Športová televízia
Športová televízia

Visitamos la gruta Gombasecká

Visitamos la gruta Gombasecká

Galéria

gombasecka4.jpg gombasecka3.jpg gombasecka2.jpg

En el marco del Año Internacional de las Cuevas y del Karst les estamos presentando varias cuevas eslovacas. Para hoy hemos elegido otra de ellas, una de las más jóvenes que difiere bastante de las demás. La gruta Gombasecká o de Gombasek, que este año celebra su 70 cumpleaños, se halla en el parque nacional Slovenský kras – Karst eslovaco, a 10 km de la ciudad de Rožňava y la entrada a ella está a 250 m sobre el nivel del mar. Les invitamos a visitarla en compañía del guía Sebastián Pál Baláž.

La gruta Gombasecká con sus estalactitas de forma de paja o de alfiler forma parte de las cuevas más preciosas del Karst eslovaco. Del resto de las cuevas destaca justamente por la alta concentración de la decoración de paja o de alfileres.

En eslovaco estas estalactitas particulares les llamamos “brčko“- de la misma manera que llamamos a la pajita para beber algunas bebidas. Sin embargo, estas pajitas son largas, finas y penden de casi todo el techo de la gruta. Pero hay también otros tipos de decoraciones típicas cavernícolas como son las estalagmitas, lagos, etc.

Nos encontramos en la sala de las hadas. En su centro hay un lago que durante el año aparece y desaparece varias veces, según como se mueva el nivel del agua subterránea. Por ejemplo, en primavera, cuando se derrite la nieve, el lago está casi siempre lleno. Cuando de los alfileres que brotan del techo gotea agua sobre el lago y se refleja en las paredes, decimos que en la superficie del lago están bailando las hadas. De este baile se deriva el nombre de la sala.

¿Podría contarnos como nacen las estalactitas en forma de pajita o de alfileres?

El agua, aun cuando se encuentra en la superficie de la tierra, se oxigena con el dióxido de carbono, produciendo un ácido que disuelve la piedra caliza. Pero cuando el agua entra en la gruta, de ella se libera el dióxido de carbono, y una cantidad excesiva del carbonato de calcio se condensa en el techo en la forma cristalizada de la calcita. Es decir, gradualmente van creciendo agujas de un diámetro estable y de una longitud que puede alcanzar varios metros. La aguja más larga de nuestra gruta mide 3 metros, sin embargo, está en una parte que no es accesible para el público. De lo que pueden ver los visitantes, las agujas más largas miden cerca de 2 metros y medio. Un milímetro cubico de una pajita o de este tipo de estalactita crece entre de 7 y 8 años en esta gruta. Es una velocidad relativamente rápida, puesto que en otras grutas un milímetro de estalactitas crece entre 10 y 15 años. Este tipo de estalactitas funciona en base a una nutrición regular, de manera muy parecida a como crecen los huesos humanos. Si no reciben la cantidad necesaria de nutrición mineral, se debilitan, se produce algo así como la osteoporosis en los huesos y enseguida se rompen o incluso se pulverizan. Afortunadamente esto ocurre solo esporádicamente.

La gruta Gombasecká difiere también por su fauna. A diferencia del resto de las grutas y cuevas, en ella no hay murciélagos.

En nuestra gruta viven algunas especies de animales entre las cuales destaca el troglobiont Typhloiulus polypodus que mide solo 26 mm y tiene 294 pies. Puesto que este animal es muy pequeño y su cuerpo es trasparente, resulta muy difícil verlo. Otro animal que habita aquí es la salamandra común, que llega a entrar gracias a una estrecha hendidura que se encuentra debajo del umbral de la puerta. Las salamandras entran en la cueva sobre todo para hibernar y a veces durante los tórridos veraniegos, para refrescarse. En lo que se refiere al animal más típico de las cuevas, que es el murciélago, justamente no hay en nuestra cueva. Dado que la cueva no dispone de aberturas, chimeneas o agujeros los murciélagos no tienen forma de entrar. Podríamos decir que su presencia aquí es muy muy esporádica. Gracias a la ausencia de murciélagos nuestra gruta permanece decorada con estalactitas o alfileres, como dije anteriormente. Se comprende que su presencia no es compatible con la presencia de ningún animal volador. Ya vivimos una situación de este tipo, cuando entró un murciélago y rompió gran parte de las estalactitas. Incluso bastaba con mover las alas para crear una fuerte corriente de aire.

Entonces, se comprende que en la gruta Gombasecká no les quieren mucho a los murciélagos… ¡Ni a uno que entre por error! El guía Sebastián Pál Baláž aún nos revela algunas curiosidades.

En esta sala hay un pozo de caliza. Por arriba es posible ver una estalactita de 162 cm, que se ha formado durante casi 20 mil años. La temperatura de la cueva oscila entre 9 y 9,4°C, durante todo el año. La humedad es del 98% al 100%. En el aire hay fragmentos de aerosol que tienen efectos beneficiosos para las vías respiratorias. Por ello, esta fue la primera gruta eslovaca donde se comenzó a realizar la espeleoterapia. Hoy en día ya no se realiza, así que les recomiendo que respiren profundamente durante su estancia aquí.

En una de las paredes se halla una tabla que dice algo…

La placa conmemorativa recuerda que desde el año 1995 la gruta está inscrita en el listado del Patrimonio mundial de la UNESCO.

Y antes de terminar la visita a la gruta Gombasecká cedemos la palabra a su administrador, Ján Ambróž.

Si bien nuestra cueva está situada un poco fuera del recorrido principal, algo alejada de la carretera, el número de los visitantes es bastante elevado. Y puedo decir que todos se marchan muy satisfechos, todos dicen que valió la pena visitar la cueva y que es realmente excepcional.

Ya que la gruta celebra su 70 cumpleaños le pedimos a su administrador que nos contara algo sobre su descubrimiento.

La cueva Gombasecká fue descubierta después de la Segunda Guerra Mundial, en 1951. Fue descubierta por un grupo de espeleólogos provenientes de nuestra región, que desde hacía tiempo intuían la presencia de una gruta aquí. Para asegurarse hicieron una prueba especial. En el arroyo Čierny potok que atraviesa la gruta de hielo Silická ľadnica virtieron el agua coloreada y esta apareció delante de la entrada a la gruta Gombasecká. Este experimento confirmó su presagio de que en el espacio subterráneo local había un extenso sistema de cuevas.

cueva_Gombasecká Máte problém s prehrávaním? Nahláste nám chybu v prehrávači.


Ladislava Hudzovičová

Živé vysielanie ??:??

Práve vysielame