los Cárpatos de Eslovaquia sureste. Se encuentra concretamente en la zona fronteriza con Hungría, de la parte norteña está confinado por las ciudades Jelšava, Rožňava y Moldava nad Bodvou. Su superficie cubre los distritos de Gelnica, Rožňava y Košice, o podríamos decir que cubre la mayor parte de la región de Gemer.

Datos estadísticos…

El parque nacional abarca una superficie de 346 km². Fue declarado parque nacional el 1 de marzo de 2002, después de ser un área de paisaje protegida desde 1973. El karst eslovaco es la primera reserva de la biosfera eslovaca desde el 1 de marzo de 1977, cuando fue incluido en el programa "Hombre y Biosfera" de la Unesco. En 1995, 12 de las 1350 cuevas que se encuentran en el territorio del parque, fueron reconocidas como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Este parque nacional es realmente el lugar con la mayor concentración de cuevas y grutas de todo el país. El pico más alto es Jelení vrch, con 947 m sobre el nivel del mar.

Característica general del parque…

El parque está formado por un complejo de enormes llanuras y mesetas kársticas.El área está compuesta por varias capas de dolomita y caliza del Mesozoico, por debajo de la cual hay arenisca no permeable, caliza y pizarra. Las llanuras están cubiertas por bosques de roble y carpe, las colinas por bosques de roble y los hoyos de karst por bosques de picea. Los bosques de haya están en las partes que dan al norte. Las llanuras tienen muchas formaciones kársticas, como hoyos de karst con diámetros de hasta 250 m y profundidades de alrededor de 45 m, colinas cónicas y valles cegados. Una de las más conocidas de estas formaciones es Zádielska tiesňava - cañón de Zádiel. El karst subterráneo es conocido por sus profundos abismos verticales, como por ejemplo son Čertova diera - el Agujero del Diablo de profundidad de 186 m.

La fauna del parque…

Junto a los animales típicos de esta zona de los Cárpatos se encuentran aquí varios animales raros, como por ejemplo son, el Lagarto verde, el Águila imperial, el Águila culebrera europea, el Falco naumanni conocido como Cernícalo primilla. La presencia de muchas cuevas, grutas y otras cavidades y galerías geológicas atraen sobre todo a los murciélagos. De las 28 especies de murciélagos que hay en Eslovaquia hasta 20 viven en el Karst Eslovaco. En sus grutas fueron registrados durante el más reciente recuento 65 mil murciélagos de 18 especies diferentes. La especie más representada entre ellas es la del murciélago común o murciélago enano. El recuento invernal de los murciélagos se suele realizar en cerca de 100 puntos subterráneos. Gracias a la fuerte presencia de murciélagos, los habitantes de la zona colindante no sufren de la reproducción excesiva de insectos.

La flora del parque…

A parte de los bosques de roble y carpe hay muchos bosques de picea. Los bosques cubren un 78% de la superficie del parque. Entre las 1500 especies de plantas superiores en el Karst eslovaco hay muchas plantas raras, como son por ejemplo, Erythronium dens-canis que es un resto del Terciario y luego varias plantas endémicas, como Onosma tornensis, Sesleria heufleriana, Dianthus lumnitzerii. Entre las flores más típicas de los prados de este parque nacional está la pulsatila.

Lugares del interés turístico situados en el parque…

Las grutas del Karst eslovaco muestran una combinación extremadamente rara de efectos climáticos tropicales y glaciares haciendo posible estudiar la historia geológica a lo largo de decenas de millones de años. El complejo de grutas Domica tiene 21 km de largo, con aproximadamente un cuarto de él en el lado eslovaco y el resto en el húngaro. La primera mención escrita de la cueva se remonta a 1549 y desde 1932 el circuito turístico se abrió al público con más de 1.700 metros. La cueva de Gombasek fue descubierta en 1951 con 530 de sus 1.525 m abiertos al público desde 1955. La gruta también ha sido usada experimentalmente para «espeloterapia» como un sanatorio, centrado en enfermedades de transmisión aérea gracias a la temperatura constante de 9 °C, alta humedad del 98% y un microclima favorable. La cueva de hielo de Dobšinská fue añadida a la lista de componentes de este lugar patrimonio de la Humanidad sólo en el año 2000. La cueva fue descubierta en 1870 por Eugen Ruffinyi, aunque su entrada se conocía desde mucho antes. Abierta al público justo un año después de su descubrimiento se convirtió en la primera cueva iluminada eléctricamente en Europa. Aproximadamente un tercio de sus 1.483 metros de longitud está abierto desde mayo a septiembre. Aunque la cueva de aragonito de Ochtinská es justo de 300 m de largo con un circuito turístico de no más de 230 m, es famosa por su raro relleno de aragonitos, pues hay sólo tres cuevas de aragonito descubiertas en el mundo hasta la fecha. En el llamado Salón de la Vía Láctea, la principal atracción de la cueva, ramas blancas y racimos de aragonito que brillan como estrellas en la Vía Láctea. La cueva fue descubierta en 1954 y abierta al público en 1972. Y finalmente, la cueva de Jasovská fue abierta en parte al público en 1846, haciendo de ella la cueva más antigua accesible al público en Eslovaquia. Objetos arqueológicos paleolíticos y neolíticos se encontraron en la cueva con otros de la cultura de Hallstatt.

Queda añadir…

Después de Bulgaria y Rumania, el Karst eslovaco constituye el tercer lugar más grande de hibernación de los murciélagos en Europa. Cada año, durante el recuento invernal, los zoólogos suelen descubrir allí varias especies nuevas o particulares de murciélagos.

NP_Slovenský kras

Ladislava Hudzovičová Foto: TASR