Parques nacionales de Eslovaquia – Vysoké Tatry

Parques nacionales de Eslovaquia – Vysoké Tatry

Galéria

Hoy me toca presentarles el último, el más conocido y el más viejo de los nueve parques nacionales que tenemos en Eslovaquia. Antes de hacerlo, les quiero revelar que yo misma, a pesar de haber visitado casi todos estos parques, preparando los temas para ustedes he descubierto muchas cosas nuevas y sobre todo, la cantidad de bellezas que descubrí me han dado ganas de volver a dar vuelta por estos maravillosos rincones de Eslovaquia. Ojalá se acabe pronto la pandemia o por lo menos las restricciones más rigurosas, para que podamos descubrir los parques nacionales de Eslovaquia.

Los parques nacionales de Eslovaquia son: los Altos Tatras, los Bajos Tatras, Veľká Fatra, Malá Fatra, Slovenský raj - Paraíso eslovaco, Slovenský kras - Karst eslovaco, Muránska planina, Poloniny y Pieniny. Hoy les presentaremos el último de nuestra serie que, como ya he dicho antes, es el más conocido y el más viejo.

Les presentamos el parque nacional de…

Vysoké Tatry - Altos Tatras, conocido bajo la sigla de TANAP, es el parque nacional que coincide en su mayoría con las homónimas montañas. Su cordillera representa el tramo más norteño del arco de los Cárpatos Occidentales. Muchos de sus picos superan los 2 mil m.s.n.m. La naturaleza en estas montañas es salvaje e intacta, ofrece maravillosas vistas panorámicas y muchos senderos turísticos muy bien señalados que conducen a numerosos lagos glaciales, valles, saltos de agua o refugios de montaña.

Localización del parque es…

El parque nacional de los Altos Tatras está situado al norte del país, formando prácticamente una parte de la zona fronteriza con Polonia y estando limitada por la parte sureña por el río Váh. Desde el punto de vista administrativo el parque cubre los territorios de las regiones de Žilina y Prešov. Los puntos de llegada para acceder a los Altos Tatras son las ciudades de Liptovský Hrádok y Poprad. Mientras que las bases perfectas para alojarse y planear excursiones son las poblaciones: Štrba, Štrbské Pleso, Starý Smokovec y Tatranská Lomnica.

Datos estadísticos…

La primera mención escrita sobre los Tatras data del año 999, cuando el noble Boleslaus II, citaba las montañas como límite del Ducado de Bohemia. El parque nacional tiene la superficie de 738 km² y cuenta con 600 km de rutas de senderismo y 16 marcados y mantenidos senderos para bicicletas. Habiendo sido declarado en 1949 es el parque nacional más antiguo de Eslovaquia. Hasta 30 de sus picos superan la altura de 2500 metros sobre el nivel del mar, pero no todos son accesibles desde el territorio eslovaco. El pico más alto de este parque y también de Eslovaquia es Gerlachovský štít, con sus 2.655 metros s.n.m. Para acceder a él hay un solo sendero turístico destinado exclusivamente para turistas escaladores con experiencia. El segundo pico más alto se llama Lomnický, tiene 2. 634 metros sobre el nivel del mar. Éste afortunadamente es accesible también gracias a un teleférico.

Característica general del parque…

Los Altos Tatras se subdividen en Tatras occidentales, Tatras centrales, y Tatras Belianske, diferenciados por su composición geológica y ubicación. Las poblaciones se ubican en el llamado Camino de la Libertad que bordea el macizo del lado sur. Uno de los rasgos que hacen tan atractivo este parque nacional es la alta concentración de picos que superan los 2000 m. Su particularidad consiste también en que se trata de un rincón de Europa fuera de los Alpes que conserva características alpinas.

La fauna del parque…

La rica fauna del parque se parece mucho a la de los Bajos Tatras. También aquí viven grandes mamíferos, como son el oso pardo, el lobo y el lince europeo. Igualmente encontramos aquí varias especies raras y endémicas de insectos y pájaros. Sin embargo, los animales más típicos de este parque son la marmota de los Tatras y la especie endémica de gamuza que es la gamuza de los Tatras - Rupicapra Tatrica. Los turistas tienen que tener cuidado con los osos, porque encontrarse a un oso allí no es algo tan raro. Estos se acercan a las casas en búsqueda de comida en los contenedores de basura. Con la rápida evolución de las tecnologías es posible observar la naturaleza y la vida de los animales de los Altos Tatras a distancia y en tiempo real. Basta con visitar la página de www.kukaj.sk para ver, por ejemplo, como la marmota advierte a las gamuzas de la presencia del águila real, con breves silbidos repetidos. En base a esta señal la gamuza madre empieza a buscar a todos sus críos.

