Parques nacionales de Eslovaquia – Slovenský raj

Parques nacionales de Eslovaquia – Slovenský raj

Galéria

Eslovaquia es un país pequeño, bastante montañoso, boscoso, que ofrece al turista una maravillosa naturaleza prácticamente intacta que es posible conocer gracias a la excelente señalación de los senderos, a una muy buena y accesible cartografía y una densa red de transporte público, tanto de trenes como de autobuses. Moverse por los pueblos esparcidos por el país significa encontrar gente abierta, conocer la gastronomía típica, alojarse en alguna de las pequeñas y modestas pensiones y, sobre todo, sentirse tranquilos y seguros. Como ya hemos dicho varias veces, Eslovaquia tiene 9 parques nacionales que ocupan una superficie total de 4.749 km2, es decir, los parques nacionales cubren cerca de un 10% del territorio del país.

Los parques nacionales de Eslovaquia son: los Altos Tatras, los Bajos Tatras, Veľká Fatra, Malá Fatra, Slovenský raj - Paraíso eslovaco, Slovenský kras - Karst eslovaco, Muránska planina, Poloniny y Pieniny. Hoy seguiremos presentándoles otro de ellos, el que, como revela su nombre, deja un fuerte recuerdo en los corazones de todos los que lo visitan porque realmente se parece al paraíso. Este parque es muy buscado por los aficionados al senderismo, especialmente los que aman pasar por muchas escaleras de madera y de hierro o incluso por las llamadas vías ferratas.

Les presentamos el parque nacional de…

Slovenský raj - Paraíso eslovaco es un magnífico parque nacional que no se destaca tanto por los desniveles de sus montañas, sino por la forma peculiar de sus valles, por la gran cantidad de hondonadas, estrechos, barrancas, saltos de agua, cascadas, bordeados por escaleras de madera o de hierro. Gracias a la alta concentración de estos monumentos naturales los visitantes viven aquí experiencias inolvidables.

Localización del parque es…

El territorio del parque nacional de Slovenský raj está situado en la región de Spiš en Eslovaquia oriental. El parque protege el área de la cordillera del Paraíso Eslovaco, que se encuentra en el norte de las montañas de Slovenské Rudohorie que forman parte del arco de los Cárpatos occidentales. En la parte norte limita con la ciudad de Spišská Nová Ves que al mismo tiempo es un lugar ideal para acceder al parque. En lo que se refiere a su ubicación administrativa, el Paraíso eslovaco se compenetra en su mayoría con el distrito de Spišská Nová Ves, y parcialmente también con los de Brezno, Poprad y Rožňava.

Datos estadísticos…

El Paraíso eslovaco fue declarado como zona protegida en 1890 y como parque nacional en 1988. Cubre una superficie de 194 km². Con más de 300 kilómetros de senderos transitables, más de 350 cuevas que conforman un mundo subterráneo paralelo, con la cueva de hielo Dobšinská ľadová jaskyňa, inscrita desde el año 2000 en el listado del Patrimonio mundial de la UNESCO, este parque representa una joya entre los parques nacionales de Eslovaquia. El pico más alto lleva el nombre de Predná hoľa y tiene 1545 m sobre el nivel del mar.

Característica general del parque…

El parque nacional Slovenský raj forma la parte norteña del Carst de Gemer y Spiš. Es la cuenca o el cauce del río Hornád que le da el aspecto más característico al paisaje local, rico de gargantas y cañones que cortan el carst formando una gran cantidad de valles profundos, barrancas, pasos estrechos y saltos de agua. Este es el parque nacional con la mayor densidad de las barrancas en toda la zona de los Cárpatos - 4,4 sobre 10 km2.

La fauna del parque…

Junto a las cerca de 40 especies de animales típicos de esta zona de los Cárpatos como por ejemplo son el oso pardo, el zorro, el lobo, el lince, el jabalí, el ciervo, la salamandra, la gamuza o el halcón sacre, encontramos aquí numerosas mariposas (hasta 2100 especies de mariposas de las cuales 30 son protegidas).

La flora del parque…

El parque tiene una gran biodiversidad. Es rica en bosques de hayas, pinos, abetos, cedros, robles y piceas. Los bosques cubren un 90% de la superficie del parque. Entre las 930 especies de plantas superiores 35 son protegidas y 6 son endémicas. En 1936 fue declarada como protegida por el Estado la primera planta de este territorio -la flor de Plesnivec alpínsky conocida como flor de las nieves o con la palabra alemana Edelweiß.

Lugares del interés turístico situados en el parque…

De entre los puntos más visitados destacan el lago de Dedinky, la cueva del hielo Dobšinská ľadová jaskyňa y el bosque lluvioso. Entre los recorridos más recomendados están, por ejemplo, la ruta "Prielom Hornádu", que recorre el cañón del río Hornád. El sitio que ofrece la posibilidad de contemplar el mejor panorama es Tomášovský výhľad. A los amantes de las vías ferratas les recomendamos probar la que se halla en el estrecho de Kyseľ u otra que parte de la localidad de Čingov. Ambas son de nivel fácil. Otra recomendación es la ruta que va en dirección a Geravy, desde ella se puede visitar, por ejemplo, el teleférico Dedinky y la cueva Dobšinská ľadová jaskyňa. Esta cueva es una de las más famosas de Slovenský Raj y es una cueva muy curiosa, una de las más espectaculares de Europa. Le pusieron el nombre "de hielo" porque dentro se halla un monolito de hielo permanente, de un volumen gigantesco - hasta de 110 mil metros cúbicos, su superficie es de más de 10 mil m2. Además, este monolito de hielo se mueve. Existen algunas grutas similares en los Alpes, en Rumania o en Ural - en Rusia, pero ninguna tiene las dimensiones de hielo como la de Dobšinská. La gruta Dobšinská, aparte de ofrecer un escenario maravilloso, representa también un ejemplar muy precioso desde el punto de vista científico. Porque el hielo presente en ella continúa transformándose, es decir, en la parte superior aumenta y en la parte inferior disminuye. Entonces en la capa que se deshiela podemos encontrar información sobre la vida de miles de años atrás. En un ciclo de 7 500 años, más o menos, el hielo se renueva completamente. Merced a este conocimiento nosotros podemos estudiar los cambios climáticos y la contaminación del medio ambiente desde el punto de vista prehistórico y compararlo con la situación actual. Y finalmente, si están visitando Slovenský Raj, otras cosas que hay que ver desde allí son, la localidad de Levoča, los Altos Tatras, el castillo Spiš, Pieniny y Plejsy.

Queda añadir…

No tenemos ni el Niagara, ni tantos saltos de agua como en Islanda. Pero con más de 200 cascadas y saltos de agua que tenemos en Eslovaquia podemos satisfacer también a los turistas más exigentes. Y una de las localidades donde podemos encontrar numerosos saltos de agua es justamente la del Paraíso eslovaco. Entre los saltos de agua más curiosos que podemos encontrar en sus gargantas están, por ejemplo, algunos que en el lugar de la caída forman una grande olla de vorágine, en eslovaco las llamamos "krútňavové hrnce".

NP_Slovenský raj

Ladislava Hudzovičová Foto: TASR