La flora del parque…

Desde los frondosos valles, los oscuros hayedos de los Cárpatos o bosques de abetos que se encaraman hasta los 1500 m, se pasa a "kosodrevina" o vegetación densa de pino enano y a los pastos de gran altitud que llegan hasta a los 2000 m. En noviembre de 2004 un ventarrón ártico que llegó del norte ocasionó enormes daños. Alcanzando la velocidad de 190 km/h creó un cinturón de 3 kilómetros de ancho y de una superficie total de 12 mil 600 hectáreas en la cual quedaron 3 millones de árboles devastados. En 2010 en una gran parte del área devastada aparecieron los primeros arbolitos nuevos y desde el 2014 ya empieza a formarse allí un bosque nuevo compuesto de pinos, píceas y abedules. En los prados podemos encontrar flores como son la flor de las nieves o Edelweiß, la pulsatila, campánula serrana o la genciana, conocida también como hierba de San Ladislao.

Lugares del interés turístico situados en el parque…

Durante el verano el parque nacional ofrece numerosos senderos turísticos y durante el invierno numerosos centros de esquí. Combinando el senderismo con el uso del funicular y de las cabinas es posible visitar numerosos refugios de montaña entre los que destacan Chata pod Rysmi, chata de Rainer y Téryho chata. (la palabra "chata" , en eslovaco, significa refugio o chalet) El más antiguo de ellos es el de Rainer que data del año 1865. Mientras que el de Pod Rysmi está ubicado en la mayor altura - en 2250 m.s.n.m. Téryho chata data del año 1899 y está situado a una altura de 2013 m.s.n.m.

Los saltos de agua más grandes y más fuertes del país se hallan justamente en los Altos Tatras, donde surgieron gracias a la actividad glacial. El salto más grande del país - Kmeťov vodopád - consiste de varios escalones y tiene una altura de 80 metros. Por otro lado entre los más visitados destaca vodopád Skok, hallándose en la mayor altura de 1789 m.s.n.m.

En los Altos Tatras hay dos observatorios astronómicos muy importantes, el más viejo data del año 1943 y se halla cerca del lago glacial de Skalnaté pleso, el segundo está situado en el pico de Lomnický, éste data del año 1962.

El valle de Bielovodská dolina, es el más grande de este macizo montañoso, lleva el nombre del riachuelo de Biela voda, que representa la línea fronteriza entre Eslovaquia y Polonia. En el pasado remoto este territorio estaba cubierto por un glaciar de 14 km de longitud y de 330 m de altura. Gracias a su presencia, en la actualidad el valle compuesto de granito y de calcare puede gozar de una riquísima flora.

Entre las poblaciones destacan Štrbské Pleso y Starý Smokovec. Štrbské Pleso es un complejo de esquí, turístico y balneario. El panorama compuesto del lago glacial alpino de Štrbské pleso junto al hotel Patria y el antiguo trampolín de esquí representan una de las más típicas imágenes de los Altos Tatras. Starý Smokovec tiene el atractivo del teleférico de Hrebienok, un punto de partida ideal para rutas de montaña en verano.

Queda añadir…

Los sherpas o porteadores de montaña eslovacos que continúan transportando cargas en sus propias espaldas representan en Europa una singularidad. En otras montañas se construyen carreteras y teleféricos. Algunos refugios incluso son accesibles con helicóptero. Sin embargo, en los Altos Tatras otras intervenciones más en la naturaleza no son admisibles. Por eso, hasta el día de hoy, los sherpas forman parte indispensable de estas montañas.

Queda añadir…

Sergi Lara García, autor de los libros "Rumbo a Eslovaquia" y "Altos Tatras y otros parques nacionales de Eslovaquia" dice que "no hay ningún otro país dentro de este contexto geográfico que reúna un equilibrio territorial tan excelente como Eslovaquia para ser disfrutado como destino turístico.

Queda añadir…

En 2019 la renombrada revista turística Lonely Planet, otorgó a los Altos Tatras el título destino de verano más importante de Europa. Los evaluadores de la revista caracterizaron los Altos Tatras como "país de los mitos" o el "paraíso de los aventureros", lleno de saltos de agua, lagos cerúleos o de animales salvajes que no se pueden ver en ningún otro sitio de Europa.

NP_Vysoké Tatry

Ladislava Hudzovičová